LA TECLA PATAGONIA
11/12/2020
Gobernadores patagónicos: cómo fue el desempeño en la gestión en un año atípico
La pandemia cruzó todas las áreas de gobierno e impactó directamente en la percepción de los mandatarios. La Tecla Patagonia propuso a destacados analistas que analicen la labor de Omar Gutiérrez (Neuquén); Arabela Carreras (Río Negro); Mariano Arcioni (Chubut) y Alicia Kirchner (Santa Cruz)
La crisis generada por la pandemia de Covid puso a prueba las capacidades de los mandatarios patagónicos en la gestión. Todo se exacerbó, tanto los puntos fuertes como los débiles quedaron en un nivel de exposición mayor de lo habitual.  

En el caso de los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Chubut, Mariano Arcioni y de Santa Cruz, Alicia Kirchner, esta situación inesperada los tomó al menos con experiencia previa en lo que atañe a la gestión y el gobierno. Los tres venían de mandatos previos y si bien ningún dirigente estaba preparado para transitar la crisis del coronavirus, lo cierto es que para la gobernadora rionegrina, Arabela Carreras, la situación fue doblemente difícil.  Debió transitar su primer año de mandato, que al mismo tiempo representó su primera experiencia en un cargo ejecutivo, en estas circunstancias. 

Promediando diciembre, La Tecla Patagonia, propone un análisis de la gestión 2020 de los gobernadores del sur a partir de una serie de ítems evaluadores como son “manejo de la crisis”; “relación con la Casa Rosada”; “administración económica”; “tolerancia del sistema de salud”, “presencia en terreno” y “nivel de conflictividad social”. En este sentido, fueron consultados destacados analistas y politólogos de la región. 

OMAR GUTIERREZ - NEUQUEN 

En la provincia comandada por el Movimiento Popular Neuquino, el año en términos económicos no fue bueno. Como en el resto de las provincias productoras de petróleo, los vaivenes del mercado y la paralización por las medidas de contención del Covid, se llevaron puesto casi el primer semestre del año. En la segunda parte, con la estabilización del precio internacional, algunas medidas paliativas que llegaron desde Nación y el levantamiento de la cuarentena, la situación comienza a normalizarse aunque aún se está lejos de los niveles habituales. 

La Provincia termina el año en una situación económica muy compleja a pesar de haber logrado la reestructuración de la deuda en moneda extranjera y de haber recibido varias ayudas por parte del Gobierno nacional, además de tomas de nuevos créditos. 

El manejo de la crisis de Omar Gutiérrez fue conservador.  Fiel a su formación técnica en números, se hicieron previsiones y se endurecieron las medidas al ritmo del avance de la curva de contagios. Hubo muchas medidas restrictivas que incluso se levantaron hace poco tiempo, como la no popular prohibición de circulación los domingos. Esta situación provocó que Neuquén fuera epicentro de varias de las marchas opositoras y banderazos. 

La tolerancia del sistema de Salud en general fue buena debido a la previsión que realizó la cartera sanitaria. No hubo colapsos, aunque por momentos las camas de UTI en la Capital no abundaron. 

Por último en cuanto a la relación con la Rosada, Gutiérrez supo y pudo cosechar un estrecho vínculo con el presidente, Alberto Fernández, que estuvo de visita en la Provincia en dos oportunidades este año. En una de ellas el primer mandatario se quedó en la residencia oficial El Mesidor, ubicada en Villa La Angostura a descansar durante un fin de semana invitado por Gutiérrez.  Muestra de esta relación fue el barril criollo, muy pedido por el mandatario neuquino, además del plan Gas 4 que favorecerá mucho a Vaca Muerta. El plus, un neuquino, como Darío Martínez, está al frente de la secretaría de Energía. 

En cuanto a la presencia en terreno, como siempre es uno de los puntos más fuertes de la gestión de los diferentes representantes del MPN. Gutiérrez es de recorrer la provincia, le gusta la presencia en las localidades y recibe tanto a propios como a opositores. 

Sobre el nivel de conflictividad social, si bien Neuquén es una provincial con un pasado siempre combativo, este año se dio la particularidad que se termina con varios focos abiertos. Los gremios piden la actualización de salarios y el cumplimiento de lo firmado en paritarias que establece la actualización de los mismos mediante el índice de inflación. Esto quedó suspendido por la pandemia y al parecer el año que viene sería igual. 



