ESCOBAR
28/08/2020
Otra vida de un héroe anónimo que se lleva el coronavirus
Marcelo tenía 48 años, era enfermero del Hospital de la localidad bonaerense de Escobar y falleció tras contraer Covid. Sus amigos, familiares y colegas lo despiden en las redes sociales. Mirá el mensaje que le dedicó el Intendente Sujarchuck.
Marcelo Di Maio, era un enfermero de 48 años, muy querido en el ámbito de la Salud, por su gran labor y solidaridad; además por el amor con que trataba a sus pacientes. Trabajaba en el Hospital Provincial Erill de Escobar, y se convirtió en otra víctima más que se llevó este virus.



Marcelo, no tenía enfermedades preexistentes, era un hombre trabajador y dedicado a su profesión, además de padre de dos hijos. Y hoy en las redes sociales lo recuerdan, tal es el caso del sanitarista Nicolás Kreplak, quién en su cuenta de Instagram compartió el siguiente mensaje con una foto de él: “Luego de 26 de pelear en UTI despedimos a nuestro compañero Marcelo Di Maio, querido enfermero del Erill de Escobar. Tenía 48 años, sano, muy cariñoso y comprometido con el cuidado de sus pacientes. Un gran abrazo a su familia y amigxs. No nos alcanzará la vida para agradecerle”.

Además, el Intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, recordó en su cuenta de Instagram, el dolor que le genera la muerte de los vecinos por Covid. Al respecto, expresó: “Esta vez la herida nos desangra porque ha fallecido Marcelo Di Maio, hijo de nuestro querido compañero y amigo Fernando.” Además agregó: “Marcelo trabajaba como enfermero del Hospital Provincial Erill y había contraído el virus en el desempeño su tarea profesional. Solidario y generoso, Marcelo era un hombre extraordinario, comprometido en su labor diaria y siempre abocado al servicio de atender al prójimo. Sin enfermedades preexistentes, tenía 48 años y era padre de dos hijos: este maldito virus nos lo llevó”.
 



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ante la muerte de cada vecino por la pandemia de Covid-19, el dolor nos embarga. Pero esta vez la herida nos desangra porque ha fallecido Marcelo Di Maio, hijo de nuestro querido compañero y amigo Fernando. Marcelo trabajaba como enfermero del Hospital Provincial Erill y había contraído el virus en el desempeño su tarea profesional. Solidario y generoso, Marcelo era un hombre extraordinario, comprometido en su labor diaria y siempre abocado al servicio de atender al prójimo. Sin enfermedades preexistentes, tenía 48 años y era padre de dos hijos: este maldito virus nos lo llevó. En este triste e irreparable momento acompañamos a Fernando, a toda la familia, a sus amigos y seres queridos con todo el amor y cariño que se merecen. Esta pérdida nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de tomar todas las medidas de precaución. Es una responsabilidad de todos, en una manera de honrar a cada uno de los trabajadores que expone día día su vida para cuidar la salud de los 50 millones de argentinos.

Una publicación compartida de Ariel Sujarchuk (@asujarchuk) el