HACIA 2021
14/10/2020
Juntos por el Cambio abre una nueva interna sobre el rol del peronismo en la alianza
La reaparición del ex presidente Mauricio Macri abrió un nuevo frente de conflicto en el seno del espacio opositor, a partir del lugar que tiene el sector ligado a Monzó y Frigerio, y su responsabilidad en la derrota electoral. 
La reaparición del ex presidente Mauricio Macri dejó mucha tela para cortar, sobre todo dentro del mismo Juntos por el Cambio. Es que, cabe recordar, el ex mandatario responsabilizó al sector ligado al peronismo, liderado por Rogelio Frigerio y Emilio Monzó, de la derrota electoral en 2019.

"Fue tremendo; porque la gente vio que el esfuerzo no daba sus frutos y se volvió al pasado de más pobreza y más problemas", dijo Macri al recordar el resultado de las PASO, y señaló que uno de sus errores  como Presidente fue "haber delegado la negociación política en manos de este grupo de gente filoperonista".

"Yo como ingeniero estaba tironeado por mesas de productividad o en viajar por el país o por el mundo o en reunirme con (la jefa del PRO Patricia) Bullrich para tratar el tema de la lucha contra el narcotráfico", reconoció.

Las palabras de Macri no cayeron para nada bien dentro de este sector que aún se considera dentro del armado de Juntos por el Cambio, pese a que varios dirigentes de la Provincia ya los dejan afuera. 

En la Ciudad de Buenos Aires, no obstante, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, dijo  que los dirigentes Emilio Monzó y Rogelio Frigerio "son personas muy valiosas" y afirmó no tener dudas de que seguirán dentro del espacio.

"Para mí lo que hizo el expresidente fue hacer una autocrítica de algo que él siente que no estuvo bien. No lo tomo como una crítica a Monzó y Frigerio; lo tomo como una autocrítica del expresidente a sí mismo" interpretó Santilli, en declaraciones a la radio online FutuRöck.

Consultado sobre si Monzó y Frigerio seguirán dentro de Juntos por el Cambio, Santilli respondió: "Sí, no tengo dudas".

Tal como publicó LaTecla.Info, el espacio que lidera Monzó acompañará a María Eugenia Vidal si decide jugar en la provincia de Buenos Aires. Creen que ella podría ampliar el horizonte del espacio. Además postergan la definición por la sucesión hasta 2023. No ven con buenos ojos la vuelta de Macri a los primeros planos de la política partidaria, ya que consideran que el fundador del PRO puede ser quien rompa Juntos por el Cambio. 

Están convencidos de que debe construirse algo más grande que la alianza actual. Las claves pasarían por una democracia interna horizontal y transversal en cada uno de los 135 distritos. “El derecho a la interna es lo que garantiza la lista de unidad”, es la máxima del monzoísmo y están convencidos de que hay que dar vuelta la página: ni Macri, ni Bullrich ni Carrió. “Hay que dejar el estilo de los extremos”, afirman, y piden el regreso de los centros a la conducción. El objetivo no es el cargo, sino el cambio de rumbo.