ENCUESTA
18/06
Cómo se posiciona el Frente de Todos de cara a las elecciones legislativas
Según el trabajo a nivel nacional de la consultora Acierto, la Gestión de Alberto Fernández  se sitúa en un 39,5% de positiva contra un 60,5% de imagen negativa y cae 0,6% respecto del valor de junio pasado.
Según el trabajo a nivel nacional de la consultora Acierto, la Gestión de Alberto Fernández  se sitúa en un 39,5% de positiva contra un 60,5% de imagen negativa y cae 0,6% respecto del valor de junio pasado.

También cae su imagen de gestión en provincia de Buenos Aires a 38,2% y crece ligeramente en la región NEA (57,2%). De esta manera, se mantiene entre los encuestados que se definen como kirchneristas (95% de positiva) y cae entre peronistas (68%,1%) e independientes (30,4%). Esto marca una nueva media de imagen de Fernández, que ronda los 40 puntos de positiva desde el mes de marzo.

En tanto, un 22,4% de los votantes de Alberto Fernández en 2019,  hoy tiene una imagen negativa de la gestión del presidente.

Por otra parte,  el 42,4% de los encuestados piensa que la gestión de Alberto Fernández es peor que la de su antecesor, Mauricio Macri. En  tanto, un 23,5% piensa que es igual y un 29,1% piensa que es mejor. Este diferencial se mantiene en negativo desde la medición del mes de marzo.

Asimismo se destacó que un 52,9% considera que la relación  entre Alberto Fernández  y Cristina Kirchner es buena, mientras que un 32,5% opina que su relación es mala. 

Respecto a la cuestión de precios cae la Confianza en control de la Inflación: la confianza en la capacidad del gobierno para controlar la inflación cae 2 puntos y se sitúa en un 17,1%. Al mismo tiempo un 55% de los argentinos opina que el gobierno no logrará controlarla
Igualmente, crece el nivel de acuerdo con la política de precios cuidados (73,7%). Un 64,3% cree que deben mantenerse las clases presenciales, nivel similar al de la medición de mayo
Desde el lado opositor la figura con mayor imagen positiva es Horacio Rodríguez Larreta (55%), lo  sigue María Eugenia Vidal (50,3%), Martín Lousteau (45,1%) y Patricia Bullrich (43,8%),  quien cae más de 3 puntos en el último mes.

El mejor posicionado entre los oficialistas es  el presidente cuya imagen personal se mantiene en 43,8% ubicándose  4 puntos por encima de la imagen de su gestión.  Es el dirigente oficialista con mayor imagen positiva, varios puntos por encima de  CFK (33,8%) Sergio Massa (32,8%) y Axel Kicillof (32,8%).  

Las que tienen un mayor nivel de imagen negativa son Máximo Kirchner (64,4%), Cristina Kirchner (64,1%), Mauricio Macri (58,2%) y Sergio Massa (58,0%).

En el trabajo, se destaca que para el 76,7% de los encuestados la situación actual del país es negativa y para un 62,9% será igual o peor dentro de un año (este último valor era de 67% en mayo). 

Si bien el pesimismo continúa, aumentan al 37% los consultados que creen que el 2022 será un año mejor para la Argentina.

Como respuesta a los principales problemas del País, crece la preocupación por la salud, la inflación y la corrupción.

En tanto, de cara a las próximas elecciones Legislativas 2021, el Frente de Todos cae casi 5 puntos, situándose en el 20,5%.   Juntos por el Cambio mantiene valores similares a los de mayo, con un 21,9%, de intención de voto a nivel nacional. También baja la Idea de los Liberales (ya sin Espert) a un 4,8%. El segmento de indecisos se incrementa más de 6 puntos, llegando a un 34%.

Respecto a la política sanitaria, crece sensiblemente la tendencia a vacunarse. De esta manera, el 76% de los argentinos manifiesta que se vacunará en el momento que esté disponible la vacuna, mostrando un crecimiento de 13 puntos en el último mes. Sólo un 9% afirma que no se  colocará vacuna y un 14% aún no sabe si lo hará. Asimismo, se mantienen las Críticas a la estrategia del gobierno en la lucha contra el COVID, donde un 51,1% de los encuestados cree que el presidente no está haciendo lo correcto para controlar la pandemia.

Al mismo tiempo, un 63% siente que el proceso de vacunación avanza a un ritmo más lento que el que esperaba, y un 51% opina que avanza más lento que en el resto de los países de la región. Estos valores se mantienen, a pesar del incremento del ritmo de vacunación en el país.