LA TECLA PATAGONIA
30/04
El impacto económico del conflicto de Salud en Neuquén
La medida de fuerza de los trabajadores autoconvocados duró casi 2 meses, pero además mantuvo cortes de ruta en los principales accesos de la provincia por 3 semanas. Varios de ellos afectaron drásticamente la producción petrolera, que en algunos casos quedó paralizada. Estiman pérdidas millonarias por cada día sin trabajo
Por Sebastián Simonetti

La provincia de Neuquén ha tenido un inicio de 2021 complejo. Al rebrote de la pandemia del coronavirus se le sumó un conflicto salarial con los trabajadores de la Salud que tuvo en vilo no solo al gobierno provincial sino a gran parte de la sociedad durante dos meses. La intransigencia de la protesta llevó las negociaciones al límite, con cortes de ruta que paralizaron la circulación.

Esto generó un clima de malestar general que afectó la comunicación interna en el territorio provincial pero también, a medida que se fue prolongando en el tiempo, causó graves problemas de abastecimiento de mercadería y hasta combustibles.

Allí se abrió otro capítulo en la disputa porque por momentos corrió riesgo la labor de los trabajadores petroleros y por consiguiente la producción hidrocarburífera. No es ningún secreto que la gran carta que tuvo Neuquén durante los últimos años fue la producción de hidrocarburos, con eje en Vaca Muerta.

Por este motivo, uno de los activos que tuvo el reclamo de los autoconvocados fue el corte en la llamada ruta petrolera. Un golpe de alto impacto para las finanzas provinciales, a sabiendas de que el freno de mano a la actividad petrolera les garantizaría la escucha por parte del Ejecutivo que encabeza el Gobernador Omar Gutiérrez.

Sin embargo, por momentos la lucha se empantanó y se produjeron algunos enfrentamientos entre trabajadores, ya que los operarios del petróleo querían acceder a su lugar de trabajo y no se les permitió el paso. Incluso llegó a haber una advertencia por parte del Sindicato del Petróleo y Gas Privado, de que movilizarían más de 30 mil trabajadores a la ruta para "hacer entrar en razón" a los autoconvocados. Sucede que el reclamo de unos terminaba perjudicando a otros.




Un conflicto con consecuencias millonarias

"No quieren cumplir con nuestro reclamo pero nosotros sabemos que hay fondos. Con toda la plata que perdieron en regalías y producción petrolera en estos días nos podrían haber dado el aumento que estamos pidiendo por casi dos años”, refería el líder visible del reclamo de los autoconvocados, Marco Campos, trabajador del Hospital Castro Rendón.

Si bien su apreciación era simbólica, no estaba tan alejada de la realidad. Hasta puede haberse quedado corto con el pronóstico. Según los datos de la industria, son alrededor de 3,5 millones de metros cúbicos de gas y alrededor de 10.000 barriles diarios menos. Las pérdidas económicas acumuladas para las empresas el sector rondan los USD 37 millones de dólares, sin contar las pérdidas futuras.

Al respecto, la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH), que nuclea a YPF, PAE, Pluspetrol, Tecpetrol, Total y Chevron, entre otras, envió una carta al Ejecutivo provincial y Nación para que intervengan en el conflicto, advirtiendo los perjuicios del mismo para la actividad. 

“El impacto inmediato es claro: el retraso en el desarrollo de nuevos pozos obligará a nuestro país a importar con sentido de urgencia más combustibles líquidos (gasoil y fuel oil) o GNL (Gas Natural Licuado) a través de los barcos regasificadores, por un costo aproximado adicional para la balanza comercial argentina de US$ 190 millones considerando los bloqueos hasta el día de ayer. A ello se sumarán montos adicionales en la medida en que se mantengan las demoras por la persistencia de los bloqueos, a razón de US$ 13 millones diarios. La producción perdida por estos retrasos demandará varios meses en recuperarse, dada la escasa disponibilidad en el mercado local de los equipos requeridos para fracturar los pozos y sus servicios asociados” señalaron en la misiva.

Asimismo, desde la cámara que nuclea a las empresas petroleras apuntaron que "el impacto en producción de gas para el invierno 2021 es de 380 millones de metros cúbicos, el cual se incrementará a razón de 25 millones de metros cúbicos por cada día que se extienda el corte, lo que equivale a US$ 13 millones aproximadamente. El impacto en producción de petróleo para los próximos meses es del orden de los 60 mil metros cúbicos".

