NOTA DE TAPA
13/04
Entre lo que entró y lo que se declara, hay números que faltan
La información sobre la ejecución presupuestaria es escasa, y desde la oposición advierten que dejarán de acompañar proyectos del Ejecutivo si los datos no aparecen. Lo expuesto en el informe ante la Bicameral de Seguimiento y lo recibido desde la Nación. Todas las cifras, una por una, en el PDF.
Después de un año y cuatro meses de gobierno, trazados por una pandemia que trastocó todos los planes y proyecciones, y a tiro de una nueva contienda electoral que socava aún más la grieta política, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires esconde muchos números de lo que lleva gastado desde el inicio de la gestión, tanto en la atención de la crisis sanitaria como en el desenvolvimiento cotidiano de todas las áreas del Ejecutivo.

La ejecución presupuestaria 2020 es un misterio que necesita revelación, para transparentar una gestión que, si bien no ocultó la utilización de millonarias cifras para paliar los efectos del coronavirus, margina datos sobre el destino de las partidas de cada ministerio, muchas de las cuales debieron redistribuirse, o quedaron a la espera de ejecución de los programas para los que fueron estipuladas. En ese contexto, la oposición empieza a exigir con más vehemencia información que el oficialismo provincial retacea y guarda con extremo celo.

En un año donde los aportes extraordinarios del Gobierno nacional se multiplicaron exponencialmente, también por consecuencia de la pandemia, la administración conducida por Axel Kicillof ahorró dinero por el no pago de los compromisos de la deuda, y tuvo mucha libertad de movimiento a partir de trabajar con un Presupuesto prorrogado de 2019.

Y si bien hubo efectos que atentaron contra la recaudación propia, una serie de planes con facilidades para que los deudores regularizaran su situación le permite recuperar gran parte de ese dinero que se había dejado de abonar.

El último informe (sexto) que el jefe de Gabinete bonaeerense, Carlos Bianco, presentó ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Emergencia consta de 502 páginas y un apartado de otras 70 con información presupuestaria. Pero los datos suministrados están lejos de conformar a propios y extraños. Fue un senador del oficialismo el que le dijo a este medio que “ni siquiera nosotros tenemos herramientas como para defendernos cuando desde Juntos por el Cambio nos cuestionan la falta de datos”.

El legislador acusó que “el Ejecutivo le esconde los números a todo el mundo, y cuando pedimos información, rara vez la pasan completa”. Desde hace tiempo, la coordinación entre calle 6 y el palacio donde se dictan las leyes necesita ajustes, y es un reclamo casi permanente de los propios.

Desde la oposición facturan ahora “la buena voluntad” de haber votado el Presupuesto 2021 sin detalles de los gastos del año pasado, y advierten que no darán curso a proyectos que involucren partidas presupuestarias si antes no aparecen esos números. “Nosotros no tenemos acceso a la ejecución presupuestaria, y cuando uno la solicita, te contestan por escrito cuestiones que no se pueden verificar en ningún lugar. Ni tampoco de dónde se re-asignaron las partidas. Al estar declarada la emergencia, el Ejecutivo tiene la potestad de reasignarlas, pero no dicen de dónde”, se quejó el senador radical Gabino Tapia, vicepresidente de la Bicameral.



Las publicaciones sobre las ejecuciones presupuestarias debieran publicarse trimestralmente, pero muy pocos gobiernos cumplieron con este requisito. El 30 de abril vence el plazo para cerrar la cuenta 2020. Sin embargo, desde la oposición dudan de que el Ejecutivo llegue a cumplimentar el balance para ese día. “Sabemos que están trabajando, pero creemos que no van a llegar para esa fecha”, advirtió un senador miembro de la comisión de Presupuesto de la Cámara Alta.

