LA TECLA PATAGONIA
09/12/2020
La mano amiga: Santa Cruz recibió la mayor cantidad de fondos en los últimos 25 años
Según un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea, la provincia comandada por Alicia Kirchner se ubica en lo más alto del podio de las transferencias discrecionales recibidas. Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner fue por lejos la más beneficiada
En tiempos donde se debate la coparticipación federal, un estudio que analiza las transferencias discrecionales del Ejecutivo nacional a las provincias dio cuenta de una notable tendencia en los últimos 25 años. En lo más alto del podio, en promedio, Santa Cruz fue la más beneficiada por este mecanismo.

Según un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea, la provincia comandada por Alicia Kirchner se ubica en lo más alto del podio de las transferencias discrecionales recibidas. Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner fue por lejos la más beneficiada.

El trabajo de Marcelo Capello, Jonás Alvarado y Francisco Santinelli Arenilla, economistas del Ieral de la Fundación Mediterránea, ubica a la provincia de La Rioja también entre las más favorecidas. En parte se explica por un reclamo pendiente que tiene la provincia por su coeficiente de coparticipación. Santa Cruz también es parte de ese lote.

El estudio del Ieral analiza las transferencias discrecionales en valores constantes y compara cuánto recibió cada provincia con relación a lo que le correspondería siguiendo los índices de distribución de la coparticipación.

"Los gobiernos provinciales reciben dos tipos de transferencias desde el gobierno nacional: Automáticas y Discrecionales. Las primeras, pueden ser de libre disponibilidad (la más importante es la coparticipación federal de impuestos) o envíos con destino específico (rutas, viviendas, etc.). Las transferencias discrecionales pueden ser corrientes o de capital, las primeras para financiar erogaciones corrientes (déficit fiscal, déficit previsional, etc.) y las segundas para financiar erogaciones de capital (inversión pública). Las transferencias discrecionales son aquellos recursos que las provincias reciben del Gobierno Nacional y que no se encuentran reglados por una ley que exponga criterios objetivos de distribución, es decir, decididas por los funcionarios del poder central", explica el informe.

"Santa Cruz fue otra provincia que durante varios gobiernos estuvo entre las más beneficiada, desde el período Duhalde hasta el segundo mandato de Cristina Kirchner, alcanzando un pico en el gobierno de Cristina Kirchner, con una diferencia porcentual del 442% respecto a lo que hubiese recibido según los coeficientes automáticas", subraya el documento.

En el segundo gobierno de Carlos Menem, la diferencia porcentual de las transferencias discrecionales en relación a los coeficientes de las automáticas dejó como ganadoras absolutas a las peronistas La Rioja con 223,5%; Santa Cruz con 160,3% y a Tierra del Fuego (administrada por el Movimiento Popular Fueguino), con una brecha de 47%.

Con Fernando de la Rúa, de nuevo La Rioja recibió 165,9% más que lo que le hubiera correspondido aplicando coeficientes de coparticipación; detrás se ubicaron Neuquén, con 57,7% y Chubut, con 45,6%. Cuando Eduardo Duhalde estuvo en el poder La Pampa, La Rioja y Santa Cruz, con 136,4%, 119,4% y 100,3%, respectivamente, fueron las tres jurisdicciones con más diferencia en relación a lo que hubiesen recibido si se seguían los criterios de giros automáticos.

En la presidencia de Néstor Kirchner, las favorecidas fueron Santa Cruz, que recibió una diferencia porcentual de 229%, mientras que a La Rioja y Chubut les correspondió 95% y 36%, respectivamente. En el primer período presidencial de Cristina Kirchner otra vez Santa Cruz se quedó con el primer puesto (442,1%), atrás quedaron La Rioja (132,9%) y Chaco (35,9%) que en ese momento estaba gobernada por la UCR.

La Rioja (127,9%), Santa Cruz (106,4%) y Chaco (78,4% ya administrada por el PJ) fue el trío que más fondos por fuera de la coparticipación en el segundo mandato de Cristina Kirchner. Con la llegada de Macri a la Rosada, la oficialista Buenos Aires recibió 75,6% más de lo que hubiera obtenido siguiendo coeficientes pautados. A La Rioja (peronista) le correspondió 41,3% y a Neuquén (Movimiento Popular Neuquino), 43,7%. 

En lo que va del gobierno de Alberto Fernández, la provincia más beneficiada con transferencias discrecionales es Buenos Aires, con una diferencia porcentual del 116%, seguida por La Rioja, con 47%. Estas dos provincias son oficialistas respecto de Nación, diferente al caso de Neuquén, administrada por un partido provincial, el Movimiento Popular Neuquino, que recibe 27,8%.