VACUNAGATE
22/02
¿El sobrino de Ginés vuelve a la Legislatura cuando venza la licencia?
El massista Lisandro Bonelli debería regresar a la Cámara de Diputados bonaerense tras la licencia que había pedido en 2019 para ser jefe de gabinete del Ministerio de Salud nacional, cargo al que acaba de renunciar tres el escándalo que eyectó a González García de la cartera sanitaria. No obstante, no está del todo segura su vuelta a la banca del bloque oficialista que actualmente ocupa Micaela Morán.
El escándalo del “vacunagate” no solo provocó la salida de Ginés González García del ministerio de Salud de la Nación, sino también la del jefe de gabinete y sobrino del exministro, Lisandro Bonelli. De modo que el dirigente del Frente Renovador de San Nicolás debería volver a su escaño en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, a la que ingresó en 2017.

Bonelli había pedido licencia para asumir en la cartera sanitaria que comandaba su tío en 2019. En ese entonces, en su reemplazo, tomó posesión de la banca Micaela Morán, también massista de la Segunda Sección Electoral.

Ahora, Bonelli tendría intenciones de reasumir en la Legislatura, pero “su licencia fue pedida con fecha de vencimiento, que es a fines de abril y recién ahí podría volver”, indicaron a La Tecla fuentes legislativas oficialistas. De hecho, las autoridades del bloque del Frente de Todos ya le comunicaron al nicoleño que no podrá reasumir antes de esa fecha.

Pero el regreso tampoco estaría seguro una vez que caduque el pedido de licencia. Desde el propio oficialismo hay quienes apuestan a la continuidad de Morán hasta el fin del mandato (diciembre de este año), y de esta manera evitar que la lupa mediática se pose sobre el bloque que aceptaría el regreso de un legislador que quedó inmiscuido en el escándalo de la vacunación VIP.

En horas recientes, medios nacionales apuntaron afirmaron que Bonelli supuestamente digitaba quiénes accedían al vacunatorio VIP, muchos de los cuales eran allegados suyos de San Nicolás.

La revelación del periodista Horacio Verbitsky de supuestas ventajas para algunos dirigentes del oficialismo y personalidades cercanas para acceder a la vacuna contra el coronavirus, desató un fuerte rechazo en la política, por lo que el presidente Alberto Fernández le tuvo que pedir la renuncia a González García.

Luego comenzaron a salir a la luz nombres - algunos confirmados y otros no- de vacunados sin ser considerados personal esencial. El de Bonelli fue uno de ellos. Sin embargo, el ex jefe de gabinete aclaró a este medio que se inoculó y por qué lo hizo.

“Corresponde como lo establece el protocolo por ser personal de salud al frente de la pandemia y por estar quince horas al día con un ministro de 75 años de edad”, explicó Bonelli a La Tecla.