NOTA DE GRAFICA
29/03
Cifras desiguales: el infranqueable techo de cristal
El mapa de la Justicia bonaerense muestra una desproporción entre jueces y juezas. Las mujeres son más en cargos menores, pero menos que los hombres en los puestos jerárquicos
“Feliz día, delincuentes”, decía el ofensivo mensaje publicado por el juez de Casación Federal, Juan Carlos Geminiani. Fue el 8M, el mismísimo Día de la Mujer, y a ellas fue dirigido. Todo un mensaje, toda una definición.

La presencia de la mujer en la Justicia es una deuda -una de tantas- que tiene la sociedad argentina. Más allá de ciertos progresos en cuanto a la representación, lo cierto es que aún falta un enorme camino por recorrer para que la perspectiva de género (el número de mujeres en los tribunales es solo un aspecto) atraviese de lleno al Poder Judicial, donde es inequitativa la proporción por sexo. 

El último informe realizado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, mostró que el denominado “techo de cristal” aún no ha podido ser destruido. Es decir, ganan presencia en puestos inferiores, pero no logran la misma participación en cargos jerárquicos. 

Según el informe, que analizó la totalidad de los Superiores Tribunales y Cortes, se observa que las mujeres acceden en un 22% al cargo de ministra; 33% al de camarista; 44% al de jueza; 45% al de jueza de paz; 55% al de secretaria de Corte; 66% al de secretaria de Cámara y 65 por ciento al de secretaria de Juzgado. 

Los guarismos en la provincia de Buenos Aires, con mayor o menos tendencia hacia la presencia femenina en juzgados, tribunales y cámaras, muestran el mismo patrón: mayoría de hombres en los puestos superiores, ventaja de las mujeres en cuanto a lugares de funcionarias (desde la atención de mostrador hasta los cargos jerárquicos), donde son casi el 62%. En cuanto a jueces y juezas, tomando todos los cargos (incluídos los de suplentes) suman 736 hombres contra 470 mujeres. 

Más datos: según el mismo organismo, en los juzgados de Primera Instancia de la Provincia, los jueces son el 59 por ciento y las juezas el 41 restante. En tanto, en la Cámara de Apelaciones, el 77 por ciento son varones. La simple observación de la fotografía con los integrantes de la Suprema Corte bonaerense es toda una pintura de la realidad. De los siete integrantes, sólo una es mujer: Hilda Kogan. Del total, solo cinco siguen en funciones tras el fallecimiento de Héctor Negri –exministro decano del cuerpo- y la renuncia de Eduardo De Lázzari. 

Ante esta desbalanceada presencia de la mujer en la Justicia, el senador provincial Francisco Durañona (Frente de Todos) presentó un proyecto para imponer la paridad de género en ese ámbito. La iniciativa contempla un 50-50 desde la Corte hasta el último tribunal. 

Un antecedente en el mismo sentido lo marcó una propuesta similar que, años atrás, presentara la diputada radical Sandra París (Juntos por el Cambio), quien también es una de las representantes de la Legislatura en el Consejo de la Magistratura. Este último órgano, cuya presidencia ejercía hasta su renuncia Eduardo De Lázzari (falta que la Corte nombre reemplazante), está integrado por 40 miembros, incluidos suplentes, secretarios y subsecretarios, de los cuales solo 9 son mujeres.




Francisco Durañona, FdT
Una reforma que alcance a la Corte y al Consejo de la Magistratura

El senador peronista Francisco “Paco” Durañona (FdT), aseguró que “uno de los dramas que tiene la Argentina tiene que ver con una profunda reforma en la organización del Poder Judicial”. En este marco, el legislador dijo que en su proyecto propone paridad “en todo el Poder Judicial, incluyendo el Consejo de la Magistratura”, y explicó la forma de ir logrando esa igualdad. "Lo que ya ha sido constituido no se puede modificar, sino que, hacia adelante habrá que priorizar la designación de mujeres en esos cargos hasta lograr una equidad, una equiparación con la cantidad de hombres que hoy ocupan cargos judiciales”, señaló. “Si uno toma la experiencia en relación a los cargos legislativos, hay que reconocer que esa política fue muy exitosa, el avance fue muy claro y contundente y en un lapso de tiempo bastante razonable”, agregó. Durañona celebró "la decisión que ha tomado el gobernador Axel Kicillof de avanzar rápidamente en completar los cargos vacantes en el Poder Judicial", añadiendo que "con esta mirada, con esta reglamentación, creemos que va a acelerar los tiempos en cuanto a la paridad". Respecto a la posibilidad de lograr apoyos dentro de la misma Justicia, mencionó que “el año pasado trabajamos mucho con los foros, con los Colegios, las Asociaciones de Aagistrados y de Abogados, y hay un consenso respecto del avance de las políticas de paridad. En esta temática no veo que hoy haya mayor discusión”.


Daniela Reich, senadora por JxC
“Hay datos que son alarmantes en la Justicia de la Provincia”

La senadora Daniel Reich (JxC) aseguró que “si uno mira la composición del Poder Judicial es preocupante, se ve la discriminación en la distribución por género en cuanto a cargos jerárquicos en la Justicia”. “La paridad en el ámbito legislativo demostró que, estando mujeres en distintos espacios, cambia la agenda de la discusión, poniendo en el debate público temas que tienen que ver con los derechos de las mujeres”, explicó. Además, sostuvo que “hay datos de la Provincia que son alarmantes, hay muchas diferencias y ahí es donde te das cuenta de la existencia del famoso techo de cristal: quiénes ocupan los cargos jerárquicos y cómo es la composición general de los cargos entre quienes trabajan en la Justicia”. Tras recordar que tanto en la Corte provincial como en la nacional hay solo una mujer, dijo que “lo mismo pasa con las ternas que llegan a la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos, que tienen que estar basadas en la meritocracia, pero necesitamos que se refleje en una elección paritaria”. En tal sentido, la legisladora cambiemita explicó que “el Consejo de la Magistratura está compuesto por 18 personas de diferentes posturas, distintos espacios, y solo hay tres mujeres. El gobierno se jacta de tener un ministerio de las Mujeres, pero hay una sola mujer representando al Poder Ejecutivo (de los ocho, solo Noelia Fernández, como suplente) en el Consejo. Por parte de Juntos por el Cambio, dos de las tres personas que nos representan son mujeres: Nidia Moirano (Senadores) y Sandra Paris (Diputados)”.