SEGUNDA OLA
14/04
Nación y las "flojas" restricciones: bronca con los propios y un macrista como ejemplo
"Hay que controlar si o si, se vienen días con nuevos récord de positivos", manifiesta una fuente de la Jefatura de Gabinete que conduce Santiago Cafiero, y asegura que "la clave está en los encuentros sociales". ¿Por qué el fastidio? Porque nadie está haciendo demasiado al respecto. Ni gobernadores, ni intendentes. "El único es Galli, que es macrista", agregan
La preocupación en Nación es grande. Pero no es solo preocupación. También hay enojo. Y no solo con los de la vereda de enfrente, que últimamente están más críticos de lo normal, sino también con los propios, que al parecer, no se animan a dar el paso al frente y pretenden que toda la responsabilidad recaiga en Albeto Fernández. 

En cuanto a lo estrictamente sanitario, una fuente de la Jefatura de Gabinete -que vale decir, hoy por hoy es un sin fin de reuniones- asegura que de aquí en adelante se vienen varios días con récord de casos; números preocupantes. "Sabemos que las próximas semanas serán muy duras", destaca el funcionario ante La Tecla. 

Y aquí viene el quid de la cuestión: las restricciones. "Hay que controlar si o si", manifiesta la fuente consultada, y asegura que "la clave está en los encuentros sociales". ¿Por qué el fastidio? Porque nadie está haciendo demasiado al respecto. Ni gobernadores, ni intendentes. Por supuesto, siempre según lo que se charla en los pasillos de la Jefatura de Gabinete. 

"El DNU presidencial permite a cada jurisdicción / gobernador por el artículo 17 a restringir con más medidas. Y ningún gobernador endureció nada, salvo el intendente de Olavarria, que cerró y es macrista", sueltan medio cerca de Santiago Cafiero. Y justamente por eso es que desde la Rosada se va a insistir con que son los mandatarios provinciales los que deben ponerse los pantalones largos. 

Tal como se viene informando, ayer, Alberto Fernández encabezó una reunión virtual con parte del Gabinete nacional para analizar "medidas focalizadas y más duras" en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Y uno de los puntos que generó mayor malestar en el encuentro fue con los gobernadores, que "se hacen los sotas" y no toman medidas.

"Hay malestar porque las jurisdicciones no toman ninguna medida, más que las dos fuertes que tomó el Gobierno: corte de circulación a las 00 horas y negocios cerrados a las 23", resaltaron a la agencia NA fuentes de Casa Rosada.

El jefe de Estado se sumó de manera virtual al encuentro que comandó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el salón Científicos Argentinos del primer piso de Balcarce 50, en momentos en que se registraron más de 27.000 casos de coronavirus en las últimas 24 horas.

La reunión contó con la participación de los ministros Eduardo Wado de Pedro (Interior), Carla Vizzotti (Salud), Sabina Frederic (Seguridad), Agustín Rossi (Defensa), Nicolás Trotta (Educación), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Claudio Moroni (Trabajo) y Matías Lammens (Turismo y Deportes), entre otros.

El caso Olavarría

Como se dijo, ante el violento aumento de casos, el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, tras charlar con el Jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, anunciaba el sábado que tras la detección de la cepa de Manaos y del Reino Unido el distrito volverá a fase 3, para preservar la situación sanitaria. Y no le temblaba el pulso, para nada. Incluso, casi en simultáneo, aparecía el comunicado de JxC contra las restricciones y la quita de libertades.

"A raíz de la aparición en nuestra ciudad de las cepas Británica y de Manaos, teniendo en cuenta la situación, luego de consensuar con Carlos Bianco vamos a pasar a partir de mañana a Fase 3. Vamos a seguir priorizando la salud y el sistema sanitario", indicaba el jefe comunal de Juntos por el Cambio.

Y explicaba que la fase 3 implicaba, según el decreto publicado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el cierre de locales de gastronomía de 23 a 6; prohibición de circular desde las 0 a las 6; y un cierre de comercios en general desde las 20 a las 6 de la mañana. Además, sólo podrán usar el transporte público de pasajeros trabajadores considerados esenciales, la comunidad educativa y aquellos que ya fueron expresamente autorizados.

El lunes anterior, Galli ya había anunciado restricciones la suspensión de las reuniones sociales, los talleres culturales, los eventos sociales, recreativos, religiosos y culturales, a fin de contener el aumento de casos. "Estamos reforzando controles que intentan sostener lo comercial y productivo que impacta en el bolsillo de los vecinos", sostuvo, y para diferenciarse del resto del espacio, completó:  "yo priorizo el no colapso del sistema de salud de mi ciudad".