SAN ANDRÉS DE GILES
26/01
Tras el escándalo, renunciaron las dos concejalas que se aplicaron la Sputnik V
Laura Branchini y Mariana Cané, ediles de la gestión del intendente Carlos Puglieli, presentaron la dimisión a su banca tras haber sido parte de las casi quince personas que recibieron la vacuna contra el coronavirus sin ser personal sanitario. 
Las concejalas de San Andrés de Giles que se aplicaron la Sputnik V presentaron su renuncia, a raíz del escándalo que trascendió las fronteras de este municipio de la provincia de Buenos Aires.

Laura Branchini y Mariana Cané presentaron la dimisión a sus bancas, luego de que se conociera que fueron parte de las más de quince personas que recibieron la vacuna contra el coronavirus, sin ser parte del personal médico, según informó el portal Infociudad.

Las dos ediles del Frente de Todos habían pedido licencia sin goce de sueldo, mientras se iniciaba un sumario administrativo a ambas, así como a los responsables del centro de salud y de la secretaría sanitaria municipal. 

Branchini y Cané ingresaron al Concejo Deliberante tras ser electas en 2019, en la elección en la que ganó el intendente Carlos Puglielli. La primera mencionada ocupaba la presidencia del deliberativo local.


Por su parte, desde el Concejo Deliberante se difundieron dos comunicados en los que Branchini y Cané dieron sus explicaciones de su renuncia.

“Aquellos que aún no me conocen, quizás duden de la transparencia y legalidad de mi vacunación, a todos ellos quiero pedirles disculpas, no pensé el daño que podía ocasionar, y ese fue mi error. Confíe en el criterio de las y los profesionales, y lo seguiré haciendo, pues son ellos los que a diario ponen el cuerpo”, concluye en su comunicado.

Por su parte Cané expresó que “dar un paso al costado es la mejor manera de despejar toda duda respecto a la campaña de vacunación que se aproxima”.

“En ningún modo se trató de un acto de abuso de poder y que no obré, bajo ninguna circunstancia, de mala fe”.

Por otra parte, las dos ex concejalas también acusaron a los representantes locales de Juntos por el Cambio de hacer una utilización política de la situación.

“Lamento que algunas mujeres y hombres de la política local hayan aprovechado esta situación sin medir consecuencias personales ni humanas, difundiendo en medios nacionales una historia que no fue tal. Antes de escuchar mi versión en el ámbito que compartimos ya existían comunicados repudiando una acción que desconocían”, cerró Branchini.