Aníbal Urios (Analista y encuestador. DC Consultores) 

“La disyuntiva ´economía vs salud´ provocó una caída en la imagen”


“Lo que venimos viendo con los análisis que hacemos mes a mes es que la pandemia puso en evidencia una relación rota entre la opinión pública y nuestros gobernantes por fuera de lo que es la grieta y los fanatismos. Ese 70% que está por fuera de la discusión fanática ha manifestado un descontento lógico ante la disyuntiva que atravesaron tanto el gobierno nacional como en provincial que es “Economía vs Salud”.  En esa disyuntiva se privilegió evitar el colapso durante los primeros meses pero después no supieron entender que ambas cosas eran urgentes”, expresó en diálogo con La Tecla Patagonia el analista y encuestador Aníbal Urios, director de DC Consultores. 

Y agregó: “Esto empezó a provocar una caída en la imagen tanto del Presidente como del gobernador, Omar Gutiérrez. Todos han caído porque el descontento de la gente creció. La pandemia puso sobre la mesa que ya con el discurso y el relato no alcanza. La opinión pública exige la búsqueda de nuevas herramientas para solucionar problemas estructurales.  Hoy la opinión  pública es un adolescente, todo es urgente y necesario y no confío en nadie. La pandemia mato el relato de los últimos 30 años”, expresó Urios. 

Por último respecto al mandatario neuquino sostuvo: “Tuvo un pico de imagen alta cuando en junio / julio avanzó o intentó avanzar con el armado de un Consejo Consultivo donde invitó a todas las cámaras empresariales  a buscar soluciones a la crisis que dejó la pandemia. Su imagen subió ahí porque la gente está buscando esos consensos. Luego eso quedó en stand by, no prosperó y volvió a bajar su imagen. Tiene que haber un cambio de chip y de estrategia. Otra cuestión es que Gutiérrez está en su último período posible por lo tanto el nivel de paciencia es bajo, hay un desgaste ya. Lo que pasa que esto que está pasando por lo general ocurre en el último año. Empiezan a aparecer figuras que quieren su silla y esto podría complicar un poco el panorama para los tres años que tiene por delante”, culminó el analista. 


ARABELA CARRERAS - RIO NEGRO 

El debut de Arabela Carreras en la gestión tuvo las complicaciones propias de todo inicio pero además,  la complejidad del contexto sanitario que sumó un plus de dificultad a todas las administraciones. Como si esto fuera poco, una especie de “examen” que Carreras debió pasar por ser la “sucesora de”, que no fue nada fácil,  teniendo en cuenta que la relación con su antecesor se tensó durante varios momentos. Hoy parece haber encontrado un nivel de equilibrio. 

La situación económica de la provincia es compleja, como todas este año, pero en líneas generales,  ordenada. El manejo en este sentido ha sido bueno si se compara con otras administraciones patagónicas que congelaron aumentos o pagaron tarde los salarios. Carreras sacó varios bonos y plus para el personal esencial durante la pandemia. 

Sin embargo , se evidenció un alto nivel de conflictividad social con dos claros puntos más álgidos. Las protestas de la policías, en paralelo al conflicto bonaerense; y el vigente conflicto con los trabajores de la salud que derivó en la renuncia de más de 50 jefes de servicios de hospitales. 

A estos conflictos se sumaron los originados por las tomas de tierras, algunos de buena resolución como el ocurrido en El Foyel y otros que dependen de la Nación, que todavía aguardan solución, como el de Villa Mascardi. 

Respecto a la relación con la Rosada, Carreras de a poco va logrando afianzar un ida y vuelta, algo que le cuesta porque aún la figura del ahora senador, Alberto Weretilneck, es fuerte en Capital Federal. 

Carreras tuvo mucha presencia en terreno, moviéndose hasta las zonas de conflicto, por ejemplo Mascardi, hablando con vecinos y poniéndole cara a los problemas. No siempre obtuvo buenos resultados pero lo cierto es que recorre la Provincia y de igual forma su Gabinete. En esto no es verticalista como otras gestiones donde es el primer mandatario es que lleva a cabo la presencia en territorio y no siempre su equipo. 

El punto más débil de la gestión de Arabela Carreras este año fue el relacionado al manejo de la pandemia y la tolerancia del sistema de salud. Desde el inicio, Río Negro fue una de las provincias de la Patagonia con mayor nivel de contagios. El sistema sanitario no se vio colapsado pero sí resentido en varias localidades. No hubo fuertes restricciones como en otras provincias, en general Carreras fue más laxa incluso en localidades como Bariloche,  una de las ciudades con más contagios de la provincia. 



