NOTA DE GRAFICA
16/12/2020
El presupuesto y los cargos: las condiciones detrás del reparto
La oposición pide controlar y el oficialismo quiere la Procuración. El detrás de escena de la discusión por los puestos en organismos en medio de la negociación por el Presupuesto. Mirá en el PDF la actualidad de cada uno de los puestos en disputa
Los cargos de la oposición son de la oposición, los cargos del oficialismo son del oficialismo. Ese fue el principal acuerdo al que llegaron los representantes del Frente de Todos y Juntos por el Cambio en el marco de las negociaciones por el Presupuesto 2021. 

¿Qué quiere decir esto? Que aquellos puestos que tienen como principal objetivo controlar el buen funcionamiento de la Provincia serán ocupados por personas ligadas a la alianza entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica. En el Gobierno se mostraron dispuestos a cederlos, pero esperan un gesto a cambio. Un gran gesto, en realidad. Se trata, nada menos, de la silla del Procurador General de la Provincia, actualmente ocupada por Julio Conte Grand. 

Desde el oficialismo entienden que ese cargo les corresponde. “De la misma manera que Juntos por el Cambio planteó en buenos modos la necesidad de que María del Carmen Falbo dejara la Procuración cuando asumió María Eugenia Vidal, hoy , el Frente de Todos está pidiendo lo mismo”, señaló a La Tecla uno de los dirigentes que se sientan a la mesa de negociación. “No es un intercambio, pero es una especie de acuerdo: ‘Si nos vamos a poner al día con el tema de los cargos, los de la oposición son para ustedes y los del oficialismo, para nosotros’”, parafraseó la misma fuente. 

Conte Grand no quiere dar un paso al costado. No está convencido de ello. Al menos fue lo que le contestó a La Tecla en una reciente entrevista exclusiva. Sin embargo, desde Juntos por el Cambio confían en que si el espacio se lo pide acatará la decisión. “Los cargos no son de las personas, sino de los espacios. El no llegó ahí porque se llama Conte Grand sino porque lo puso Juntos por el Cambio”, reconocen desde la alianza. 

En total, el principal espacio opositor pidió 32 cargos en distintos organismos de control y empresas del Estado que, por tradición política, son cedidos por el partido que gobierna, a fin de garantizar el buen funcionamiento de las instituciones. Ellos aseguran que cuando Vidal era Gobernadora le dio al peronismo 45 espacios. Sin embargo, en este contexto, hay que hacer una salvedad: el Partido Justicialista, el kirchnerismo y el Frente Renovador estaban separados. Por eso, en muchas ocasiones, la exmandataria se vio en la obligación de conceder ciertas demandas que quizás excedían lo que en realidad correspondía. 

Pero, como expresa el dicho, “el que paga mal, paga dos veces”; en la oposición ya tienen en claro que existe la posibilidad de no conseguir todo lo que pretenden y dar algunas batallas por perdidas. “Si en lugar de 32 son 20 pero se cubre la necesidad de control, entonces serán 20. El tema no es la cantidad sino que se pueda controlar”, reconoció un senador de Juntos por el Cambio. 

En la Provincia hay al menos doce organismos que tienen lugar para representantes de la oposición, ya sea por mandato constitucional, por ley o por acuerdos políticos de larga data. Algunos de ellos pertenecen a la órbita de la Administración Central; otros, a empresas con participación del Estado bonaerense; y también hay organismos descentralizados. 

Los que tienen mandatos establecidos quedarán así hasta que se terminen de cumplir. Eso es lo que se acordó. Los demás, ya sean vitalicios (como el Procurador) o por arreglos entre las partes, serán modificados. Cada uno tiene una especial característica, y es por ese motivo que desde las partes les dedicaron particular atención. 




Jorge Macri
“Uno de los requerimientos que pedimos es tener certeza”

En diálogo con La Tecla, el alcalde de Vicente López, Jorge Macri, aseguró que la discusión por el Presupuesto quedó ahora en manos de los legisladores. “Los intendentes manifestamos nuestras preocupaciones y ahora es tarea de los legisladores, tanto de Maximiliano Abad como de Roberto Costa, que lideran los bloques en Diputados y en Senadores. Queremos equidad en las obras, que no se discrimine a ningún vecino de la provincia de Buenos Aires en función del color político del intendente. Queremos un FIM, porque estamos convenidos, por experiencia durante toda la gestión de María Eugenia, de que veces, la Provincia tarda mucho, como trámite administrativo, en hacer pequeñas obras, y es un éxito poder llegar rápido, con recursos, a pequeñas obras en todos los barrios a través de las intendencias. No es un tema de discusión sectaria, sino de convicción para llegar rápido a las necesidades de los bonaerenses. Esos fueron nuestros requerimientos”. En cuanto al FIM correspondiente para este año, el jefe comunal señaló que no sólo no se ejecutó, sino que “ni siquiera se giraron los fondos. Ni siquiera el anticipo, con lo cual, no hay mucha confianza. Por eso, uno de los aspectos por los cuales está trabada la negociación es cómo se da certeza. Porque una vez que incumplís y rompés confianza, después requiere del doble de esfuerzo. Uno de los requerimientos que pedimos es tener certeza. No sólo nosotros, sino que también les pasa a todos los intendentes del oficialismo”.


Cuánto le queda
El particular caso del Defensor

Si bien a comienzos de la gestión de Axel Kicillof se habló de la posibilidad de que Guido Lorenzino sea removido de su cargo como Defensor del Pueblo, debido a la afinidad política que mantiene con el Frente de Todos, ahora, el panorama parece haberse modificado. Desde Juntos por el Cambio reconocieron a La Tecla que no buscarán ocupar la máxima silla del organismo hasta tanto no finalice su mandato. De acuerdo a la normativa vigente, el Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires ejerce su cargo por un período de cinco años. Lorenzino asumió en enero de 2017, por lo que recién sería reemplazado durante el primer mes del año 2022. Todavía le restan poco más de 365 días. Por ahora, la oposición se conforma con tener la silla que ocupa Marcelo Honores, de origen radical, como Defensor en Derechos Humanos y Usuarios de Servicios de Salud. “Cuando termine el cargo de Lorenzino se verá qué pasa. No está sobre la mesa de discusión, más aún porque es un cargo que tiene plazos”, sentenciaron a este medio desde la alianza opositora.