SU DECISION
28/04
Amalia Granata no quiere volver a ser madre y se ligó las trompas
La legisladora y militante contra el aborto reconoció que cuando cumplió 40 años resolvió que no tendría más hijos.
Amalia Granata contó que resolvió que no quería tener más hijos por lo que decidió ligarse las trompas de Falopio en febrero. Le confesó a Ángel De Brito que a sus cuarenta años ya no quería volver a quedar embrazada.

"La verdad es que con 40 años y tanto trabajo tenía miedo de relajarme y pasada cierta edad para la mujer es un poco más difícil llevar un embarazo.  Fue por precaución, lo hablamos. La verdad es que me hubiera encantado tener uno o dos niños más”, explicó la legisladora.

También explicó que su último embarazo había sido difícil y que por eso sentía que era la elección correcta para cuidar su cuerpo. “Él no quería que me ligue las trompas. Hasta último momento, hasta la noche anterior quería intentar para ver si quedaba embarazada. Pero yo no podía arriesgarme a poner en riesgo a esta edad a un bebé y todo lo que implica”, reconoció en relación a su pareja, Leo Squarzon.