Clima
13° C

La Plata, Bs As.
Jueves, 16 agosto 2018
Revista Num. 793
En un mano a mano exclusivo, el Jefe de Gabinete bonaerense dice que, pese ala crisis económica, "el objetivo es no frenar las obras". Critica duro al kirchnerismo y habla del c...
Ver Revista
Revista SALVAI A FONDO
Clima
13° C

Revista Num. 793
Ver Revista
11/02
ENTREVISTAS
Teresa García: "Una foto no legitima un acuerdo político"
La presidenta del bloque de Unidad Ciudadana-FpV en el Senado bonaerense accedió a un mano a mano con La Tecla y habló de todo: el rol de la UCR, la actualidad del peronismo y, por supuesto, CFK.
Teresa García:
María Teresa García hizo de todo: desde trabajar en fábricas de pintura y de electrónica hasta confeccionar ropa para adolescentes. Tuvo a su cargo una disquería y una librería, y ahora conduce el bloque de senadores de Unidad Ciudadana - FpV en la Cámara Alta bonaerense. No se trata de su única incursión en la política: hasta 2017 fue diputada nacional, y en los años en que el kirchnerismo estuvo a cargo del Gobierno fue secretaria de Producción de la Provin-cia. Su vida política, según sus propias palabras, estuvo muy ligada a Antonio Cafiero, pero, “definitivamente, me la cambiaron Néstor y Cristina Kirchner”. No obstante, fuera de las cuestiones militantes asegura que “lo que me voló la cabeza es algo muy chiquito aún: mi nieta Antonia, que hace poco llegó a maravillarme la vida”.

En diálogo con La Tecla, la senadora bonaerense oriunda de San Isidro habló de todo: la reconstrucción del peronismo, el rol de CFK, la pelea legislativa, el papel de la UCR y más.

-¿Cómo ve la realidad del país?
-Me he tomado cinco días de vacaciones y no tuve otra salida más que Ostende, pero lo que vi es que la temporada no es tan maravillosa como la han pintado. Hubo muchas carpas vacías y lugares de comida que estaban vacíos. A eso hay que sumarle la queja de los comerciantes, incluso la de la gente de los balnearios, que dice que no ha sido una buena temporada. Por fuera del verano, la cuestión se está poniendo riesgosa en cuanto al abandono de las personas más vulnerables. Todos supimos durante va-rios años que el Estado se hacía cargo de incluir a personas que no po-dían hacerlo, y ahora, con la caída de programas de gobierno, hemos visto pérdida de empleo y reducción de salario, que se traduce en más pérdida de trabajo, porque lo sufre el empleo tercerizado o informal, ya que se dejan de contratar a un jardinero o a un electricista, por caso. Lo que veo es un deterioro económico progresivo desde hace dos años, pero estos últimos seis meses se nota aún más.

-El último decreto de Macri prohíbe que familiares de funcionarios trabajen para el Estado. ¿Qué opina de esta medida?
-Si a esto lo hubiera resuelto en el primer mes de gobierno, uno puede estar o no de acuerdo, pero sería aceptable como medida; ahora, hacerlo en el marco del escándalo Triaca es riesgoso y le quita seriedad. El ca-so del ejemplo de Delfina Rossi (asumió y luego renunció como directora del banco Nación) es claro como vara de medida; nos acusaron de nepotismo pero resulta ser que la hermana de Triaca y la esposa de Amadeo ocupan lugares de responsabilidad; entonces, “hombre necios que acusais”... porque ellos hacen lo mismo.

-¿Qué hace bien Cambiemos?
-El manejo que tienen de la comunicación pública es asombroso. También hay buen manejo de los tiempos para mostrar a sus figuras relevantes. En algunos momentos lo sacan a jugar a Rodríguez Larreta con un tema de la Ciudad de Buenos Aires; en otras sale Vidal, como en el fi-nal de la campaña, para sa-car a pasear de la mano a Esteban Bullrich; y en otro la esconden porque es una apuesta a futuro. También su forma de comunicar de una manera esperanzadora es algo a analizar puntillosamente.

-De todas formas, no hay habilidad comunicacional sin complicidad mediática.
-Obviamente hay medios que adhieren filosóficamente al modelo de Cambiemos. La hay, y todos nos damos cuenta, porque ocultan realidades. En otros tiempos, cuando había aumentos, los medios enseguida salían a batir el parche, y hoy tapan esa noticia con cualquier otra novedad. Hay complicidad judicial, también. Hay un sector de la Justicia que está jugando como partido de gobierno, si no, no se entendería cómo exfuncionarios están presos por la presunción de que puedan tener incidencia en una causa.

-Por su lado, ¿pudieron hacer una autocrítica de los errores cometidos para perder dos elecciones seguidas?
-Hubo cosas en la última etapa de nuestro gobierno que no advertimos. Ganancias fue un tema complicado para manejar, tuvo un altísimo impacto en la sociedad.

-¿Ve a Cristina dentro de la unidad del peronismo? 
-Es como un matrimonio. Cris-tina demostró que puede armar un nuevo espacio político cuando varios dirigentes del PJ no estaban de acuerdo con ella. Creo que la cabeza de una oposición fuerte tiene que ser el peronismo, pero el gran dilema es ¿qué hacemos con los dirigentes que acaban de votar la reforma previsional? ¿Hacemos de cuenta que no pasó nada? Y cuando ganemos y esos dirigentes quieran ocupar un cargo de responsabilidad, ¿qué intereses van 
a seguir? ¿Los mismos que siguieron para votar a favor de los Fondos Buitre? Yo creo que la discusión es al revés: primero hay que saber qué es lo que queremos, hacia dónde vamos a ir y qué batalla vamos a dar; y todos los que acuerden con ese planteo, bienvenidos sean. Pensar una unidad del peronismo sacando a Cristina porque ya fue o porque perdió dos elecciones legislativas y se tiene que retirar, es negar una elección de hace dos meses, donde sacó un 37%, contra un 4% del PJ. La cuestión principal es si estamos de acuerdo en conformar un frente político que le dé batalla a Macri y a Vidal. Las reuniones y las fotos no les suman a nadie; una postal no legitima un acuerdo político, simplemente le sirve al macrismo para hacer una brecha en el peronismo.

-Hablando de fotos... Massa y Menéndez se mostraron juntos, y cuando el presidente del PJ sugirió que debía hablar con CFK, desde el massismo respondieron que no te-nían nada que ver con “el pasado corrupto”, haciendo alusión a Cristina… ¿Hay retorno después de eso?
-No hay retorno. Hay dirigentes en el peronismo que quieren acercarlo a Massa porque lo que intentan es armar alguna fuerza más o menos importante para discutir candidaturas, pero ese dirigente que se saca una foto con Massa luego tiene que leer la realidad que Cristina ha sacado el 37% de los votos y es la dirigente más importante del peronismo y la oposición. En las redes y en la calle, la pregunta es qué va a hacer Cristina, porque la gente percibe a aquellos dirigentes que van y vienen. Yo no descarto un acercamiento con Felipe Solá y otros compañeros, pero 
personalmente no creo sentarme nunca en una mesa con dirigentes que hayan acusado de corrupción a quien lidera nuestro espacio. 
COMENTARIOS
  • Genéricos