SEGUNDA OLA
07/04
Medidas en La Plata y Olavarría: intendentes Pro hacen oídos sordos a las críticas de JxC
"Buscamos el equilibrio entre cuidar la salud y la economía. Realizamos en conjunto con la Provincia los controles necesarios para garantizar el cumplimiento de estas medidas. Entre todos vamos a poder superar esta pandemia”, remarcó el jefe comunal platense, Julio Garro. En La Plata, desde anoche, las actividades se cortan a las 0 horas
La capital provincial es el distrito en el que más aumentan los casos y por eso es que el intendente Julio Garro, más allá de las críticas de su propio espacio, decidió no esperar a las normativas provinciales y nacionales, y en el día de ayer ya anunció una serie de medidas restrictivas para intentar evitar que los contagios continúen propagándose a gran velocidad.

Así las cosas, las actividades nocturnas quedaron suspendidas a partir de la medianoche de ayer y sin fecha límite. Y se dispuso la prohibición de las manifestaciones artísticas en bares y cervecerías.

"Buscamos el equilibrio entre cuidar la salud y la economía. Realizamos en conjunto con la Provincia los controles necesarios para garantizar el cumplimiento de estas medidas. Entre todos vamos a poder superar esta pandemia”, remarcó el jefe comunal de Juntos por el Cambio.

En tanto, el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, remarcó que prioriza "el no colapso del sistema de salud", y se diferenció de la postura de Juntos por el Cambio, que en un documento abogó "por el respeto de las libertades".

"Estamos reforzando controles que intentan sostener lo comercial y productivo que impacta en el bolsillo de los vecinos", dijo el jefe comunal en declaraciones efectuadas a radio Provincia.
 

Con relación a la postura de Juntos por el Cambio, su espacio político, que en un documento abogó por el respeto de las libertades, el intendente aseveró: “yo priorizo el no colapso del sistema de salud de mi ciudad”.

"Todo empezó el 23 de marzo, el día que tuvimos un pico importante. Empezamos a evaluar la curva de positividad, vimos que los casos venían en alza y que también crecía la ocupación hospitalaria, por lo que iniciamos las primeras medidas restrictivas", relató el mandamás, según publicó Télam.

Agregó que durante el fin de semana largo por Semana Santa se restringió el horario nocturno hasta las 0 horas, se suspendieron las visitas a geriátricos y las reuniones sociales de 20 a 10 personas pero que el lunes "la situación se complejizó con 254 casos en un día, con casi 600 testeos" y que por ese motivo se suspendieron también "competencias deportivas", aunque no la práctica deportiva.

Señaló que “la población está preocupada” y que se observa “un relajamiento generalizado de las medidas de cuidado". "Creo que por esa razón la comunidad ha tomado bien las restricciones y pedimos empatía con el personal de salud que está cansado, que viene de un año muy largo”, completó.