JUEGOS EXTREMOS
16/07
Las prácticas sexuales más controversiales
Fisting, spanking, urolagnia, son algunos de los términos que La Tecla te presenta por si aún no conocías. Algunas propuestas pueden sonar muy extremas, pero otras pueden despertar la curiosidad.
La calificación de rarezas o normalidades son propias de las culturas por lo que lo ahora pueda sonar demasiado extremo para una mayoría, en otro momento podría llegar a convertirse en moneda corriente. Así como en culturas orientales la técnica del shibari (ataduras) puede ser lo más común del mundo, en Argentina, todavía es una tendencia incipiente.

Con esto en mente La Tecla avanzó en la búsqueda de términos y actividades vinculadas con el deseo y la intimidad que sonarán sorprendentes para algunas personas, inviables para otras y atractivas para otro sector. Para avanzar en el conocimiento de estos, primero es bueno saber que en estos tiempos tan novedosos que se están atravesando mucha gente comienza a fantasear con cosas que antes no se hubieran imaginado. Incluso es probable que cuando la situación pandémica esté más controlada haya un gran destape sexual de nuevas dimensiones. 

Según el sociólogo, Nicholas Christakis, lo que deparan los próximos años, tras tanto tiempo de restricciones, será una especie de re edición de los “locos años 20”: “Las personas hacen un uso intensivo de las oportunidades sociales. Hay más sexo, por ejemplo, y más personas en restaurantes y en las calles. Y empiezan a gastar su dinero. Yo creo que todo eso pasará en unos pocos años y vamos a ver un florecimiento de las artes, los negocios, del emprendimiento…”. 

Si esto resulta así es un buen momento para abrir la mente y la sensibilidad y predisponerse a conocer y aprender las posibilidades de los juegos eróticos, la amplitud del deseo y poner en práctica todo aquello que suene seductor. A continuación, se presentan varias alternativas y, si alguna te interesa, no tenés más que propiciar la conversación con quien quieras vivirlo, tener confianza con esa persona y estar abiertos a que resulte o no, pero que siempre se pueda frenar o volver atrás si alguien se siente incómodo. Nunca se sabe dónde se puede encontrar la experiencia favorita…