LINCOLN
19/06
Continúan los cruces por el respirador para la internación de Serenal
Funcionarios del municipio linqueño dieron una conferencia de prensa para explicar la derivación del aparato del hospital municipal a una clínica de Junín, donde el Intendente se encuentra internado. Por su parte, el bloque de concejales del Frente de Todos criticó duramente a la gestión por el episodio. Por otra parte, el último parte médico señaló que el jefe comunal se encuentra en un "cuadro moderado"
Tras las criticas por el uso de un respirador del hospital municipal del Lincoln por parte del intendente Salvador Serenal, que fue internado por coronavirus en una clínica de Junín, autoridades de la gestión linqueña hicieron una conferencia de prensa para responder a las acusaciones.

Ayer, el jefe de Gabinete, Ramón Parera, cuestionó las críticas mediáticas y políticas, provenientes fundamentalmente del Frente de Todos. "Buscan el voto sin argumentos ideológicos, usando el dolor y la angustia de otras personas", afirmó el funcionario, que estuvo acompañado por el secretario de Salud, Sergio Lorenzo, y la presidenta del Concejo Deliberante, Patricia Galinelli.

Lorenzo brindó detalles del trámite administrativo que se cursó entre el hospital municipal de Lincoln y la clínica "La Pequeña Familia" de Junín, para la cesión y posterior regreso de un respirador para el Intendente, internado desde el martes.

“Cuando su equipo médico decide la internación del Intendente, nos comunicamos con el plantel de profesionales que recibiría ese día cualquier derivación y nos plantean que estaba dentro de las posibilidades recibirlo con el cuadro que se le plantea pero que no contaban con respirador en la terapia intensiva. La institución comunica que aceptan el paciente con la condición de que se le facilite un respirador”, comenzó.

En ese sentido, reiteró que “esta es una práctica que se realiza habitualmente entre instituciones y, más aún, en pandemia donde hay un Decreto de Necesidad y Urgencia que exige la colaboración mutua de recursos, incluso el recurso humano”. 

Y aclaró: “El Intendente en ningún momento supo que tenía que ir un respirador y menos que se trasladaba un respirador del Hospital, esto fue una decisión interinstitucional requerida por la institución que recibía al paciente y acordada con la institución que deriva al paciente”. 
.
“En lo personal tomé la decisión junto con la Dirección del Hospital de derivar al paciente con el respirador, no el paciente respirado, que según el cuadro ameritaba ser en lo inmediato ingresado al respirador mecánico”, indicó el secretario de Salud. 

A su vez, subrayó: “No se dejó de atender a ningún paciente, no se le privó a ningún ciudadano de Lincoln un respirador porque el recurso, en ese momento, estaba en disponibilidad”. 

Por su parte, Parera confirmó que la voluntad de Serenal siempre fue internarse en el Hospital Municipal y que, por un pedido expreso de sus familiares, se decidió el traslado a otro centro de salud. Según añadió, medió una “cuestión emocional y psicológica", ya que en ese centro de salud el Jefe Comunal "estuvo cuidando en agonía a su propio padre”.

Respecto al estado de salud de Serenal, Lorenzo señaló ayer que el mandatario “permanece estable con leve mejoría, mantiene igual requerimiento de oxígeno que el día anterior y se encuentra en estado favorable”. 

Además, el funcionario recordó que Salvador Serenal cursa el día 12 de esta enfermedad, dentro de lo que se considera una “cuadro moderado”.

Críticas del Frente de Todos

Previo a esta conferencia de prensa, el bloque de concejales del Frente de Todos de Lincoln emitió un comunicado que apuntó contra Serenal y su gestión por el traslado del respirador para el Intendente.

"Es una vergüenza que el Intendente haya tomado un instrumento del Estado como si fuera un bien popio para trasladarlo a un sanatorio privado. Los respiradores son escasos en el contexto de pandemia que atravesamos, y más en un distrito como el de Lincoln, colapsado por los casos de Covid-19", señalaron.

En base al parte oficial sobre su salud, conjeturaron que el "Intendente no necesitaba asistencia respiratoria mecánica en el momento de su traslado" y que, por lo tanto, "se infiere que llevaron el respirador por si acaso"

"Además, el hospital municipal garantiza las mismas condiciones de internación para cualquier vecina o vecino, como así también para el Intendente o para cualquier funcionario. En ese caso, ¿por qué no utilizó los servicios de salud de nuestro hospital?", se preguntaron.

Y cerraron: "En ese contexto entendemos que no existen excusas que disculpen el accionar de Serenal. Las autoridades municipales no pueden tener ningún tipo de privilegios. Es su responsabilidad intransferible generar condiciones de equidad e igualdad ante la misma problemática"