EN ALGO ACORDARON...
09/09/2020
Unánime rechazo político al asedio policial en Olivos
Desde el oficialismo, e incluso con repudios de sectores ultramacristas, mostraron su desacuerdo con la manifestación policial en la Quinta presidencial. Se reconoce el reclamo, pero no el método de protesta.

El arco político de nuestro país, casi sin distinción de partidos, se manifestó en las últimas horas en las redes sociales acerca del reclamo de la Bonaerense por cuestiones salariales y condiciones de trabajo.

En este contexto, la decisión de un grupo de manifestantes uniformados de trasladarse hasta la Residencia Presidencial de Olivos cerró temporalmente la grieta y evidenció un rechazo a tal medida, siempre reconociendo la justicia del reclamo.

El diputado nacional Mario Negri (UCR) sostuvo que "es legítimo" el reclamo, aunque sostuvo que "es inaceptable que su canal de expresión sea una manifestación de los uniformados ante la Quinta de Olivos".
 
En el mismo sentido se expresó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien en sus redes sociales evaluó que "no es la forma ni el lugar. Es inadmisible la presencia de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en la Quinta Presidencial de Olivos. El reclamo salarial debe ser canalizado en el ámbito que corresponda. El diálogo es el camino".
 


En el mismo sentido, el polémico legislador macrista Fernando Iglesias se mostró tajante en contra de la medida: "A favor de las legítimas reivindicaciones de la #PolicíaBonaerense. En contra del reclamo frente a la Quinta de Olivos. No es el lugar", escribió en su cuenta de Twitter.
 

Por su parte, el radical Ricardo Alfonsín, embajador argentino en España, indicó que "el fin no justifica los medios", por lo que "es inaceptable la protesta de un grupo de miembros armados de la fuerzas de seguridad en la residencia de Olivos. En esto todos los argentinos coincidimos. Y todo debemos repudiarlo", agregó.
 

A su turno, el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, mostró su "absoluto repudio a la metodología de rodear con armas y patrulleros a la Quinta de Olivos".

"Un accionar inadmisible en democracia, donde el diálogo es la única vía de resolución de demandas que corresponde", señaló.
 


Por su parte, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, consideró que "es inadmisible ir con armas y patrulleros a la Quinta de Olivos para condicionar a un gobierno electo democráticamente que mostró total voluntad de resolver los problemas a través del diálogo".

En tanto, el bloque de diputados nacionales del Frente de Todos evaluó que "rodear la Quinta
Presidencial y la Casa de Gobierno de la Provincia con efectivos armados que de ninguna manera representan al conjunto de la policía bonaerense, es una actitud de amedrentamiento que no puede aceptarse en democracia y debe ser repudiada por todo el arco político".

"Las armas y los patrulleros que le otorgan la Constitución a las fuerzas de seguridad son para cuidar a los ciudadanos y ciudadanas", agregaron.

Desde Castelli, el intendente peronista Francisco Echarren escribió: "Le pido a la Policía que no se deje usar por la política nefasta de JxC. Durantre el macrismo perdieron gran parte del sueldo que reclaman con razón. Rodear la Quinta Presidencial y Casa del Gobernador no es el camino. No permitan que usen su justo reclamo para hacer politica de la peor".