La principal sospecha es que el año pasado, pese a los gastos de la pandemia, hubo una fenomenal subejecución de partidas, lo que presupone que el Gobierno provincial atraviesa una situación económica sin los apuros que supo tener en otras épocas. Los datos que surgen del informe del jefe de Gabinete y los recursos nacionales enviados, sobre los cuales la oposición sí tiene un mejor detalle, además de un Presupuesto prorrogado que, como complemento, tuvo un impacto inflacionario en la recaudación, desnudan que hay mucho dinero sobre el cual se requieren precisiones. 

Números duros 

La provincia de Buenos Aires ha recibido de parte del Gobierno nacional, durante 2020 y enero y febrero de 2021, más de 805.258 millones de pesos, de los cuales 608.099 llegaron a través de transferencias automáticas por coparticipación (que una parte se coparticipa a los municipios) y 197.159 millones por medio de transferencias presupuestarias, es decir, de manera discrecional.

En 2020, con un crecimiento notorio desde marzo, cuando comenzó la pandemia, Nación le envió a Provincia, por vía de transferencias presupuestarias, 178.785 millones de pesos. En términos nominales significó un crecimiento del 217 por ciento respecto a lo recibido por el mismo concepto en 2019. En términos reales (tomando en cuenta el componente inflacionario), el incremento ronda el 130 por ciento.

En los dos primeros meses de 2021, el pagado financiero por transferencias no automáticas alcanza los 18.373 millones de pesos, lo que representa el 28 por ciento de todas las transferencias discrecionales que la Nación hizo a las 24 provincias. En tanto, por coparticipación directa, los 106.565 millones de pesos recibidos en el primer bimestre representaron el 23 por ciento de lo distribuido entre todas las jurisdicciones.

Con ese espejo podría decirse, sin que esto deba tomarse como una cuenta lineal sino comparativa, que el informe del Ejecutivo ante la Bicameral de Seguimiento de la Emergencia detalla un total de inversiones de 546.478,3 millones de pesos, a los que deben agregarse 37.700 millones del Programa de Fortalecimiento de la Seguridad con aportes del Gobierno nacional; 8.193,4 millones del Fondo para el Fortalecimiento de la Seguridad Bonaerense, y 12.800 millones para el Programa de Fortalecimiento de la Seguridad en cárceles, también con aportes del Gobierno nacional, para la construcción de 12 unidades carcelarias. Todos con impacto este año.



Claro que en el informe se detallan partidas que van más allá de lo ejecutado hasta ahora y atienden cuestiones del año en curso; y, lo más importante, el desglose de los gastos en materia sanitaria y en otras acciones no están especificados, con lo cual, la información es demasiado parcial. La oposición, entonces, pide conocer un detalle más minucioso, que deje en claro cómo se gastó el Presupuesto 2020, cuya ejecución final rondaría 1,3 billones de pesos, y sobre el cual, la Provincia ahorró más de 476 millones de dólares y más de 114 millones de euros.

En este contexto, y con otras cuestiones políticas que deben resolverse en el ámbito legislativo, el panorama para los acuerdos con la oposición para el tratamiento de leyes futuras aparece cada vez con más sombras. Es por ello que desde el propio oficialismo de la Legislatura esperan que no sean estas cuestiones, que deben ser salvables, las que obturen la difícil tarea de consensuar en un año electoral. 



Daniel Lipovetzky, diputado por JxC
“Sin información, no vamos a votar leyes con contenido presupuestario”


