ANUNCIOS
08/04
Intendentes de la oposición advierten que la situación sanitaria es grave y piden consenso
Así lo manifestaron Gustavo Posse, jefe comunal de San Isidro, y Guillermo Montenegro de Mar del Plata al ser consultados por las medidas anunciadas desde el ejecutivo provincial. Además, Posse reconoció que "no se nos ocurrió nunca que los estados y las empresas iban a salir a comprar vacunas porque los precios hubiesen sido inaccesibles".
El intendente de San Isidro, Gustavo Posse afirmó en declaraciones radiales que el crecimiento de los casos positivos "tiene que ver con un desmadre de las relaciones sociales, de las conductas individuales y colectivas".

Además, el jefe comunal, integrante de la coalición de Juntos por el Cambio, se refirió a la polémica por la compra de vacunas: "No se nos ocurrió nunca que los estados y las empresas iban a salir a comprar vacunas porque los precios hubiesen sido inaccesibles".

Respecto del cierre de comercios, confirmó que "se va a controlar si hay descuidos incumplimientos. Me parece que debe haber diálogo, consenso, cuidando la salud del comerciante y el cliente".

Por último, Posse analizó que ahora "la situación es grave. Cuando uno se dedica a gobernar está concentrado en que las cosas salgan bien", y deslizó que "ahora no hay lugar para la opinión. El año pasado lo hice y logré que empezaran las clases porque hubo voluntad para que esto sucediera".


El intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, también se refirió a las medidas anunciadas por el ejecutivo provincial. Lo hizo mediante una conferencia de prensa brindada a las 13 y allí afirmó que "este aumento de casos implica extremar los cuidados personales, no hay posibilidad alguna para la discusión de política partidaria. Vamos a poner todo lo que tengamos para que se cumplan las restricciones horarias" expresó Montenegro.

Además, el jefe comunal agregó: "Esto es muy dinámico, no es una foto, estamos en Fase 4, pero faltan las indicaciones de la provincia para la ciudad", y pidió “consensuar las mejores medidas que puedan llegar a generarse para que los marplatenses tengamos esta situación lo más controlada posible, pensando en el laburo y la salud”.

En ese sentido, el Intendente Guillermo Montenegro remarcó que "no están los decretos, vamos a tener que esperar algunas cuestiones concretas. Es una situación que la venimos monitoreando desde comienzo de la pandemia. Se ha trabajado de manera importante entre municipio, provincia y nación, y cuando uno ve lo que esta pasando a nivel nacional esta claro que estamos en una segunda ola".

Finalmente, reconoció que "se vienen charlas con autoridades nacionales y provinciales para ver como seguimos de acá en adelante. Queda claro que hay restricciones y cierre de comercio de 0 a 6 y prohibición de circulación también de 0 a 6", al tiempo que subrayó no estar de acuerdo con la prohibición de la circulación "pero entiendo la postura del gobernador, el tiene el mapa completo y no puede ver solo a la ciudad de Mar del Plata" concluyó el intendente.