NOTA DE GRAFICA
06/06
Pocos lugares para la lista de Todos
Alberto, Kicillof, La Cámpora, intendentes, massismo, gremios: muchos sectores pujarán por la lapicera para armar la boleta de candidatos a diputados nacionales por la Provincia
La lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires del Frente de Todos será el resultado de la puja de varios sectores. “No estamos pensando en las elecciones, para eso falta tiempo”, dijo el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, en una entrevista televisiva este domingo.

Sin embargo hay un verdadero mar de fondo por una nómina corta, sin lugares para todos y donde La Cámpora tendrá una fuerte incidencia, Alberto Fernández llegó al poder siendo un garante de unidad, y para continuar con ese rol desactivó cualquier intento de construcción de un “albertismo”.

Su estructura política está concentrada mayoritariamente en el gabinete. No obstante, en la Rosada también quieren jugar en el armado, y ya tienen candidato para encabezar. Algunos vieron en la reinvención del exgobernador Daniel Scioli como hiperactivo embajador en Brasil un posible sostén de unidad. Es la primera propuesta que barajan cerca del jefe de Estado, aunque también podría ser una salida para la Ciudad de Buenos Aires.

Otros señalan para ese rol a Victoria Tolosa Paz, titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales. Cualquiera de los dos significaría un punto para el Presidente. Sin embargo, esta coalición tiene un accionista mayoritario, que no es Fernández.

La prioridad en la lapicera la ejercerá, una vez más, Cristina a través de La Cámpora, tal como se vio en la boleta del Frente de Todos del 2019. Tras el triunfo electoral, las principales figuras de la agrupación kirchnerista desembarcaron en los ejecutivos nacional y provincial.

Si esa agrupación y el kirchnerismo son la fuerza mayoritaria, ¿por qué no un K puro como cabeza de lista? El contrato de unidad del Frente de Todos estipula que el elegido, sea del espacio que sea, tiene que pasar el filtro de todos los socios. ¿Será, o ganará la imposición otra vez?



Quizá para no mostrarse como derrotados, los intendentes del peronismo acompañaron la llegada de Máximo Kirchner a la conducción del PJ, y mantienen buena sintonía con Fernández, con el kirchnerismo y, en menor medida, con Axel Kicillof. En 2019 ganaron más cantidad de casilleros en la lista nacional. No obstante, su mayor influencia estará en las boletas seccionales y locales.

El problema es que necesitan bancas en el Congreso para buscar salidas elegantes si no se resuelve la traba que les prohíbe volver a presentarse por la intendencia en 2023. Kicillof, según afirman desde su entorno, tendrá participación en la nómina. Kirchnerista sin ser camporista, gobernador sin emerger del PJ bonaerense, está en una situación similar a la de Fernández, porque carece de armado propio.

Opinará, pero difícil que consiga demasiados espacios. Tal vez aprendiendo del distanciamiento con el sindicalismo en su segundo mandato, Cristina Fernández incorporó mas dirigentes gremiales a la boleta de 2017, actitud que se mantuvo en 2019. Y si bien la economía castigada por la pandemia no fue uno de los fuertes de Alberto, los gremios no abandonaron la coalición. Ahora pedirán más lugares. Y está el Frente Renovador.

Tres diputados que responden a Sergio Massa finalizan su mandato, y no será fácil sostener esos casilleros en una nómina donde los lugares a entrar no serán más de 18, con un piso de 16. Sin embargo, el massismo tiene una potencial candidata para encabezar. Aunque no manifiesta intenciones de serlo, la titular de AySA, Malena Galmarini, es una carta que Sergio Massa podría jugar como para seguir conquistando espacios.

“La sociedad que llevan adelante Massa, Máximo, Axel y algunos intendentes va a ser clave a la hora de la conformación de las listas, y creo que tienen muy en claro la unión del grupo. Los que estén a cargo de la lapicera van a amalgamar más las voluntades”, sintetizó un jefe comunal. En el año y medio de gestión, los chispazos fueron inevitables.

