NUEVOS PLACERES
19/02
Del porno al modo Only Fans
Corre la voz de esta forma de acceder y publicar imágenes pornográficas, pero todavía sigue siendo un enigma. La Tecla indagó sobre lo que hay detrás de este fenómeno y en qué reside su popularidad.
Los accesos VIP, las ediciones limitadas, los tratos exclusivos son opciones irresistibles para cierto público y por eso cada rubro genera sus propias fórmulas para hacer que usuarios y clientes sientan un trato especial. Este deseo sumado a la cuarentena mundial y duradera hizo que la opción Only Fans sea un éxito que no para de crecer.

Se trata de una aplicación paga, que ofrece variados métodos de suscripción y, a cambio, esos usuarios reciben material visual especialmente preparado. El boom de estas cuentas son las opciones relacionadas con el erotismo y la pornografía, es un espacio en el que hay libertad para compartir desnudos y escenas de alto voltaje.

La aplicación regula que el contenido sea hecho por y para mayores de edad y hacia allí migraron muchas personas que normalmente hacían contenido para páginas de pornografía. Actores y actrices porno eligen esa opción donde es más claro y más directo el vínculo con quien paga.

Como el contacto real se encuentra bastante acotado por la pandemia y, además, hay un gran crecimiento en materia de lo que tiene que ver con la exploración del deseo y la curiosidad, más y más personas se acercan a un mundo que hasta el siglo XX era comandado por hombres adultos que se masturbaban a escondidas.

Lo novedoso de este método es que se incrementó el número de gente que se anima a ofrecer material XXX a cambio de dinero, porque es muy sencillo de hacer y en tiempos de crisis económica algo que está al alcance de la mano suena muy tentador, eso sí se deja el 20 por ciento del ingreso al proveedor.

El boom de esta oferta fue cuando celebridades empezaron a crearse cuentas para que cualquier “hijo de vecino” viera a estas personas famosas mostrando cosas, de algún modo, únicas. El morbo de entrar en las mansiones de estos personajes, ver más de su intimidad, hizo que el éxito de la app creciera exponencialmente, aunque mostrar tiene la contracara de que perfectos desconocidos opinen, difundan o reaccionen de maneras poco agradables, por eso ser parte de este negocio no es una decisión que se tome de un día para otro.