TURISMO
01/04
Intendentes neuquinos molestos por los cortes de ruta en Semana Santa
Distintos jefes comunales de la provincia manifestaron su disgusto y preocupación por la decisión de los autoconvocados de la Salud de impedir el acceso a la localidades turisticas durante el feriado largo
Uno de los sectores más castigados por la pandemia del coronavirus, fue sin lugar a dudar el turismo. A pesar de una leve remontada durante el verano, el aumento de casos de covid-19 en todo el país amenaza con retrotraer los permisos para la actividad en los próximos meses. Por este motivo, en la región tenían muchas expectativas puestas en estos 4 días de Semana Santa.

Sin embargo, una protesta salarial puso en jaque los planes de buena parte de las administraciones de las localidades turísticas de la provincia de Neuquén. Sucede que trabajadores autoconvocados de la Salud realizaron diversos cortes de ruta que impidieron el acceso a los viajeros durante buena parte de la jornada.

Al respecto, el intendente intendente de San Martín de los Andes, Carlos Saloniti, recalcó que "intentar visibilizar un conflicto promoviendo daños colaterales al resto de los ciudadanos nos parece, por lo menos, inadecuado".

En la misma sintonía, el jefe comunal de uno de los destinos turísticos más importantes de la provincia agregó: "Creemos que deben agotarse todas las instancias, antes de llegar a situaciones tan extremas y que afectan a otros ciudadanos" sostuvo, aunque aclaró que "todo esto no va en desmedro del trabajo incansable y solidario que han tenido a lo largo de esta pandemia los profesionales y trabajadores de la salud".

Por su parte, el alcalde de Villa Pehuenia, Sandro Badilla, manifestó que, "para localidades como la nuestra, la llegada de turistas resulta indispensable en la recuperación de la economía local, tan golpeada en 2020", y que por ese motivo están "en total desacuerdo en la forma elegida de reclamo".

Añadió: "Impidiendo llegar a turistas a nuestra localidad, se afectará directamente al sector turístico, directo y complementario, perjudicando así a miles de familias que planificaron este fin de semana largo como el último período de recuperación económica de la temporada de verano", subrayó.

En tanto, el alcalde de Junín de los Andes, Carlos Corazzini,  emitió un comunicado en el que subrayó que "llevar adelante un corte total de los accesos a la localidades turísticas de la provincia no hace más que agravar la situación del sector y, en consecuencia, menores ingresos al Estado para poder dar respuesta a las demandas, como en este caso el reclamo salarial del sector de salud".

Arremetió: "Junín no tiene tanta temporada estival, nuestro fuerte es el turismo religioso de Semana Santa y no está ingresando nadie; hay cuatro kilómetros de cola con un contrapiquete de turistas y vemos que, si tienen que pasar la noche arriba de los autos, es probable que se caigan las reservas".