CORONAVIRUS
30/03
Los municipios actúan frente al alza de casos y el fin de semana largo
En el caso de General Alvarado, municipio turístico, instalarán retenes en los accesos al distrito. En el conurbano, Quilmes volverá a la peatonalización de sus polos gastronómicos, mientras que en San Isídro ratificaron que no se restringirán actividades. Pergamino confirmó que las dependencias estatales continuarán con sus tareas, sin apelar al teletrabajo
Frente al alza de casos de coronavirus en la provincia de Buenos Aires y las alertas de los gobiernos nacional y bonaerense,  los municipios fueron tomando distintas medidas para mantener la actividad privada y pública en marcha.

En el caso de General Alvarado, frente a la llegada de turistas por el fin de semana largo de semana santa, desde el Municipio anunciaron que instalarán controles en los accesos

Según reportó El Diario de Miramar, en los accesos por rutas 77, 11 y Camino Independencia se colocarán retenes en los que se verificará la temperatura corporal y exigencia de la aplicación Cuidar para comprobar permisos de circulación 

El fin de semana largo de semana santa en plena alza de casos en un tema que preocupa en el conurbano bonaerense, el área más populosa de la Provincia. En ese sentido, un municipio volvió a la peatonalización de sus polos gastronómicos.

El Municipio de Quilmes informó que los corredores gastronómicos ubicados en Quilmes, Bernal y Solano estarán habilitados durante el fin de semana y que bares y restaurantes podrán colocar sus mesas y sillas en determinadas calles que serán peatonales desde las 19 a las 0.

Frente a la situación epidemiológica actual, la comuna que lidera la intendenta Mayra Mendoza solo permitirá la atención al aire libre, sin concurrencia en lugares cerrados. A su vez,  el Municipio sumará medidas para poder garantizar el funcionamiento de los corredores gastronómicos con agentes de tránsito y policías.

No se permitirá la apertura de locales bailables, la utilización de patios internos de locales gastronómicos, y se restringirá el uso de los salones de fiesta.
 


En el caso de San Isídro, el municipio continuará sin restringir actividades, apelando a los cuidados individuales.

“Vamos a ratificar cada uno de los protocolos que rigen las actividades económicas y recreativas que fuimos habilitando”, anunció el intendente de San Isidro, Gustavo Posse. 

Y remarcó: “El camino es seguir apelando a la responsabilidad de cada uno, para que lo que no se frene la economía y al mismo tiempo no se ponga en riesgo la salud.”

Por su parte, el municipio de Pergamino, en el interior bonaerense, el intendente Javier Martínez, negó restricciones en las actividades en la administración local. Esto en referencia a la propuesta del Gobierno nacional de que las dependencias estatales retomen el teletrabajo, en aras de evitar contagios.

“Durante este año hemos aprendido a cuidarnos y lo vamos a seguir haciendo. Reforzaremos la prevención y el cumplimiento de los protocolos y aislamientos cuando sea necesario. Pero tenemos que seguir”, indicó el alcalde de Juntos por el Cambio a través de sus redes sociales.

Y agregó: “Hay que seguir arreglando calles, cortando césped, colocando luminarias, controlando el tránsito, atendiendo a los vecinos. El personal de salud sigue en la primera línea cuidando a todos los pergaminenses, nosotros sigamos tomando todos los recaudos para cuidarnos entre todos”.