LA TECLA LIVE
21/06
Facundo Diz: "Puedo tomar de mi paso por el deporte el trabajo en equipo y querer superarme"
El intendente de Navarro, se sumó a un nuevo Live de revista La Tecla. En un mano a mano comentó sus inicios en el fútbol, su desembarco en la política. Historia de vida, vivencias y proyectos en una charla para volver a ver
El intendente de Navarro, se sumó a un nuevo Live de revista La Tecla. En un mano a mano comentó sus inicios en el fútbol, su desembarco en la política. Historia de vida, vivencias y proyectos en una charla para volver a ver

La Tecla: ¿Cómo vivís esta experiencia en la política?

Facundo Diz: -Es una nueva experiencia, hacía mucho tiempo que estaba en política, pero intendente, hace poco tiempo que me tocó de interino, pero ahora se prolongó y estamos disfrutando de todo esto, esquivando algunas dificultades, pero estoy contento con lo que me está pasando y es algo nuevo.

LT: En algún momento señalaste a La Tecla que la política te generaba más presión que el fútbol, ¿lo seguís viendo así o qué tiene de diferente la gestión de intendente a lo que fue tu paso por el deportivo?

FD: Lo deportivo fue algo particular, cuando empecé a jugar fue porque quería prosperar y superarme en la vida y detrás de cada definición o situación el inconveniente era personal, en la política al tomar una determinación hay muchas personas, entonces la responsabilidad es más amplia y principalmente por el lugar que estoy ocupando en la ciudad que estoy, que es la que me ayudó de chico, la que me dio todo, así que estoy tratando de no dejar nada de lado. El fútbol fue algo muy lindo que me ayudó a superarme, para ayudar a mi familia, para crecer y la política es estar al servicio de la comunidad.

LT:¿Y qué tiene de similar ser futbolista y ser político?

FD: Las similitudes es que las personas que están en la cancha, en un vestuario o en un club son las mismas que después pueden llegar a conducir una comunidad u ocupar un cargo político, la esencia de la persona es la misma, tanto en un jugador, como en un político, un médico o en cualquier profesión. Lo principal que puedo tomar de mi paso por el deporte es el trabajo en equipo y querer superarse y no querer superar a un adversario que acá no existe, sino de utilizar las herramientas máximas de cada uno para ponerlas al servicio de la comunidad y realizar el bienestar común, por eso hay que utilizar de cada uno lo mejor. Nosotros a veces no tenemos todas las capacidades, por eso hay que sostenerse en la fortaleza de un compañero y en el fútbol pasa lo mismo. Desde que hago deporte es muy difícil llevar esas experiencias a la política, lo que sí trato de hacer es no perder mi esencia porque tampoco lo hice como jugador, entonces eso es importante.



LT: ¿Y en las pasiones del fútbol y la política qué encontrás de parecido o diferente?

FD: Las pasiones no las tolero y no estoy de acuerdo porque desdibuja la realidad. Uno pierde coherencia cuando actúa irracionalmente. Los argentinos tanto en el fútbol como en la política, esas pasiones desdibujan, sacan de eje al pensamiento de cada uno y en política es triste, porque hay que tomar decisiones dejando de lado prejuicios y pasiones, porque son discusiones más amplia y detrás de cada decisión hay una comunidad que espera lo mejor y no me gusta que sea pasionaria, sino que sea más ideológico, más pensante y más abierto al pensamiento, porque es tan heterogénea la gente que está esperando y hay que ser racional. La verdad es que uno es pasional y nunca va a dejar de serlo porque nacimos en Argentina, nos criamos en una patria futbolera y la política va por ese camino, por eso hay que pensar y en la política hay que decidir razonablemente, porque cuando se quiere decir que se es peronista, kirchnerista o de algún lado es porque quiere separarnos desde otro lugar y lo que hay que separar es la política, porque el peronismo o el kirchnerismo trata de abarcar la unidad, la Justicia social, en cambio el neoliberalismo tiene otra forma de pensar y ahí hay que estar bien parado en un lugar y no es porque sea pasional.

LT:¿Esto incluye a la grieta de la que tanto se habla?

