SANTA CRUZ
04/03
¿Ruptura K?: la postergación de Alberto, falta de anuncios y el manejo para otros
Por estas horas el Gobierno santacruceño experimenta un distanciamiento con Nación. Hay enojo por la falta de soluciones y molestan algunos gestos de la Rosada. Los entretelones de una relación con permanentes idas y vueltas
Vía: La Tecla Patagonia

Nadie podrá decir que Alicia Kirchner está peleada con Alberto Fernández. Principalmente, porque no es así. La buena relación política entre ambos fue ratificada en los últimos días, cuando la mandataria santacruceña dio su apoyo a la candidatura del Presidente para conducir el PJ a nivel nacional, integrando la lista que lo llevará como principal candidato. Sin embargo, se evidencia cierto malestar. 

Concretamente, las molestias son de gestión. En el Gobierno santacruceño entienden que falta celeridad en algunas decisiones políticas, y también faltan gestos. Por caso, la designación del gobernador neuquino Omar Gutiérrez al frente de la OFEPHI no cayó bien en Alcorta 231. Una de las candidatas para conducir la entidad era Alicia, que contaba con el apoyo de otros gobernadores y la medalla de haber sido impulsora de la vuelta del "barril criollo" en plena crisis por la pandemia. Sin embargo, no hubo banca de la Rosada. 

A ello, se sumó que en las últimas semanas estaba prevista la visita del Presidente Fernández a Caleta Olivia, con su "Gabinete federal", en el marco del cumplimiento de la ley de capitales alternas. Sin embargo, el viaje fue suspendido hasta nuevo aviso. En cambio, el mandatario visitó Bariloche este miércoles. Los rumores indican que no viajó a Caleta para evitar recibir los reclamos por los problemas del suministro de agua, aún sin resolver en la localidad del norte santacruceño.

Más allá de eso, en el Ejecutivo provincial hay malestar con la gestión. Consideran que no fueron beneficiados en el reparto de obras de Nación. Tampoco hubo movimientos en torno a algunos proyectos sensibles para la provincia, como los reembolsos por puertos patagónicos, la habilitación definitiva de la Zona Franca en Río Gallegos y la finalización de Autovía Caleta Olivia - Comodoro Rivadavia. 

Pese a la presencia de funcionarios en las altas esferas de poder, Santa Cruz perdió peso en las decisiones de relevancia, y lo sufre. El Presidente tiene sus favoritos y da mucho lugar a los aliados de la región. El aperturismo daña a los propios, que esperan mayores gestos y acciones que permitan una mejor imagen ante una sociedad que exige soluciones a diario.