Clima
16° C

La Plata, Bs As.
Domingo, 19 noviembre 2017
Revista Num. 754
En medio de la discusión por la Ley de Leyes, las estructuras políticas en las cámaras tuvieron movimientos. Cómo se reacomoda cada uno de los bloques, las peleas por presidir l...
Ver Revista
Revista LA ROSCA LEGISLATIVA
Clima
16° C

Revista Num. 754
Ver Revista
LA MEDIATIZACION
Locura en la política provincial: Ottavis, ¿es o se hace?
Hace tiempo que el diputado bonaerense José Ottavis dejó de lado su responsabilidad legislativa. En La Cámpora no lo reconocen como propio, y sus pares de la Cámara baja rechazan el constante exhibicionismo. La pérdida de poder y sus consecuencias.
Locura en la política provincial: Ottavis, ¿es o se hace?
José Ottavis no para de sorprender, pero no por sus participaciones políticas, en actos partidarios con indumentaria extravagante o por ser una pieza fundamental de una agrupación territorial en la provincia de Buenos Aires. Nada de eso forma parte de la vida diaria del militante, que mantiene su cargo como diputado bonaerense y que lo ostentará hasta el 2019, cuando el mismo llegue a su vencimiento.

Lejos de ser noticia por su posicionamiento ideológico, o por sus propuestas legislativas, el hombre que saltó al mundo de la política como uno de los líderes de La Cámpora logra tener cobertura en los medios por sus apariciones en el mundo del espectáculo. En poco más de un año, desde la derrota del kirchnerismo, ha sacado a la luz un sinfín de maniobras faranduleras para ser noticia, y quienes compartían con él las sesiones en la Cámara de Diputados aseguran que por el recinto “casi no se lo ve”.

En ese sentido, según pudo saber La Tecla, Ottavis prácticamente perdió el diálogo con la agrupación ultra K; tanto él como los camporistas tomaron la decisión de cortar la relación. “Se llevó puesta a la política”, explican en pocas palabras y amenamente desde el sector más ligado a Cristina Fernández de Kirchner. En los espacios territoriales donde ostentaba poderío, como la Tercera sección, son pocos los alfiles que aún respaldan al diputado, y el resto prefiere no direccionarse hacia su figura.

Asimismo, en los pasillos de la Cámara baja de la provincia de Buenos Aires, además de considerar que su carrera política quedó fuera de plano, manifiestan que “está abocado al mundo del espectáculo”. “A Diputados va lo justo y necesario, y va a hacer puestas en escena”, señalan, y confiesan que “la única intervención que tuvo, en vez de estar escrita como cualquier discurso, estaba escrita en apuntes, como hacen en los canales de televisión”.

Conforme a lo manifestado a este medio, Ottavis dejó de ser un integrante del espacio que se autoproclamaba como un colectivo nacional y popular para individualizarse y priorizar su figura. “Las pocas veces que va a la cámara no habla con nadie, está solo, te mira como un bicho raro”, explican desde el bloque Frente para la Victoria, el cual -de título- aún preside el mediático legislador.

Así también lo afirman especialistas, que consideran que el ahora excamporista volcó su vida completamente a un proyecto personal. En conversación con La Tecla, el analista político Carlos Germano expresó que “está claro que hay un vaciamiento político en el cual no tiene ningún condimento filosófico, ideológico, y a partir de ahí termina en lo que está haciendo”. Agregó que “lo que siempre hizo Ottavis fue tratar de acumular poder en un proyecto personal”.

“Lo que nunca le interesó fue la política. En su proyecto personal es consecuente lo que está haciendo, se quedó sin política y ahora trata de llenarlo desde otro lugar; nunca hubo una construcción política colectiva, lo que hizo fue manejar poder desde una estructura”, apuntó Germano. En la misma sintonía aseveró que “es un hombre que no pudo construir nada, no fue nada más que un proyecto personal y utilizó la política para beneficio propio”. Además explicó que “al perder el Gobierno y ganar Cambiemos desenmascaró lo que toda la vida fue José Ottavis: utilizó la política para bienes personales”.

En tanto subrayó que “para el kirchnerismo, hoy Ottavis es una figura decorativa, no tiene ningún tipo de valor simbólico, da lo mismo”. “De la ridiculez no se vuelve; en la medida que empezás a actuar constantemente en ridículo, el kirchnerismo automáticamente no va a dar ninguna respuesta por vos”, sentenció el especialista.

Por otra parte, desde la misma cámara señalaron que las apariciones mediáticas al poco tiempo de consolidarse la victoria de María Eugenia Vidal en la Provincia, no son casualidad, y uno de los rumores más fuertes en los pasillos es que “está comprando su impunidad”, y hasta lo compararon con Diego Bossio, extitular de Anses. “El está comprando su impunidad, siendo funcional a todo contra lo que combatió el kirchnerismo: la banalidad de la política. Es Diego Bossio pero con un condimento extra: es Diego Bossio sin título y tratando de lograr notoriedad a partir de una vertiginosa carrera en el espectáculo”, indicaron.

“Ottavis no es una persona interesante que se pueda llevar a hablar a algún la-do, pero lo exhiben. El está construyendo el discurso de la antipolítica, la banalidad, de que los políticos son mediocres, cachivaches, grasas; por eso la exhibición”, dijeron desde uno de los bloques que se partieron a principio de 2016.

Además, un sector de la cámara enfrentado al ahora excamporista cuestionó: “¿Por qué nadie habla de la administración de los fondos que tuvo mientras fue vicepresidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires? Está comprando su impunidad”.

Así las cosas, todos coinciden en que desde enero de 2016 en adelante, José Ottavis sacó a la luz su verdadera impronta, completamente interesado por el mundo de los flashes y las cámaras y con la política un poco más lejos en el horizonte.
COMENTARIOS
  • Genéricos