El Frente de Todos tembló varias veces, pero no se rompió. Ahora tiene una nueva prueba de fuego: cerrar las listas con la menor cantidad de enojos posibles; aunque será inevitable que haya heridos. En Todos no hay lugar para todos.


Axel Kicillof - Con voz y voto en la nómina nacional y en las provinciales

Entre los actores que pugnan por tener la lapicera de la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires está el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. “Axel va a participar del armado de las listas, y ahí se acordará nombre por nombre. Pero no va a ser un capricho o un impedimento”, señalaron a La Tecla fuentes cercanas al mandatario.

Al igual que el presidente Alberto Fernández, Kicillof alineó a sus dirigentes de mayor confianza en el Ejecutivo. Mandar a uno de los propios a una lista significaría desarmar su equipo de gestión. Además, el Gobernador tiene en esta legislativa un desafío mayor en su jurisdicción, ya que debe buscar llegar a una mayoría en el Senado de la Provincia y ampliar la cantidad de diputados bonaerenses.

De todos modos, desde el riñon del exministro de Eonomía señalaron que sea en la lista nacional o en la provincial, Kicillof va a tener “la misma injerencia”. “Va a estar en la mesa y tiene voz y voto”, cerraron.



Otros nombres - Socios que piden lugares en la boleta

El Frente de Todos tiene otros socios minoritarios, en su mayoría, de raigambre kirchnerista pero no camporistas. En este caso se puede mencionar a dirigentes ligados al Instituto Patria, como Leopoldo Moreau, o fuerzas afines, como Nuevo Encuentro.

Por otra parte están los movimientos sociales, que expresaron fuertes críticas hacia el programa económico del presidente Alberto Fernández. Finalmente resta saber si participará el partido del primer mandatario, PARTE, que, voluntariamente, no puso a nadie en la última lista.




Intendentes - Solicitan reconocimiento quienes atienden el primer mostrador

Los jefes comunales del Partido Justicialista (PJ) forman uno de los ejes del poder territorial del Frente de Todos, que fueron claves en los años que el peronismo cayó derrotado en las urnas por Cambiemos. En los casilleros de los intendentes de la lista de 2017 habían ingresado Fernando Espinoza (que dejó la banca para asumir en La Matanza), Magdalena Sierra (esposa de Jorge Ferraresi, por entonces al mando del municipio de Avellaneda) y Laura Russo (compañera del mandamás de Escobar, Ariel Sujarchuk).

En 2019, la participación de los alcaldes en la boleta del Frente de Todos fue mayor. Sin embargo, al inicio de este año vieron cómo su poder fue desafiado con el desembarco de Máximo Kirchner y La Cámpora en el PJ provincial.

En diálogo con La Tecla, el mandatario de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara, analizó el rol de los intendentes en el armado de la lista que se viene.

-¿Qué participación tendrán los intendentes en la lista de diputados del Frente de Todos?

-Creo que tienen que tener una participación importante y activa en todas las listas. Es premiar a quienes estamos en el primer mostrador de atención a la gente y en contacto permanente con los vecinos. Que los intendentes tengan opciones de ir al Legislativo o el Ejecutivo es clave para cualquier líder que tenga a cargo la posibilidad de manejar un proyecto, ya sea un Presidente, un gobernador o el titular de una cámara. Es importante que los intendentes tengan un lugar, jerarquizan el proyecto.

La Cámpora - Cada vez más empoderados y con prioridad para la lapicera

La Cámpora y el kirchnerismo van a ser los dominadores de la lapicera en las listas legislativas de 2021. No solo por la cantidad de lugares ocupados en los estamentos del Estado y el tamaño de su organización, sino también por la voz y el voto de la vicepresidenta Cristina Fernández y el empoderamiento de Máximo Kirchner, jefe de la bancada del Frente de Todos y futuro presidente del Partido Justicialista de la Provincia.



