AUDIENCIA
03/03
Cristina y Kicillof sacan pecho y van por un triunfo judicial en la causa "dólar fruta"
Con transmisión pública pero vía remota, la vicepresidenta y el gobernador se presentarán el jueves ante la Cámara de Casación, luego que el Tribunal decidiera elevar la causa "dólar futuro" a juicio oral. Van en busca del sobreseimiento. En el entorno del mandamás provincial confían en un resultado positivo
Tanto la vicepresidenta Cristina Fernández como el gobernador Axel Kicillof entienden que en la causa dólar futuro tienen todas las de ganar. Pese al procesamiento, hasta gran parte de la prensa que suele castigarlos fuerte les da la razón. Por eso es que la idea era ir el jueves a las 10.30 a Comodoro Py y realizar su propia defensa, de manera pública, con los medios presentes. 

Una les salió bien, la otra no. La Cámara Federal de Casación Penal autorizó que la audiencia se transmita al público, pero rechazó el pedido para que se les permita asistir de manera presencial a Tribunales. O sea, la declaración de la ex mandataria y del ex titular de Economía será de manera virtual.

"En lo que respecta a la trasmisión en directo de la audiencia por los medios periodísticos que así lo requieran, y a fin de garantizar la publicidad del acto, corresponde hacer lugar al pedido efectuado", decidió el presidente de la sala I de Casación, Daniel Petrone, según informó Télam. 

No obstante, en cuanto al pedido del abogado de la Vicepresidenta, Carlos Beraldi, señaló que no dará lugar porque la declaración se hará "de modo virtual y remoto" a raíz de la "emergencia sanitaria declarada ante el avance del coronavirus".

¿De qué se trata la presentación? Es el llamado previo a resolver pedidos de sobreseimiento en el caso por inexistencia de delito. Los jueces de la sala I del máximo tribunal penal federal escucharán a la expresidenta y al gobernador Axel Kicillof. También pidieron estar presentes para el trámite los procesados exdirector del Banco Central, Alejandro Vanoli, y su exvicedirector ( hoy a cargo del BCRA), Miguel Angel Pesce.

CFK y Kicillof argumentan que las pericias realizadas cuando la causa llegó al TOF 1 determinaron que la operatoria de dólar futuro era un instrumento idóneo como "herramienta de control para la estabilidad monetaria y cambiaria del país" y que no hubo perjuicio para el Estado nacional, sino, por el contrario, se produjeron ganancias.

Luego de diversas resoluciones -tal como informó Clarín-, el caso llegó por vía de apelaciones a Casación, que convocó a las partes a una audiencia preliminar para el 1º de marzo, fecha que coincidía con la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso Nacional y en la Asamblea Legislativa de la provincia de Buenos Aires.

Vale recordar que la causa dio comienzo cuando diputados del Pro denunciaron que entre agosto y noviembre de 2015, el Banco Central cerró contratos a dólar futuro con los cuales, supuestamente, se habrían ejecutado maniobras irregularidades. 

El fallecido juez Claudio Bonadio consideró que hubo delito y procesó a Cristina Kirchner, a Kicillof y a exdirectores del Banco Central por presunta administración infiel en perjuicio de la administración pública.

Sin embargo, tanto Cristina Kirchner y como Kicillof, quien era ministro de Economía al momento de los hechos investigados, solicitaron sus sobreseimientos cuando el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 ratificó el año pasado que se llevaría a cabo el juicio oral. Claro, habían aparecidos "pruebas" -sostienen en Gobernación- de que no había tal "administración infiel".

En las exposiciones que hubo hasta el momento, la defensa de ambos dijo que las pericias determinaron que la operatoria de dólar futuro era un instrumento idóneo como "herramienta de control para la estabilidad monetaria y cambiaria del país" y que no hubo perjuicio para el Estado nacional, sino, por el contrario, se produjeron ganancias.

Por supuesto, el 1 del Ejecutivo bonaerense, ha hablado sobre esta causa en más de una oportunidad. "En Comodoro Py a esta causa no la llaman dólar futuro, la llaman dólar fruta" dijo tiempo atrás, a la vez que calificó al procesamiento como "una aberración jurídica", ya que, si la venta de dólares a futuro fuera un delito, tendrían que ir presos "todos los banqueros centrales de la historia".

Y señaló que operar en el mercado de divisas para evitar una corrida cambiaria es una práctica que se hace en todos los países del mundo. "Bonadio trata de encontrar corrupción en nuestro gobierno. Buscó una figura para poder acusarnos de algo", puntualizó el ex ministro.

Además, hizo hincapipé en que el BCRA intervino para mantener el valor de la divisa "como em su momento operó el Banco Central de Macri con Lebac". "Si esto fuera delito, estarían hasta las manos el Presidente, el titular de la entidad bancaria y el ministro de Hacienda".