Por último y no menos importante, además de las pérdidas para las empresas petroleras y el costo extra para el Estado por la importación de más combustible para el invierno, la provincia de Neuquén también tiene un impacto directo en sus regalías. En efecto, el ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Monteiro, detalló que la provincia dejó de recaudar regalías por $7 millones diarios. Esto implicará un golpe directo a las arcas provinciales, pero también, por decantación, a los municipios.


El impacto de la protesta en los municipios petroleros



"Realmente las pérdidas fueron muchísimas. No solo dentro de la actividad, sino a nivel social en Añelo. Pérdidas laborales y salariales. Totalmente frenados y parados los hoteles, la gastronomía. Los negocios y comercios más de 14 días sin ventas. Fueron pérdidas millonarias", manifestó el intendente de la capital de Vaca Muerta, Milton Morales, en diálogo con La Tecla Patagonia. 

En la misma sintonía, el jefe comunal de Añelo señaló que "la pérdida en la recaudación la vamos a saber sobre fin de año porque los impuestos se cobran anualmente sobre las declaraciones juradas".

En tanto, Morales remarcó: "Los trabajadores petroleros perdieron hasta un 40% del poder adquisitivo. No han podido trabajar en todos estos días. Y perdieron las horas de viaje, vianda, desarraigo, todas cosas que hacen al salario petrolero". 

Sobre el impacto en la actividad económica de la ciudad, el alcalde detalló: "Ningún comercio tuvo que cerrar pero están con staff reducido y pagando el mínimo. Los hoteles están todos completamente vacíos".

Y agregó: "Vamos a trabajar en alguna compensación económica para todos los damnificados. Hemos estado en contacto permanente con el gobierno provincial y están al tanto de todo lo que ha pasado en estos días en Añelo".

Por último, Morales sentenció: "Tuvimos contacto permanente con los autoconvocados de la localidad, desde que arrancó el conflicto. Participamos de la mesa de negociación que formó el fiscal general (José) Gerez. Pero siempre planteamos que había que tener el diálogo en la mesa y no en las rutas. Entendemos que es un reclamo legítimo de los trabajadores pero no compartíamos la metodología".


Los grandes perdedores del parate: los trabajadores del petróleo



"Ha sido un impacto muy grande para la economía de los trabajadores. Han perdido el 40% de su salario aproximadamente. Es muy significativo. Hubo casi 20 días o un poquito más donde no se pudo trabajar. Así que algunos yacimientos tuvieron pérdidas importantes, sobre todo donde se estaba empezando a perforar. Estimo que han sido pérdidas multimillonarias", apuntó a La Tecla Patagonia el secretario Administrativo del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Marcelo Rucci.

Asimismo, el exintendente de Rincón de Los Sauces disparó: "ya es una costumbre que cada vez que hay un conflicto de estos se ataca a los trabajadores y las localidades petroleras. Hemos tenido problemas muy graves, como el desabastecimiento de las farmacias de nuestra mutual". 

En tanto, Rucci subrayó: "Esto afecta a todas las localidades. Pero más allá de eso es la situación lo más dramático. Yo no puedo entender por qué tanto ensañamiento con los trabajadores y los pueblos petroleros, que justamente producen para que ellos puedan cobrar los salarios. Nos da mucha bronca y mucha impotencia. Somos un gremio que hemos colaborado siempre con los hospitales en lo que nos han pedido". 

Y apuntó contra un sector de los manifestantes: "Y esto no tiene que ver con el legítimo reclamo de los trabajadores sino con grupos de izquierda que son totalmente intransigentes y que no tienen ningún criterio. Algunos te dejaban pasar pero después otros no y quedabas atrapado entre dos piquetes. Me tocó ver un caso de un hombre que llevaba frutas y verduras y quedó varado y perdió toda la mercadería, una cosa de locos. Nosotros no podíamos reponer medicamentos para pacientes graves. Sabemos que acá hubo una mano negra detrás de todo esto. Es evidente".

Por último, el dirigente sentenció: "He podido charlar con los intendentes y hay mucha impotencia y mucha bronca. Las localidades petroleras hacen un gran esfuerzo para sostenerse. Tenemos muchas necesidades y estamos lejos de todo. Venimos de un año muy jodido y el trabajador petrolero mueve supermercados, mercaditos chiquito. Habíamos empezado a salir y caemos en este conflicto que va a afectar entre un 40 y un 50% el salario de los trabajadores".