En 2017, La Cámpora había ocupado un casillero con Laura Alonso, que ahora está en el Ejecutivo nacional, y el entonces intendente de Moreno, Walter Festa, había pedido un lugar para su esposa, Laura Russo. Consultado sobre la influencia de la agrupación kirchnerista en la lista nacional, Gervasio Bozzano, jefe del bloque de senadores provinciales del Frente de Todos e integrante de La Cámpora, descartó que haya un cierre complicado, pese a que habrá varios sectores en pugna.

-¿Cuál va a ser el rol de La Cámpora en la lista de diputados nacionales del Frente de Todos?

-Vamos a tener el mismo rol de siempre. Obviamente, hemos participado activamente de las listas, pero no es un fin en sí mismo. Lejos de eso, somos parte de un proyecto nacional y creemos que hay que sumar. -Hay muchos sectores en pugna en la lista del Frente de Todos. ¿Puede haber un cierre complicado? -No, hay un convencimiento de parte de todos los actores de la importancia que tiene la elección para el rumbo de la Argentina y un sentido para adelante. Estoy seguro de que no va a ser complejo.

Gremios - “La incorporación del sindicalismo fortaleció el bloque”

El diputado nacional del Frente de Todos y titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, dialogó con La Tecla y analizó la influencia del sindicalismo en el armado de la lista de diputados nacionales del oficialismo.



-Así como Alberto Fernández fue una síntesis de los sectores del Frente de Todos, ¿se debe buscar una figura de unidad para la lista de diputados de este año?

-Se mantiene en todos los que integran esta coalición una convicción de garantizar que esta unidad, que nos permitió ganar la elección, se siga sosteniendo como garantía de la consolidación de este proyecto popular que encabezan Alberto y Cristina (Fernández). Hoy el PJ de la Nación está conducido por el Presidente y distintos sectores, con la incorporación de (Axel) Kicillof y otros gobernadores; y, sin duda, esta idea va a seguir siendo en torno a la cual se vertebren las fórmulas en la provincia de Buenos Aires.

-¿Qué rol va a tener el movimiento obrero en la lista de diputados del Frente de Todos?

-Desde que Unidad Ciudadana, y después el Frente de Todos, empezó a incorporar a hombres y mujeres del movimiento sindical se fortaleció políticamente el bloque. Hicieron aportes muy importantes y marcaron una clara diferencia con los sectores representados por Juntos por el Cambio. Ellos le suelen dar lugares en las listas a la Sociedad Rural y el empresariado. Nosotros somos como una contraposición virtuosa. El propósito es que esa representación no solo se sostenga, sino que pueda seguir creciendo.




Frente Renovador - Las bancas massistas que están en juego y el enigma Malena

Tres bancas pondrá en juego el Frente Renovador, obtenidas en 2017 a través de la extinta alianza 1País. El diputado bonaerense Rubén Eslaiman analizó el rol del massismo en las lista que se viene del Frente de Todos.

-¿La persona que sea candidata debe tener un perfil de centro? ¿Un K puro funcionaría?

-No hay problema por quién encabece, porque estamos todos representando a la misma coalición. No voy a elegirle los candidatos al partido político que le toque encabezar o ser primero, segundo o tercero. Va a buscar la figura más conocida, que mejor reprente a todos. Pero no hay problemas con los candidatos.

-El Frente Renovador tiene una figura que se la menciona como posible candidata, que es la titular de AySA, Malena Galmarini. Se dice que no tiene interés. ¿Se la puede contar para estas legislativas?

-Malena está muy metida en la gestión ejecutiva, está haciendo un muy buen trabajo, sobre todo para el Conurbano. Pero ella es un soldado y va a ocupar el cargo que la conducción le asigne y los compañeros apoyemos. Pero no puedo decir sí o no. No se está hablando de candidaturas en el Frente de Todos y, menos, en el Frente Renovador.