Pablo Gustavo Díaz (Analista y consultor político. Díaz Consultores) 

“Los mandatarios que venían de una gestión anterior tuvieron una leve ventaja”


“La pandemia de coronavirus fue el contexto que marcó la gestión de todos los gobiernos patagónicos y no les ha presentado un año fácil a ninguno. Aunque, comparativamente entre ellos, corrieron con alguna ventaja los que venían con una gestión anterior como Gutiérrez o Kirchner, frente a los que debutaron en el cargo como Carreras y Melella. A las complicaciones extraordinarias de la pandemia, a Arcioni además en Chubut se le sumaron dos fuertes problemas domésticos como el económico y el político”, sostuvo en diálogo con La Tecla Patagonia el analista político, Pablo Gustavo Díaz, director de Díaz Consultores.

“Èl puede ser considerado el más resiliente, ya que a vista de lo que fue su primera mitad del año, este final lo encuentra más consolidado y bastante más aliviado. Mejorado notablemente su imagen entre el electorado chubutense”, agregó respecto al gobernador chubutense. 

“También Arabela Carreras puede ser considerada la más vulnerable. Arrancó su gestión con una muy alta expectativa generada por su doble condición de ser heredera de la gran gestión de Alberto Weretilneck, y por su condición de mujer el electorado esperaba más empatía en la gestión de la pandemia. No satisfacer esas expectativas lo pagó en imagen política, cayendo durante gran parte del segundo semestre. Hoy parece haberse estabilizado en el orden del 40%”.

Por último se refirió al neuquino y dijo: “Imposible afirmar que Omar Gutiérrez barrenó la ola, pero de todos es quien mejor desempeño tuvo para con la consideración de su electorado. Es el único que siempre superó cómodamente el 50% de imagen positiva, a pesar de sufrir una crisis productiva-laboral en su tesoro más preciado, Vaca Muerta”.

MARIANO ARCIONI - CHUBUT 

En términos económicos el año termina levemente mejor de lo que empezó. Si bien la crisis derivada de la pandemia profundizó el desequilibrio en las cuentas chubutenses, que viene de arrastre, diciembre se presenta un poquito más ordenado. La Provincia adeuda dos masas salariales y el medio aguinaldo de junio, que aún no se sabe cómo se pagarán pero se están haciendo depósitos de masas salariales completas algo que no ocurría desde hace tiempo. Además se logró reestructurar la deuda con la mayoría de los tenedores de bonos extranjeros lo que dará un respiro en los meses venideros. 

Arcioni recibió muchas ayudas económicas de Nación que también pidió un plan de reducción del déficit como condición para seguir prestando. Además, de la minería que también es fomentada desde Todos a nivel nacional. El vínculo con Nación, su cercanía a Massa y el poder que viene ganando éste dentro de la coalición, es uno de los sostenes del mandatario chubutense. 

En cuanto al manejo de la crisis, nunca ha sido un área fuerte pero se evidencia una mayor predisposición al disenso y al diálogo. Se retomó la relación con sectores internos de Chubut al Frente que ahora son convocados de alguna forma. No es la situación ideal pero tampoco es la situación de principios de año donde no había diálogo. 

Sobre la resistencia del sistema de salud, si bien ha tenido algún resentimiento en localidades grandes, lo cierto es que ha sido muy bueno. Con fuerte intervención del ministro Puratich en la toma de decisiones sobre las restricciones y los levantamientos. Chubut transitó los primeros meses de pandemia con muy pocos casos, esto sirvió para ganar tiempo en preparación del sistema de salud. Lo que ocurre es que siempre el conflicto salarial atraviesa de alguna forma la gestión. 

La presencia en territorio del primer mandatario ha sido escasa. Se lo vio mucho más en fotos en Capital Federal que dentro de la Provincia. El contraste con la gestión de su antecesor Mario das Neves fue muy fuerte en este aspecto. Algunos de sus ministros, como el de Producción, Leandro Cavaco; de Salud, Fabián Puratich; de Seguridad, Federico Massoni y de Turismo, Néstor García, han tenido presencia territorial ocasionalmente. No como en otras provincias donde los anuncios y demás hechos de gestión se trasladan a las propias localidades afectadas. 

El nivel de conflictividad social este 2020 tuvo dos etapas bien marcadas en Chubut. La primera donde bajó considerablemente respecto del año anterior, producto de las restricciones que provocó el Covid. La segunda, donde subió a partir de la presentación del proyecto de zonificación minera. 




