RESTRICCIONES
04/05
En Provincia, ya pueden abrir kioscos, librerías y centros de copiado en las escuelas
La Dirección General de Cultura y Educación aprobó hoy el protocolo para la apertura de kioscos escolares, librerías y centros de copiado en establecimientos educativos de gestión estatal y privada, con estrictos protocolos, en el marco de la pandemia de coronavirus. También se aprobó el protocolo que habilita las clases presenciales en escuelas rurales con residencia.
Agustina Vila, directora General de Cultura y Educación bonaerense, aprobó hoy a través de la resolución 1.490 publicada en el Boletín Oficial del distrito, como parte del Plan Jurisdiccional, el protocolo establece los lineamientos generales y particulares que deben tenerse en cuenta y cumplirse por parte de las y los concesionarios de kioscos y librerías escolares para velar por las medidas de cuidado, distanciamiento, higiene personal, limpieza, desinfección y ventilación de espacios.

En la medida se remarcó que los protocolos "contribuyen a minimizar la propagación del virus COVID-19 en el marco del reinicio de la actividad presencial en el ciclo lectivo en la provincia de Buenos Aires".

Los protocolos detallan cómo se deberán controlar los síntomas de las personas que trabajen en kioscos y librerías escolares, cómo proceder ante casos sospechosos y determina que "no ingresará al establecimiento ninguna persona con temperatura igual o superior a 37.5º C".

Además, explica que las y los trabajadores de esos espacios "deberán utilizar tapabocas y nariz de manera permanente", añade que "podrán utilizar adicionalmente máscaras de acetato" y dispone la cantidad de personal que podrá permanecer dentro del espacio de atención a los estudiantes, con un distanciamiento de 2 metros entre quienes atienden y los jóvenes.

Los locales deberán cumplir las pautas de ventilación permanente de los ambientes, colocar mamparas provisorias de material y establecer cronogramas de entregas de la mercadería con cada proveedor fuera del horario de ingreso, egreso o recreos de los y las estudiantes, evitando de esta manera la aglomeración de personas.

También dispone medidas de higiene tanto para empleados como para alumnos.

Los kioscos que preparen alimentos deberán además cumplir con ciertas pautas de ventilación, limpieza y desinfección de espacios comunes, ventanas, puertas y muebles, mesadas, utensilios y vajilla; los trabajadores deberán efectuar un lavado frecuente de manos, las cocinas tendrán que desinfectarse con alcohol al 70%. Asimismo se determina cómo lavar las frutas y las verduras, la vajilla y los elementos de cocción.

"La limpieza de las instalaciones de los kioscos escolares debe realizarse al inicio de la jornada, entre cada recreo escolar, entre cambio del turno escolar y al finalizar la jornada", se añade.

Los kioscos deberán contar con un difusor o dispenser de alcohol en gel o soluciones a base de alcohol para uso del personal y de las y los estudiantes.

Un total de 88 distritos de la provincia de Buenos Aires mantienen las clases presenciales mientras que en 47 municipios se lleva adelante la continuidad pedagógica no presencial con el objetivo de reducir la circulación del virus.

Hoy se aprobó también el protocolo que habilita las clases presenciales en escuelas rurales con residencia.