FD: Esa grieta es la diferencia entre una persona y otra, eso existió toda la vida. Yo nací en Navarro, acá fusilaron a Dorrego y estaba la división entre unitarios y federales. Eso hoy sigue pasando con la gente más preparada, con más tecnología y mucho conocimiento. Eso hace que una parte de la población que es la que estaba quedando afuera en nuestro país, con más del 60 por ciento de chicos pobres nos hizo pensar que si seguíamos con esa política era devastador y de este lado de la grieta, del pensamiento o la ejecución, porque somos personas que el país sale con todos adentro.

LT:¿Siempre fuiste apasionado por la política o te llamó la atención de grande?

FD: Siempre fui apasionado por querer servir. Desde muy chico, con mi esposa que es con la cual vivo, convivo y estoy enamorado, le dije que iba a ser intendente y que iba a ser jugador de fútbol, ese era mi sueño personal, porque pasé una infancia muy difícil donde no sé si me faltaba para comer, pero en más de una vez tuvimos que pedir con mi hermano y trabajar, además de saber lo que no era tener un par de zapatillas, abrigo un una ventana, eso nos costó mucho; por eso tenía ese sueño de poder llegar y después tenía ese sueño colectivo que podía devolverle con la política algo a muchos jóvenes.

Desde muy chicos con Gerorgina tenemos un merendero, siempre estuve vinculado a muchas insituciones de las cuales soy padrino y siempre traté de ayudar, porque mucha gente lo hizo conmigo. Me ayudaron a comer, a vestirme, a viajar y poder cumplir mi sueño, por eso quiero abrirle la esperanza a muchos jóvenes y que puedan cumplir su sueño. Las herramientas tenemos que brindárselas a todos, en la educación pública, para tener un oficio, para tener un oficio, trabajar y tener una familia, porque ayudar a soñar es muy lindo y desde chico mi viejo me enseño eso, porque si bien a veces faltaba la comida, siempre hubo gente que venía a comer a mi casa, a pasar navidad, año nuevo y con Georgina, mi compañera de vida, hemos pasado momento difíciles y nunca dejamos de ayudar y darle una mano a otro.

LT: Gracias al fútbol conociste varias ciudades de la provincia, ¿Qué es lo que más te gustó de esos lugares?

FD: Como conviví mucho dentro de los clubes, por ahí no te das cuenta de mucho. Cuando estuve en Tigre nos encantó, porque siempre pareció una ciudad adelantada, de cada ciudad siempre traté de ver las cosas lindas, muchas veces estando relajado después de jugar siempre presté atención a las plazas, los lugares, a la señalización, a las luces, a cómo vive la gente. Viví en Estados Unidos, en Venezuela, pero siempre Navarro fue mi lugar en el mundo, eso me lo inculcó mi papá que fue el medallista paraolímpico más grande que tuvimos en el país. Fue campeón mundial, viajó por todo el mundo y él siempre nos dijo que no había otro lugar como Navarro, yo mucho no lo entendía, porque cuando sos chico descreés y pensás que todos esos lugares no tenían comparación y hoy que soy más grande a mis hijos le inculco la misma frase de mi papá, que Navarro es el mejor lugar del mundo y no tiene nada que no tiene ningún lugar que es su tranquilidad, su gente. Es una ciudad resiliente, que ha superado muchos problemas climáticos como inundaciones o un tornado, en las ciudades que estuve traté de copiarme lo lindo para traerlo a Navarro, que está muy lejos, pero esas ciudades también porque como éste lugar no hay.



LT: ¿Qué experiencia recordás positiva y no tanto de tu recorridas como deportista?

FD: El ser deportista y estar en contacto con mucha gente te hace tener casi un sexto sentido de convivencia porque se comparte vestuario constantemente con distintas personas tanto en el éxito como en la derrota, se conocen personas y como se dijo anteriormente los hinchas son muy pasionales, entonces se comienza a tener un trato diferente y se sabe quien puede acercarse para bienestar propio o quien quiere hacerte daño. Socialmente se puede conocer, un presidente, un dirigente, o en el vestuario mismo, yo con 40 años convivía con chicos de 18 que tenías distintos sueños al mío.



