LEGISLATURA BONAERENSE
11/12/2020
Con exigencia de interlocutores, oficialismo y oposición se acercan por el Presupuesto
El Gobernador y Vidal acordaron los nombres de quienes expresen la voz de cada sector. El FIM, el principal escollo en la negociación. Optimismo para poder votarlo en la sesión del próximo 17 de diciembre.


A contrarreloj, el que marca la llegada de las fiestas navideñas, la Legislatura bonaerense es
escenario de múltiples encuentros entre oficialismo y oposición, tratando de ofrecerle al gobernador Axel Kicillof un apetecido regalo: la aprobación del Presupuesto 2021, junto con la Ley Impositiva.

Las reuniones que mantienen representantes del Frente de Todos y Juntos por el Cambio tienen como protagonistas a las principales espadas de ambos espacios, quienes son portavoces del sentir y el deseo de funcionarios, dirigentes e intendentes, según el caso.

El oficialismo alista por estos días a los presidentes de las bancadas de Diputados, Juan Tignanelli, y del Senado, Gervasio Bozzano. Ellos mantienen los cara a cara con sus pares Maximiliano Abad y Roberto Costa, respectivamente, aunque suele estar presente también el titular de la Cámara Baja, Federico Otermín.

La elección de los voceros de la oposición fue motivo de debate días atrás, cuando -según pudo saber La Tecla.info- el propio Kicillof levantó el teléfono y se puso en contacto con la exgobernadora María Eugenia Vidal, para analizar detalles del acuerdo en ciernes.

Las posturas se fueron acercando, aunque el mandatario provincial le hizo un pedido expreso a su antecesora: que se fijen interlocutores para el diálogo negociador, a fin de evitar dispersiones y multiplicación de voces.

"Queremos evitar que se repita lo del año pasado", comentaron desde el entorno del Gobernador, aplicándose al refrán de que "quien se quema con leche, ve una vaca y llora". Y sentenciarion: "Costa y Abad, con ellos hablamos, con nadie más".

Tras el ingreso a la Legislatura del proyecto enviado por el Ejecutivo, unos y otros fueron puliendo el rosario de pedidos para modificar, eliminar o agregar diversas cuestiones, aunque a días de la sesión del próximo 17 de diciembre hay algunos puntos que siguen trabados.

El principal es el vinculado a la reinstauración del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), que permite a los municipios contar con fondos para obras en sus distritos, y que no figura en la iniciativa original.

Los alcaldes de ambos bandos coincidieron en pedir a sus diputados y senadores que insistan con esos dineros, y así lo hicieron saber de manera pública. Primero los de Juntos por el Cambio, luego los del palo, los peronistas (especialmente los "capangas" del Conurbano).

El Ejecutivo fue receptivo de la solicitud, y aceptó incluir el FIM en la iniciativa, aunque las cifras están muy lejos de poder acercarse. Los opositores consideran que debería ser de un 10% de los gastos de capital incluidos en el Presupuesto 2021, algo así como $17.000 millones.

"Es una cifra inalcanzable", sostienen desde Economía, que ofreció 5 mil millones al comienzo, subiendo luego su oferta a $7.000 millones, la mitad de lo que esperan radicales y macristas, para repartir entre los 135 mumicipios bonaerenses a través del Código Unico de Distribución (CUD).