06/04
Femicidio de Lucía Pérez: la Legislatura impulsa jury contra los jueces de la causa
La Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados decidió acusar por unanimidad a los magistrados del Tribunal N° 1 de Mar del Plata, Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas por negligencia, incumplimiento y parcialidad manifiesta.
En su primer fallo, la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados decidió acusar por unanimidad a los magistrados del Tribunal N° 1 de Mar del Plata, Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas por negligencia, incumplimiento de sus deberes y parcialidad manifiesta al absolver a los tres acusados del femicidio de Lucía Pérez.

La denuncia fue impulsada por Victoria Donda, Lucila De Ponti, Araceli Ferreira, Gabriela Cerruti, Romina del Plá y Facundo Moyano, diputados nacionales y funcionarios del Gobierno, tras conocerse la decisión de los jueces de resolver la libre absolución de los acusados de “delito de abuso sexual, con acceso carnal, agravado por haber causado la muerte de la ofendida y habiendo sido favorecido por el suministro de estupefacientes”. 

“La niña fue drogada, abusada sexualmente y asesinada, por lo que la sentencia dictada lejos de ajustarse a derecho evidencia una clara arbitrariedad, que deja impune el femicidio, de lo que demuestra con supina claridad la incompetencia e incumplimiento a los deberes del cargo de los juzgadores”, señalaron los denunciantes. 

Asimismo, resaltaron que “se expresa repetidamente que la sentencia responde a un criterio androcéntrico, incompatible con el bloque constitucional y los Derechos Humanos, ya que no contemplaron la inclusión de la perspectiva de género por delitos sexuales, que dejaron pasar por alto”.

En esa dirección estiman “las denuncias que la resolución traduce la aceptación de la violencia contra las mujeres como mecanismo de control por parte de los hombres, destacando que consigna que la muerte fue un final trágico y lamentable producto de la vida de una adolescente rebelde, lo que desconsidera lo principal que es el derecho esencial de la niña y la protección que se le debía”.
 

“Se ha expresado también que realizaron un juzgamiento patriarcal de la vida sexual de la niña, basado en el análisis de sus relaciones sexuales y actitudes previas, justificando de ese modo la entrega de drogas a la menor, con el fin de abusar de ella en forma brutal, sin respetar sus derechos ni la protección que las leyes le asignan, agregando ese Colegiado que ello resulta acreditado con la compulsa de las actuaciones y lo finalmente resuelto; nulificando la resolución la instancia superior con pleno arreglo a derecho y de un modo ejemplar, que se erige como doctrina jurisprudencial señalando un camino para el tratamiento de futuras cuestiones de la misma naturaleza”, expresan.

Por ello, la Bicameral acusó a los magistrados de “no reunir las condiciones que la Constitución y las leyes determinan para el ejercicio del cargo; incumplimiento de los deberes inherentes al cargo; y acción u omisión que implique la buena conducta que exige la Constitución para el desempeño de la Magistratura”.   

Según pudo saber LaTecla.Info, el jury para este juicio estará integrado por los conjueces titulares Carlos Fernando Valdez, Guillermo Ernesto Sagues, Diana Graciela Fiorini, Lisandro Daniel Benito y Ramiro Alonso López, y tres suplentes; por los senadores Gabriela Demaría, Gustavo Soos y Roberto Costa, y los diputados Santiago Nardelli y Rocío Antinori, además de tres suplentes.

En la misma reunión de la Bicameral, -encabezada por Mario Giacobbe (presidente), Leandro Blanco (vicepresidente) y Agustina Propato (secretaria)- también se analizaron las denuncias contra el juez Rubén Rivero titular de la UFIJ Nro 4 de Olavarría por “presunto abuso sexual intimidatorio por relación de poder” y el caso de la titular del Juzgado de Paz de San Vicente Maria Juliea Ormaechea, acusada de obastaculizar 366 denuncias de violencia de género y violencia familiar sin procesar ni iniciada la investigación. En los dos casos dictaminó que avanzará el juicio político.         



El caso de Lucía Pérez

Lucía Pérez tenía 16 años cuando murió el 8 de octubre de 2016 en Mar del Plata, en un presunto femicidio que involucró a tres hombres y que derivó en un caso judicial de alto impacto mediático y social. La sentencia del juicio, iniciado en 2018, absolvió a los acusados de los cargos por “femicidio y abuso sexual agravado por acceso carnal” pero si los condenó por venta y suministro de estupefacientes. 

Los argumentos del Tribunal Oral Nro. 1 de Mar del Plata fueron que “la adolescente no era virgen, tenía experiencia sexual previa y un carácter fuerte” y que “Lucía no estaría con nadie sin su consentimiento”. La actuación del Tribunal tomó estado público y el 12 de agosto de 2020 el Tribunal de Casación Penal de la Provincia anuló el fallo de la absolución y ordenó la inmediata realización de un nuevo juicio. 

Bajo la figura de “mal desempeño en sus funciones” en mayo de 2019 un grupo de legisladores nacionales presentó ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia un pedido de jury contra los jueces del Tribunal.