 Carlos Pérez (Politólogo – Director carrera de Ciencias Políticas de la USJB Trelew)

“Se profundizó la crisis social a partir de la consigna de la minería”


“El desempeño de Mariano Arcioni no ha sido muy bueno durante todo este año. En principio porque ha tenido una crisis muy fuerte, una crisis emergente, que se viene desencadenando desde hace un tiempo. Arcioni ya enfrentó paros de estatales, de salud, de educación. En el medio gana la elección pero después de eso entró nuevamente en conflicto con la gran mayoría de los sindicatos”, expresó en diálogo con La Tecla Patagonia, el politólogo Carlos Pérez. 

“No ha logrado pagarle a los estatales en tiempo y forma. Se adeudan dos masas salariales y los aguinaldos del primer semestre. Creo que la pandemia fue positiva para el Gobernador porque permitió apaciguar en los primeros meses hasta que la situación social no dio más y nuevamente comenzaron las manifestaciones en las calles”, añadió. 

“Creo que básicamente la falencia pasa porque no tiene muchos ministros que puedan resolver políticamente. Le falta cuerpo político al Gabinete. Si bien es muy difícil cuando no hay dinero me parece que el manejo de la crisis todavía la queda un poco grande”, sostuvo el analista. 

“Cuando se intenta avanzar con la zonificación minera se evidencia nuevamente una gran fragmentación social. Se profundizó la crisis social a partir de la consigna de la minería. En este tema también se evidencia falta de manejo político”.  

Respecto a la relación con la Rosada, Pérez la marcó como “excelente”. “Ha obtenido de manera sistemática oxígeno financiero, esto ha permitido algunas situaciones de mejoría pero la relación aún en términos políticos es insatisfactoria porque le falta la generación de canales políticos con el PJ en la provincia, que hoy es una fuerte oposición. Si bien la Rosada lo acompaña no lo ve políticamente como un actor fundamental en el próximo armado. La relación es buena pero no para construir políticas a largo plazo”. 

Sobre la administración económica, el analista opinó que “no ha sido buena”. “Este es el principal punto a resolver y de manera rápida. En cuando al sistema de Salud, el desempeño fue bueno. El ministro Puratich hizo un buen trabajo pero creo que hacia fin de año por muchos factores estamos en una situación no deseada. En materia de gestión, el área de salud estuvo muy bien ordenada pero creo que faltó también manejo político; articulación con intendentes, con organizaciones sociales”. 

“Si pensamos al gobernador Arcioni o a su Gabinete en términos de presencia territorial me parece que tiene una materia pendiente. Excepto Puratich y Massoni, fueron muy pocos los que salieron. Está faltando política territorial, están faltando consensos. Creo que esto se da producto de la pérdida de legitimidad de base que viene sufriendo el Gobernador. Este es un eje que debe abordar en breve”, analizó Pérez. 

Por último remarcó que “el desempeño general del Gobernador no ha sido bueno. Tiene mucho por construir, por sumar y fundamentalmente mucho por escuchar. Debe apoyarse más en los Gobierno locales y sacar a todo su Gabinete a recorrer la provincia. Se vislumbra una buena construcción a partir de muchos actores que dependerá de si Arcioni se quiere dejar ayudar y de si a nivel nacional se generan nuevos acuerdos programáticos”. 

ALICIA KIRCHNER - SANTA CRUZ 

La pandemia y el manejo de la misma tuvieron un fuerte impacto en la gestión de Alicia Kirchner durante este 2020. Kirchner fue conservadora, aplicó restricciones desde el inicio pero sin embargo hubo y hay aún fuertes críticas por parte de los trabajadores de la salud. Además un cambio de ministro en el medio.  

El año se vio marcado por la crisis sanitaria en una provincia con poca cantidad de habitantes pero que tuvo en proporción una gran cantidad de contagios desde el inicio. Todavía sin reactivación en sectores como el turismo lo que genera fuertes enfrentamientos con los intendentes. 

Sobre la relación con la Rosada, si bien por afinidad política es excelente, la Gobernadora no participó de firmas, ni encuentros en Buenos Aires. Se entiende que por su edad y su condición de paciente de riesgo. Tampoco tuvo presencia en terreno este año. Nunca fue una mandataria de recorrer mucho, pero este año todas las decisiones de Kirchner fueron comunicadas desde la Casa de Gobierno por videoconferencias. 

En cambio sí su Gabinete se ha movido mucho por todas las localidades de la Provincia buscando soluciones a diversas problemáticas que se fueron presentando por el Covid. 
La administración económica fue cautelosa y ha logrado cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones. Recibió varias ayudas de Nación y tiene permitido tomar deuda. 



