JUEVES 17, LA FECHA
14/12/2020
Presupuesto: más allá de la paz "Kicillof-Vidal", el Ejecutivo desconfía y se mantiene alerta
"No vamos a entrar en el juego del año pasado", advierten desde Provincia, a sabiendas que el presupuesto se tratará el jueves 17, según lo acordado telefónicamente entre el gobernador y su antecesora. Una fuente de calle 6 sospecha que la interna cambiemita puede hacer explotar la paz y advierte que "si se embarran la cancha no nos vamos embarrar demasiado". "Se aprobará en febrero", cierra.
Oposición y oficialismo se pusieron de acuerdo para darle tratamiento al presupuesto 2021 y a la fiscal e impositiva. La cita es, en principio, el próximo jueves 17 de diciembre. Sin embargo, en estos días, terminarán de pulirse algunos detalles. Todavía quedan jefes comunales de Juntos por el Cambio que hablan de "discriminación" en el reparto de obras; entre otras cosas para presionar por el FIM (Fondo de Infraestructura Municipal).

En un ameno diálogo telefónico, el gobernador Axel Kicillof y su antecesora, María Eugenia Vidal, quedaron en que la sesión en la que se aprobará la ley de leyes será esta semana, más precisamente el jueves. Al mando de las negociaciones por el lado de la oposición -según decidió la ex gobernadora- son los jefes de las bancadas legislativas, Maximiliano Abad y Roberto Costa.

De todos modos, más allá del "acuerdo" en calle 6 no se confían demasiado, y aseguran que "hasta que no se haya votado" no se van a confiar y menos aún cantar victoria. "Son muchos los actores del Pro y la UCR que tienen la constante necesidad de hacerse notar, y eso puede alterar las cosas", cuenta ante La Tecla un funcionario cercano al mandatario provincial, y agrega que "esa situación nos mantiene atentos, alertas". 

Justamente ese fue el tema central de la charla entre Kicillof y Vidal. "Queremos evitar que se repita lo del año pasado", comentaron desde el entorno del Gobernador, aplicándose al refrán de que "quien se quema con leche, ve una vaca y llora". Y sentenciaron: "Costa y Abad, con ellos hablamos, con nadie más". Pero por supuesto, a la hora de la votación, incluso las horas previas, las cosas pueden cambiar. "Ahí es donde entra en juego el 'acá estoy yo'", suma la fuente, y apunta a las "importantes internas cambiemitas". 

Se puede decir que el kicillofismo espera con ansias una semana pacífica, pero si hay guerra, se va a plantar. Aunque hasta cierto punto, no tienen pensado "pisar el palito" como sí lo hicieron el año pasado. El Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, será el encargado de dar las peleas, de decir y contestar todo lo que no puede decir y contestar el número 1 del Ejecutivo; situación que, a las claras está, no le molesta para nada. 

"Si hay que pelear, se pelea, pero hasta cierto punto; no vamos a ceder más de la cuenta. No nos vamos a enganchar en el juego del año pasado. Si no lo quieren aprobar, no lo aprobamos; se tratará en febrero, marzo o cuando ellos quieran”, sentenció la persona que charla diariamente con el gobernador, que aclara que como opción número 1 elige creer en la palabra de Vidal. "Por supuesto, la rosca va a estar, de aprobarse, será de madrugada", cierra entre risas.  

Tal como informó este medio la semana anterior, unos y otros fueron puliendo el rosario de pedidos para modificar, eliminar o agregar diversas cuestiones, aunque a días de la sesión hay algunos puntos que siguen trabados. El principal es el vinculado a la reinstauración del FIM, que permite a los municipios contar con fondos para obras en sus distritos, y que al igual que los años anteriores, no figura en la iniciativa original.

Los alcaldes de ambos bandos coincidieron en pedir a sus diputados y senadores que insistan con esos dineros, y así lo hicieron saber de manera pública. Primero los de Juntos por el Cambio, luego los del palo, los peronistas. El Ejecutivo fue receptivo, y aceptó incluir el FIM en la iniciativa, aunque las cifras están muy lejos de poder acercarse. Los opositores consideran que debería ser de un 10 por ciento de los gastos de capital incluidos en el Presupuesto 2021, unos 17.000 millones de pesos.

"Es una cifra inalcanzable", sostienen desde Economía, que ofreció 5 mil millones al comienzo, subiendo luego su oferta a 7.000 millones de pesos, la mitad de lo que esperan radicales y macristas. Lunes, martes, miércoles y algunas horas del jueves: ese será el tiempo de la rosca, de los llamados cruzados. Según pudo saber La Tecla, el Ejecutivo se guardó en el bolsillo algunas obras como para compensar a los descontentos. Pero como se mencionó antes, aflojarán hasta cierto punto, lo justo y necesario.