INFORME
15/06
Sigue por las nubes: en mayo el precio de la carne subió un 5,9 por ciento
Lo afirmó un trabajo del Observatorio de Precios del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Valores internacionales, alza del maíz, ventas de novillos y distorsión de costos, son algunos de los factores con lo que se explicó este encarecimiento.
Los precios de la carne vacuna reportaron un produjo un alza en el mes de mayo del 5, 9 por ciento, según informó el Observatorio de Precios del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). El mismo estudio también analizó el comportamiento de los valores de venta de las frutas y hortalizas.

De esos valores de mayo, se observó que los cortes intermedios y caros son los que menos han aumentado, 5,3 por ciento y 5,7 respectivamente, mientras que el incremento de los cortes económicos alcanzó 7,8. Junto a ello, el pollo, tuvo menor variación, ya que incrementó su precio 1,7.

En los cortes más caros, observamos que los principales aumentos se encuentran en peceto (6,6 por ciento), bola de lomo (6,0), lomo (5,7, colita de cuadril (5,1) y cuadrada (5,6) y un aumento menor al promedio en matambre (3,5) y vacío (4,5).

En cuanto a los intermedios, se registra que los incrementos tuvieron un comportamiento dispar. En este rubro de valores se encuentra el bife angosto (7,2 por cient) y la picada especial (7,5), y un incremento menor al promedio en tapa de nalga (4,5) y tapa de asado (4,5).

Por su parte, en los cortes económicos se dieron alzas mayores, como en el osobuco (9,9 por ciento) y picada común (8,7).

En términos interanuales, es decir respecto a mayo 2020, la variación de precios nominales de la carne (+76,6 por ciento) se movió muy por encima de la variación de precios del período (+47,3 aproximadamente), lo cual implica un encarecimiento de los diversos cortes en términos reales.

A la cabeza de los aumentos sobresalen cortes de alto consumo popular como el asado (92,6 por ciento), matambre (80,2) y vacío (84,6).

Causas del alza de precios

Si bien el Gobierno nacional cerró la exportación de carne vacuna el 20 de mayo, el CEPA señaló "no es posible determinar, a la fecha de publicación de este informe, el impacto de la medida". 

Sin embargo, elaboraron una lista de posibles factores que elevaron el precio. En primer lugar, "el aumento de las exportaciones producto de la mayor demanda por China", que representa el 75 por ciento de las ventas al exterior, "convierte a la carne en un cuasi commodity, atando el precio local al precio exportable".

"Este incremento en el volumen exportado tensiona la política comercial, ya que, por un lado, mejora la balanza comercial proveyendo de una parte de las necesarias divisas que requiere el país, pero, por otro lado, impacta en los precios internos como se analizó previamente", explicaron.

El segundo punto, es "el aumento del maíz". Este es "un insumo utilizado para la ganadería y la producción de leche, huevos y pollos, entre otros productos alimenticios de primera necesidad.

"Durante el final de 2020, el precio del maíz ha llegado a máximos históricos, superando los 200 dólares la tonelada en el mercado de Rosario"

El tercer valor es fue el "aumento de precio de comercialización en Liniers". "En los últimos tres meses el precio del novillo mestizo se incrementó sensiblemente. "La expectativa acerca del posible incremento futuro del valor del ganado derivado del incremento de las exportaciones a China podría estar impactando sobre esta cuestión", indicaron desde el Centro de Estudios.

Por último, CEPA apuntó contra la "distorsión en la formación de los precios en la cadena de producción y comercialización de carne vacuna producto del accionar de frigoríficos con control sobre la misma". 

"La recuperación económica y particularmente de los salarios desde finales de 2020 en adelante fue interpretado por algunos actores económicos como bandera de largada para el aumento de precios", indicaron.

Frutas y hortalizas

Por otra parte, el CEPA analizó el comportamientos de frutas y hortalizas en el mes de mayo. Las variaciones positivas se acotan sólo al tomate redondo (80 por ciento) y a la pera (17). Por otra parte, también resalta la caída de la lechuga (-38), la naranja (-34), el limón (-20), y la cebolla, con una caída de 13 puntos.

Respecto a la la evolución interanual de precios, los principales incrementos se dieron en el limón (94 por ciento), la manzana (80) la lechuga (87), y el zapallo (80). 

En el caso de la mandarina, la banana, la pera y la batata los incrementos fueron sustancialmente menores (36, 18, 40 y 22 por ciento respectivamente), quedando por debajo de la inflación del período (46,3). 

También cabe resaltar el precio de la cebolla que se mantiene sin modificación interanual, lo que implica un abaratamiento real, y destacar la baja interanual del precio promedio de la zanahoria (-59 por ciento).