DIPUTADOS
28/03
Con amplio respaldo se aprobó en general la reforma de Ganancias
La Cámara de Diputados aprobó en general esta mañana con un amplio respaldo político el proyecto de ley de reforma del impuesto a las Ganancias que eximirá de ese tributo a más de un millón de trabajadores, lo que permitirá mejorar el poder de compra de asalariados y jubilados.

La iniciativa se aprobó por 241 votos que fueron aportados por el Frente de Todos, Juntos por el Cambio (JxC), Interbloque Federal, Unidad para el Desarrollo, Acción Federal y el Movimiento Popular Neuquino, y tres abstenciones.

El proyecto de cambios en Ganancias dispone un aumento de la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos brutos.

Esta medida beneficiará a 1.267.000 personas, entre trabajadores y jubilados, con lo cual quedará exento el 93 por ciento de los asalariados.

Es la primera sesión ordinaria del año. El dato inusual es que se realizará un sábado, algo que no sucedía desde el 5 de enero de 2002, cuando se aprobó la derogación parcial de la Ley de Convertibilidad que establecía la paridad entre el dólar y el peso.
 

El recinto comenzó a tratar este tema pasadas las 23.30 del sábado y, teniendo en cuenta la larga lista de oradores anotados, estaba previsto que la norma sea votada pasadas las 7.20.

Uno de los detalles de la sesión es la presencia en las bandejas del recinto del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien llegó para seguir de manera presencial las exposiciones de los diferentes bloques.

El costo fiscal de esta reforma será de unos $48.000 millones que se financiará con un aumento del consumo y otro gravamen a las empresas, que se comenzará a discutir en las próximas semanas.

En el inicio del tratamiento, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda y miembro informante de la iniciativa, Carlos Heller, integrante del Frente de Todos, sostuvo que con los cambios que se plantean ser volvería “a la situación histórica donde solo el 7% de los trabajadores quedarían alcanzados con el impuesto a las Ganancias”, ya que serían “1.267.000 trabajadores, trabajadoras, jubilados y jubiladas que dejarían de pagarlo”.

A su turno, Facundo Moyano, también del oficialismo, destacó que el Gobierno es consciente de “las dificultades que atraviesan las administraciones de todos los países del mundo por la pandemia” y que “por eso es doblemente elogiable que se pueda materializar este beneficio en este contexto”.

Luego tomó la palabra Vanesa Siley, presidenta de la comisión de Legislación del Trabajo, quien remarcó “la perspectiva de género de este proyecto cuando refiere al reintegro de gastos por guarderías y cuidados que cargan sobre la espalda de muchísimas mujeres trabajadoras”.

Por el lado de la oposición, el diputado Luciano Laspina, de Juntos por el Cambio, consideró que “Ganancias es un impuesto que se aplica en todo el mundo y es el más progresivo que se conoce”, porque “parece que fue un impuesto ideado para los gerentes de las multinacionales y no es así, está hecho para que paguen más los que más pueden pagar”.

“Recordemos que en marzo de 2016 se subió el mínimo no imponible, y que en diciembre de 2016 un proyecto de Sergio Massa lo llevaba a las nubes con el apoyo del kirchnerismo”, dijo el legislador del PRO.

Por el radicalismo, Luis Pastori opinó que, si bien “se trata de un proyecto mal diseñado”, su espacio va a acompañar la medida “porque es un alivio temporal”, pero pidió no “ser hipócritas” y tener en cuenta que “los trabajadores que ahora tendrán un beneficio lo pueden perder en muy corto plazo”.

Más adelante, el sindicalista y diputado del Frente de Todos, Carlos Cisneros, señaló que la medida “es una repuesta a los planteos” que venían “haciendo desde las organizaciones sindicales” y le agradeció Massa “por las incorporaciones” que les permitió “incorporar a los gremios”.

En la previa del debate, Massa garantizó que las modificaciones al Impuesto a las Ganancias será aprobado aunque los diputados tengan que “sesionar toda la madrugada”.

A lo largo de la extensa sesión, la Cámara de Diputados ya dio media sanción al proyecto de reforma del régimen de Monotributo y el que actualiza la Ley de Doping en el Deporte siguiendo el nuevo Código Mundial Antidopaje 2021.

Además, el recinto aprobó la Ley de Educación Ambiental y la declaración de zona de desastre en el Sur, que establece una ayuda económica y beneficios legales e impositivos por los incendios forestales en la Comarca Andina, en los departamentos de Cushamen y Bariloche.

Los puntos claves del proyecto de Ganancias:

La iniciativa busca elevar a $150.000 brutos ($124.000 netos) el monto por debajo del cual los trabajadores en relación de dependencia no pagarán el tributo y, en el caso de los jubilados, a 8 haberes mínimos ($164.570) el tope de exención sobre los ingresos jubilatorios. Del pago del tributo también quedará exento el aguinaldo.

En el caso de los asalariados, el nuevo umbral representa un aumento de 66% respecto al monto a partir del cual un asalariado soltero y sin hijos pagaba Ganancias y en 25% en el caso de los casados con dos hijos menores, que empezaban a pagar el impuesto unos pesos antes de llegar a ganar $99.000.

Según los cálculos de Massa y la AFIP, esto significa que, entre asalariados y jubilados, unos 1.267.000 actuales contribuyentes serán beneficiados sea porque pagarán menos o porque dejarán de pagar, al menos por un tiempo, el tributo.

Según números del oficialismo, los cambios beneficiarán a tres de cada cuatro empleados de Comercio y a dos de cada tres de los trabajadores de transporte, logística y almacenamiento, que dejarán de pagar o pagarán menos que antes.

Además, se duplicará la deducción por hijo con discapacidad, actualmente de $78.833 al año, y se prorrogará la exención en el impuesto a las horas extras del personal de salud por la pandemia de COVID-19.

Si es aprobada tanto en Diputados como en el Senado, nueva ley se aplicará con retroactividad al 1 de enero, con lo que los empleados en relación de dependencia beneficiados recibirían con los haberes de abril el reintegro de los cargos por Ganancias que les fueron deducidos en el primer trimestre del año.