(RE) DESCUBRIENDO
04/06
Curiosidades del sexo a través de la historia
Encuentros carnales con muertos, semen como ofrenda, orgías, todo eso forma parte de la génesis del deseo humano. La Tecla te cuenta las costumbres más llamativas en este campo desde la Edad de Piedra a la actualidad.
La línea de tiempo que muestra cómo se pensó y se vivió el placer a lo largo de los siglos no es necesariamente evolutiva, podría dibujarse como una flecha que sube y baja constantemente. Mientras que los primeros hombres y mujeres se ocupaban de descubrir y divulgar posturas para tener sexo de forma más gozosa, en la Edad Media se comenzó a castigar y juzgar cualquier tipo de roce que no fuera con fines reproductivos.

Todo lo que actualmente se vive como un avance y una caída de tabúes y pacaterías, ya existió en otras épocas de la historia de la humanidad. Por ejemplo, dentro del hinduismo y el budismo, crearon el Kama Sutra y priorizaron el potencial de elevación espiritual que podría representar un orgasmo.

Sin embargo, en Occidente principalmente, la religión católica junto con el aval de la ciencia (tanto médica como social), apuntaron a dar forma a un tipo de vínculo que condenaba la masturbación, la homosexualidad, el sexo grupal y las relaciones no monogámicas. Incluso se censuraba o se aislaba a las personas que menstruaban.

Todo esto respondían a una necesidad de organización que priorizaba el núcleo familiar y la creación de descendencia, por eso anteriormente y en otras culturas se disfrutaba de otra manera y los permisos y prohibiciones eran otras.

En el Antiguo Egipto, por ejemplo, podía haber casamiento entre hermanos o familiares porque creían que podía proteger el linaje. También se masturbaban a orillas del Río Nilo para que su semen fuera una especie de ofrenda a los dioses y no amonestaban a quien prefiriese practicar la necrofilia ¿Un poco mucho no?

En la Antigua Roma el sexo era eso y no había etiquetas como homosexualidad, bisexualidad o heterosexualidad, lo que querían que pasara pasaba con quien se tuviera ganas.

En fin, algunas cosas mejor no sacarlas del arcón de los recuerdos, pero muchas otras demuestran que varias represiones tuvieron que ver con intereses político- económicos y no con expresiones humanas legítimas.