Rubén Zárate (Analista -Profesor e Investigador, Instituto de Trabajo, Economía y Territorio UNPA)

“Kirchner logró consolidar las cuentas provinciales y disminuir la conflictividad”

“Alicia Kirchner debería sentir una íntima satisfacción por el desempeño de este año. Luego del enorme esfuerzo de recuperación iniciado a su propio costo político en 2015, logró en este año consolidar las cuentas provinciales y disminuir de forma notable la conflictividad social. Esto también se reflejó en el desempeño legislativo, que más allá de la pandemia, se pudo mantener de forma constante en un proceso que puso en evidencia la consolidación del oficialista”, sostuvo en diálogo con La Tecla Patagonia, el analista Rubén Zárate. 

Y agregó: “Se nota también una creciente sintonía entre sus funcionarios y toda la administración pública provincial, muy adecuado a la gestión y la orientación conceptual que parece ser  la mejor forma en que la gobernadora ejerce su liderazgo; el rol de Leonardo Álvarez como Jefe de Gabinete de Ministros se viene afirmando y se generado un proceso de cumplimientos de metas que permite agregar una agenda de políticas públicas de mejor calidad. Además la planificación en todos los órdenes juega un rol central, incluso la iniciativa provincial de colaborar con los planes urbanos de varias localidades”.

En cuanto a la relación con Nación indicó: “ Tiene la mejor relación con el gobierno nacional, basada principalmente en la gestión, ha sido bien aprovechada en particular para retomar la agenda de inversiones que el gobierno de Mauricio Macri había bloqueado de varias maneras, en particular las represas que son grandes organizadoras de empresas vinculadas a la construcción y de toda una zona provincial y el cambio en la intervención de YCRT que tiene gran impacto en la zona suroeste provincial.

El manejo de la pandemia fue con altibajos, como en el resto del país. Las actividades  económicas basadas en actividades confinadas, pesca, minería, hidrocarburos, llevaron a una serie de negociaciones con empresas y gremios. Las diversas circulaciones que generan estas actividades van a exigir revisar el sistema de salud. No es casual que al lado de los indicadores de cada ciudad se agreguen las actividades, represas, mineras, yacimientos. Las ciudades más críticas respecto del uso de UTI han sido Río Gallegos, Las Heras y Pico Truncado”. 

En tanto, consultado por la gestión del chubutense Mariano Arcioni, Zárate dijo:  "Vive con alta intensidad personal su gobierno, es difícil saber cómo aplica sus criterios de evaluación en el desempeño de la gestión y el funcionamiento de la administración provincial. Sin duda el manejo de la deuda no ha permitido que haga pie con proyectos de gobierno de mediano y largo plazo. La legislatura fue modificando su fisonomía interna en este año, generado nuevos actores y juegos internos que cambian de acuerdo a los temas de agenda y en general no tienden a fortalecer al oficialismo.

La situación de Chubut llega a fin de año como empezó, con un alto nivel de conflictividad. A  las protestas sociales que acompañan su mandato desde el inicio se agregó una inédita secuencia de pronunciamientos críticos de una variedad de instituciones que van desde el obispado de la Iglesia católica con sede en Comodoro Rivadavia hasta organismos científicos y los partidos políticos en relación al método de la iniciativa legislativa para habilitar la minería de metales a gran escala en dos departamentos provinciales”. 

En este sentido añadió. “La generación de agendas de políticas públicas de alta exposición y alto riesgo parece marcar su estilo. No ha logrado organizar de forma estable su gabinete; el efímero paso Javier Touriñan, un experimentado político capaz de afrontar todo tipo de crisis pero que ahora no pudo hacer pie de forma sólida en el gobierno, es probablemente el indicador más claro.

La relación con el gobierno nacional lo ha favorecido desde el punto de visto político. Su pertenencia orgánica al espacio de Sergio Massa le agrega valor a la alianza nacional y eso lo hace valer con inteligencia. Muchos de los refuerzos en las áreas financieras y de asistencias a la gestión vienen de esos equipos nacionales”. 

Por último remarcó que el manejo de la pandemia “tuvo dos etapas, la primera con un gran énfasis en los procesos de control interno, basado en los sistemas de seguridad y la segunda más enfocada en el sistema salud con un gran protagonismo del ministro del área. Como en toda la región se pusieron en juego las capacidades efectivas del sistema, que van a requerir una mejora continua. Inversiones de varias décadas atrás han mostrado más valor que las generadas los últimos años. Llega a fin de año con un amesetamiento de la curva de contagios, de acuerdo a la evolución que reflejan los 276 reportes diarios que se emitieron hasta el momento con cifras de la situación epidemiológica”.