SEGUNDA OLA
09/04
"No vamos a acatar medidas irracionales", adelantó agrupación de comerciantes sobre las restricciones
La Unión de Emprendedores de la República Argentina (UERA) emitió un comunicado en el que rechazaron las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández para evitar la circulación de personas y los contagios de coronavirus.
Las restricciones a la circulación decretadas por el Gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus, generó el rechazo de la Unión de Emprendedores de la República Argentina (UERA), que anunció que no las van a acatar.

"Es importante seguir trabajando e insistir en que no vamos a acatar medidas que nos parecen irracionales y que van a destruir al comercio", aseguró la entidad a través de un comunicado de la entidad, que reune a monotributistas, autónomos, comerciantes y empresarios pymes del país

Según el comunicado, a los comerciantes los "sancionan" cuando estuvieron "todo el tiempo cuidando a la sociedad". 

"Los comercios, los emprendedores y los bares no somos los responsables de los aumento de casos", aseguró la entidad", señalaron desde UERA.
 


En ese sentido, afirmaron que las medidas del Gobierno nacional "están señalando a los comerciantes, a los dueños de restaurantes y bares como los responsables de los aumentos de casos y el crecimiento de la pandemia en la Argentina".

La entidad solicitó al Gobierno nacional "repensar el plan de ayuda" a comercios y locales gastronómicos. Las medidas de restricciones horarias establecen que los restaurantes y bares deben cerrar a partir de las 23.

"Todos sabemos que el crecimiento de la pandemia y de los casos nada tiene que ver con los comercios y emprendedores. Ese crecimiento se da en la falta de control en las fiestas clandestinas, en los espectáculos, marchas y actos políticos masivos", señaló Rodolfo Llanos, presidente de la UERA, en declaraciones a Perfil.

Y cerró: "Que (el presidente Alberto Fernández ) no crea que juntándose con la CGT o la UIA va poder tomar las mejores decisiones para el país, porque ninguno de ellos tiene un comercio ni tiene que despedir gente cuando tiene que cerrar".