ACLARACION
23/02
Diputado provincial desmiente ser un "vacunado VIP"
El legislador possista Walter Carusso negó haber sido beneficiado con algún privilegio. Atribuyó la información a "algunos sectores malintencionados que sólo buscan obtener determinado rédito político desde la descalificación.


Luego de las acusaciones por una supuesta vacunación irregular, que La Tecla recogió ayer, el diputado provincial de Cambio Federal, Walter Carusso, aclaró hoy algunos aspectos del proceso por el que fue inoculado con la Sputnik V.

El legislador radical, que responde al intendente de San Isidro, Gustavo Posse (Juntos por el Cambio), aseguró en las redes sociales que “algunos sectores malintencionados que sólo buscan obtener determinado rédito político desde la descalificación sin importarle la salud de la población” y consideró que es “lamentable la utilización política”.

Tras el estallido del escándalo del vacunatorio VIP, que costó el cargo al ministro de Salud, Ginés González García, el legislador de la Primera Sección 
sostuvo: “Nunca ejercí privilegio alguno y nunca lo hará. No me he vacunado de manera irregular ni he sido favorecido, no se han vacunado a mis padres que tienen más de 80 años ni ningún otro miembro de mi familia”..

Carusso se aplicó la primera dosis el 4 de enero en el Hospital Central de San Isidro, tras registrarse a finales de diciembre de 2020 en el plan "Buenos Aires Vacunate" y cumpliendo los tres requisitos exigidos: “Estaba inscripto en el programa de vacunación, era grupo d de riesgo y menor de 60 años”.
 

“El plan de inscripción establece que uno de los subgrupos de vacunación prioritaria es el de las personas de riesgo y está compuesto por los padecen enfermedades preexistentes. Entre las enfermedades preexistentes padezco dos, la diabetes (soy insulino requirente) y la enfermedad cardiovascular ya que tengo una angioplastia desde 2016”, agregó Carusso.

En referencia al lugar en el que se inoculó, sostuvo que “desde el inicio de la pandemia, me reúno todos los lunes en el Hospital Central de San Isidro con el equipo de la Secretaría de Salud, para informarme acerca de la evolución del virus y la situación epidemiológica de la provincia ya que tengo una responsabilidad como diputado provincial”.

“Lo aquí manifestado es lo que ocurrió realmente  y debo aclararlo ya que no hago público mi estado de salud que sólo es conocido por  mi familia y mis amigos cercanos, es algo que preservo de mi vida privada y que no interfiere con mi actividad como legislador”, finalizó.