La Plata, Bs As.
Viernes, 23 agosto 2019
Revista Num. 845
El Gobierno no encuentra el rumbo. Mientras, en la Provincia y en los distritos comandados por el oficialismo buscan estrategias para zafar de la caída. Efectos del cambio en Ha...
Ver Revista
Revista SALVENSE QUIEN PUEDA

Revista Num. 845
Ver Revista
12/08
DATOS
Dos vecinalismos bancaron la parada
La polarización se los había llevado puestos en las elecciones de 2017. Sin embargo, defendieron la impronta local y consiguieron victorias en las PASO de este domingo. El caso Villarino y Tres Arroyos.
Dos vecinalismos bancaron la parada

La tantas veces mencionada “grieta”, la polarización entre el macrismo y el peronismo amagó con acabar con la tradición de las fuerzas vecinales en la provincia de Buenos Aires. Por caso, en los comicios de 2017 no hubo lugar para medias tintas y el reparto de los comicios fue para Unidad Ciudadana y el ahora extinto Cambiemos. De esa manera, incluso, algunas fuerzas vecinales decidieron acoplarse a espacios consolidados para esquivar la denominada “boleta corta”.

Sin embargo, en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) arrojaron dos victorias sin especulaciones ni temores para fuerzas comunales. Ambas, en el interior de la provincia de Buenos Aires.

Por caso, en Tres Arroyos, el espacio del intendente Carlos Sánchez, Movimiento Vecinal Tres Arroyos, se impuso como la fuerza más votada con el 37,93 por ciento. Detrás, apareció TODOS con 29,49 por ciento entre dos candidatos, Juntos por el Cambio más lejos con 23,10 por ciento de votos.

Así, Sánchez se posiciona de cara a octubre para ratificar la conducción local del distrito del sudoeste que había sido derrotado en 2017.

En tanto, en Villarino, también en la Sexta Sección electoral, el espacio local Acción por Villarino se consolidó en el primer lugar y con comodidad. El actual alcalde Carlos Bevilacqua sumó 38,03 por ciento de los votos, bastante más que la ex intendenta Patricia Cobello, que salió segunda con 26,80 por ciento. Lejos, tercero, el candidato de la gobernación bonaerense, Mauro Chiarellotto, con apenas 17,16 por ciento.

De esa manera, los dos vecinalismos defendieron la parada, esquivaron la polarización y lograron llegar a octubre con viento a favor.

COMENTARIOS
  • Genéricos