HABLAN LOS DENUNCIANTES
13/03
El "contexto" de la denuncia contra Quereilhac y el "error" de no incluir al gobernador Kicillof
Los denunciantes de la esposa del gobernador salieron a explicar las razones que los llevaron a hacer la llamativa presentación judicial, a pesar de que la propia Sarlo reconoció como un error haber dicho que el ofrecimiento para vacunarse había sido "por debajo de la mesa". Además, sostienen que tendrían que haber incluido al mandatario, ya que seguramente "estabas al tanto, no solo de esto sino de todo el vacunatorio VIP que hay en la provincia".
Ante las críticas recibidas a través de las redes, los liberales macristas que presentaron una denuncia por "hacerse pasar por funcionaria pública" contra la esposa del gobernador Kicillof, Soledad Quereilhac, se vieron en la necesidad de salir a "explicar" el porqué de la presentación. E incluso avisaron que también tendrían que haber denunciado al mandatario, pero se les pasó.

"Quiero darle un poco de contexto a esta denuncia penal por el Vacunatorio VIP que hicimos junto a José Luis Patiño y Rodrigo Forlenza y por qué Kicillof saltó como leche hervida aun cuando desde Republicanos Unidos no habíamos hecho pública ni difundido la denuncia contra su mujer", explicó el referente macrista de la CABA, Yamil Santoro. 

"Lejos de tratarse de un caso de 'Lawfare', la denuncia a la mujer de porteño Kicillof, Quereilhac, se encuadra como una ampliación dentro de nuestra denuncia original del Vacunatorio Vip que ha llevado a la imputación de Ginés González García y otros. Denuncia que ampliamos cada semana", agregó el dirigente amarillo, adelantando que se vienen más presentaciones. 
 

A su vez, Santoro sostuvo "el propio Kicillof reconoció que 'A Sarlo se le consultó si quería participar de una campaña de concientización'. No existe categoría jurídica de 'relacionista público de vacunas' u 'sujeto de promoción publicitario' o nada por el estilo. Es decir, es otro caso de corrupción", concluyó, contundente, en apenas cuatro renglones el Vicepresidente de Republicanos unidos.

"Independientemente de la finalidad detrás de la vacuna, sea vacunar a familiares por izquierda como Carla Vizotti, porque uno asume que los quiere, o querer usar vacunas para mejorar la propia imagen o de una campaña, lo cierto es que vacunar a quien no le corresponde es ilegal. Oficiar de intermediario en un accionar ilegal es de por sí ilegal. Pero en este caso se suma que la mujer de Kicillof, por interpósita persona, estaba gestionando cosas atinentes a la gestión pública sin contar con aptitud legal suficientes y eso, también, es ilegal", resumió el abogado.
 

Por último, a modo de cierre, en el último tuit de "la explicación", Santoro indicó que "de la gestión de la mujer de Kicillof claramente se desprende un accionar delictivo. Bien podría encuadrar en el art. 246 inc. 1 de usurpación de autoridad como hemos sugerido nosotros. O podría, en cambio, ser un proxy para la comisión de un delito por parte de Kicillof", concluyó.

Antes, ante el descargo del mandatario provincial, el ex candidato a diputado por el Pro, obviamente no perdió la oportunidad y se sumó al hilo con un par de comentarios. En uno de ellos admitió incluso que "fue un error" no incluir al propio gobernador en la denuncia penal.

"Axel, que ustedes vivan cometiendo hechos de corrupción no me vuelve un denunciador serial por denunciarlos. De hecho, creo que fue un error no haberte puesto en la denuncia porque seguro estabas al tanto no solo de esto sino de todo el vacunatorio VIP que hay en la provincia", provocó el dirigente macrista libertario; y culminó: "Mucho lawfare pero sería mejor que hagas bien tu laburo y se dejen de jugar con vidas ajenas avalando estructuras de corrupción".

Vale señalar que, tal como publicó La Tecla más temprano, enterado de la denuncia, Kicillof interpretó que de esta manera  "se cierra así el triángulo del lawfare: Clarín, Comodoro Py y el macrismo. La denuncia es un absurdo sin pies ni cabeza, como tantas otras. Ni siquiera tiene que ver con la campaña de concientización para la vacunación".

Y en otro tuit, con el mismo enojo, aseveró que "ahora la acusan de hacerse pasar por funcionaria pública. No soy abogado, pero es una figura que se podría usar, por ejemplo, cuando quien no ha sido elegido diputado se sienta en una banca y pretende votar. O exhibe una credencial falsa de policía para hacer una inspección", explicó el ex ministro de Economía.

"Obviamente, el objetivo es el mismo que el de la “denuncia” de Sarlo y la tapa de Clarín: ensuciarme a mí, a mi familia y a la campaña de vacunación de la Provincia de Buenos Aires", prosiguió. Y se la jugó de cara a lo que viene: "Seguramente vendrá ahora una nueva tapa difamatoria en los diarios: 'Denuncian a la esposa de Kicillof por las vacunas VIP'. Y luego, tal vez, una citación a declarar y nuevas tapas de diario", afirmó.