HORAS DE TENSIóN
09/02
Pueblada: la tranquila ciudad de Rojas en llamas por un femicidio
Una manifestación para reclamar justicia por el crimen de una chica de 19 años terminó con gases lacrimógenos y un patrullero incendiado. El acusado es la ex pareja dela víctima, un oficial de la Policía Bonaerense.
El asesinato a puñaladas de una joven de 19 años desató una “pueblada” en la ciudad bonaerense de Rojas, donde hubo una fuerte protesta y graves incidentes frente a la comisaría local con balazos de goma incluidos. Por el crimen detuvieron al ex novio de la víctima.

La convocatoria fue realizada a través de las redes sociales, según consigna el portal Rojas Hoy. El objetivo era reclamar justicia por el crimen de Úrsula Bahillo, la hija de un comerciante local que fue encontrada muerta en una zona rural donde había sido citada por su expareja, Matías Ezequiel Martínez (25), un efectivo de la policía de la Provincia

Sin embargo, la manifestación enseguida se tornó violenta y hubo piedrazos, corridas y fuego. En ese contexto, incendiaron un patrullero que estaba estacionado frente a una escuela y rompieron los vidrios de la dependencia policial. 

Frente a esta situación, intervinieron agentes del Grupo de Apoyo Departamentales (GAD), quienes respondieron con balas de goma a los piedrazos de los manifestantes. Además, lanzaron gases lacrimógenos.

En el mismo sentido, también hubo marchas y protestas frente a los domicilios de dos fiscales y de un juez de paz locales.

De acuerdo a la información que publicó la agencia Telam, “nueve personas, entre ellos cuatro menores de edad, fueron demoradas por los disturbios y resistencia a la autoridad”.

El  femicida, quien – según trascendió- trató de suicidarse luego del ataque, “estaba con carpeta psiquiátrica desde septiembre del 2020” en su puesto de oficial de la Bonaerense.

Fuentes del caso aseguraron que la chica ya había denunciado a Martínez por violencia de género y tenía vigente una medida de restricción perimetral. No obstante, se cree que el ahora imputado “la citó para tener una charla y, tras una fuerte discusión, la asesinó a puñaladas y con la misma arma blanca se autoprovocó una serie de lesiones”.