-¿Cómo es la situación de los gastos de la Provincia del año pasado, que no se conocen y la oposición empieza a exigir información? 
-Votamos el Presupuesto sin esa información, que no la están publicando. El año pasado perdonamos esa situación por la emergencia de la pandemia, pero ahora ya le advertimos a Juan Pablo de Jesús (presidente de la comisión de Presupuesto) que si no se empieza a tener información, no vamos a votar cualquier proyecto del Ejecutivo que tenga contenido presupuestario. Además tienen la obligación de informar lo que llega de Nación, y no está publicado ni enviaron los datos a la comisión (de Presupuesto). 
-¿Considera que la situación financiera de la Provincia es holgada? 
-No sé si holgada, pero está claro que no está ajustada. 
-¿Pero los informes que presenta el jefe de Gabinete ante la Bicameral no tienen los números suficientes? 
-No, son informes bastante ligth. Nosotros necesitamos el informe muy preciso por ministerio, que no está. Lo de Bianco está vinculado con la emergencia y no está tan preciso como nosotros queremos en cuanto a las obras y cómo está ese camino de aplicación de los fondos que reciben de Nación y que no son coparticipables. Es una información que venimos reclamando desde el año pasado, y tienen la obligación de publicarla de manera trimestral. 
-¿Cuál sería la razón por la que no se da esa información?
 -Creo que hay falta de ejecución. No creo que sea porque a los municipios de ellos les enviaron más que a los nuestros, que puede ser, pero creo que es falta de ejecución. En general vemos una mala gestión.




Gabino Tapia, senador por JxC
“Hay agujeros por todos lados y los gastos no están claros” 


-¿Qué datos manejan en la oposición acerca de los gastos presupuestarios de la Provincia durante la pandemia? 
-Lamentablemente, no tenemos datos. Yo tengo un proyecto para que se haga un portal donde deberían publicarse los números. El tema de la información pública es un gran escollo que ellos vienen postergando y no hay acceso a ningún tipo de ejecución presupuestaria, ni para los legisladores ni para los ciudadanos de a pie. En la última reunión Bicameral (de seguimiento de la emergencia), ni siquiera nos dieron las grabaciones. 
-¿Y por qué creen que sucede? 
-Principalmente, lo que vemos es que no hay claridad de dónde se gasta el dinero y para qué. Estamos muy preocupados con el tema del sistema de vacunación y poniéndonos a disposición de los municipios para que también puedan vacunar.
-¿Ustedes van a iniciar alguna acción para revertir esto? 
-Las acciones que podemos tomar desde el Legislativo son los reiterados pedidos de informes que estamos haciendo, y alzar la voz para que, por lo menos, se escuche a través de los medios.
-¿Tienen sospechas de que haya existido desvíos de fondos? 
-La sensación que tenemos es que no va por el lado del desvío de fondos, sino por la inoperancia. No puedo decir que haya un desvío de fondos o enriquecimiento de alguno, sino, más bien, inoperancia en una planificación que, a todas luces, no está dando resultados. 
-¿Cómo ven la situación financiera de la Provincia? 
-Técnicamente, la provincia de Buenos Aires está defaulteada porque no ha cumplido con la deuda. Entonces, todo lo que está recibiendo no sabemos para qué lo están usando. -Se supone que en la pandemia. -Está bien, pero nos encantaría saberlo, porque hay agujeros en todos lados. No pagan la deuda, se les permitió endeudarse en el Presupuesto y, después, los gastos no están claros. 
-Insisto: ¿Creen que la situación financiera es holgada? 
-No puedo decir que la situación financiera es holgada, sino que los recursos que tiene la Provincia no sólo debe incrementarlos para la pandemia, sino mostrarlos.



Guillermo Bardón, diputado por JxC
“El manejo de los fondos de la Provincia es un misterio”


El manejo de los fondos en la Provincia es un misterio, hace un año que no publican ningún dato del gasto. Es imposible acceder a la información y saber qué destino se les dio a los recursos durante la pandemia”, disparó el diputado platense Guillermo Bardón. El legislador del bloque Cambio Federal sostuvo que “la Provincia tiene que explicar y transparentar en qué gastó los 12.000 millones de pesos de transferencias corrientes que desde el propio Gobierno nacional anunciaron para el segundo trimestre de 2020”. Ante la consulta de La Tecla respecto del pedido de los legisladores de información presupuestaria al Ejecutivo, Bardón expresó que “les molestan las críticas pero ocultan información pública”; tras lo cual puntualizó que en el Gobierno “no quieren que los bonaerenses sepamos qué están haciendo con los recursos. Es difícil construir si no se democratiza la información”.