En el fútbol la experiencia máxima que tuve fue ayudarme  a superar, a crecer, a tener mi casa, mi forma de vivir mucho más tranquila que cuando era chico y poder ayudar a mi familia a construir un futuro más certero, también a poder formarme como persona, como profesional, a respetar muchas normas, porque el deporte es respetar muchísimo y hay que tener mucha fuerza, porque el colorido de los partidos es muy distinto a lo  que atravesamos en la semana, por ahí no cobramos por muchos meses, frustraciones cuando no nos va bien o situaciones ingratas dentro de un club con la hichada o los dirigentes. Todo eso te hace crecer como persona y casi nada te sorprende, porque llega un momento en el fútbol argentino que fue muy crítico, muy difícil y todo eso es  una superviviencia. El fútbol me ha dado todo y yo le he dado todo porque como vine naturalmente no podría haber sido jugador y me tuve que esforzar muchísimo para crecer, para entrenar, para ser mejor y deje la vida por el fútbol. Hoy quizás alejado disfruto de muchas cosas, recuerdo otras. A veces me pongo triste porque no te preparás nunca para salir y eso es algo que se podría trabajar. Nosotros trabajamos de chicos para debutar, para crecer y ser futbolista, pero nunca hay un camino alternativo para dejar de serlo y eso que nos preparamos mucho, porque soy abogado y hecho muchos cursos, pero es difícil no ser jugador de fútbol de un día para otro. Yo por suerte formé mi familia y tuve un sostén increíble, pero también hay que aprender a dejar de serlo. Yo jugue hasta el momento que quise, porque me retiré de grande a pesar de tener algunas ofertas para seguir jugando, pero mi cuerpo ya no podía, pero hay chicos que a los 20, 25 o 30 años el fútbol los abandona y es muy difícil ser un exfutbolista.

LT: ¿Lo del Santiago "Morro" García te movilizó mucho? ( NdE: delantero de
Godoy Cruz que se suicidó a los 30 años y que estaba bajo tratamiento psiquiátrico.)


FD: Es muy triste, pero hay un gremio que es "Futbolistas agremiados" que ayuda mucho a los jugadores que les brinda una carrera, los ayuda a terminar el secundario, los ayuda con las cobranzas. A mi me ayudaron muchísimo y esa es la parte fea, porque mientras sos jugador de fútbol te crees que sos estrella, te hacen sentir así, pero nunca te preparás para lo peor que es no jugar más, lesionarte, pasar de ser un jugador titular a no existir o pasar a no tener prioridad para nadie. Si los jugadores atraviesan estos problemas es porque algo está fallando y tenemos que dejar de hacerle creer a la gente que somos un producto que después se desecha, porque atrás hay personas, familias y entonces hay que trabajar en eso.

LT: ¿Cómo te ves más adelante, en la política o el deporte?

FD: No me he detenido a pensar como me veo. Estamos en una situación muy difícil, atravesando la gestión municipal con la pandemia. Con el deporte voy a estar siempre vinculado porque nací deportista y con la política también, nuestra vocación es servir, de hecho lo hice antes de estar en algún cargo y muchas veces en mi pueblo gobernó la Unión Cívica Radical y he hecho partidos a beneficio, la comunidad de Navarro siempre me ha acompañado. Siempre voy a estar vinculado a la ayuda desde lo político y también al deporte porque es mi herramienta de vida.



LT:¿En tu familia también hay futbolistas?

FD:  Sí, Mercedes. Yo antes de retirarme hice un club de fútbol para que puedan jugar aquellos chicos que no tienen la posibilidad de probarse en otra institución por no tener dinero, por eso quise formar un club para que los chicos puedan divertirse. Hoy tenemos un merendero donde llegamos a tener casi 70 chicos y esa es una realidad bastante triste y no me jacto de eso. Ahí tenemos una escuela de fútbol femenino y masculino, ahí me ayudó Diego Barrado y mis hijas festejaron ahí sus cumpleaños y en vez de hacerlo con motivo de princesas o Barbie, lo hacían con el equipo de fútbol donde yo jugaba, sobretodo en los años de Quilmes, Mercedes o Martina generaron un vínculo con el fútbol. Mis cuatro hijas juegan, dos de ellas sueñan con ser jugadoras, así que trato de acompañarlas.

LT:¿Qué edad tienen?

FD: 15 tiene Martina que es melliza con Olivia, 12 tiene Mercedes, 7 tiene Amanda y 4 tiene Facundo. Mercedes y Martina tienen ese sueño y yo las voy a acompañar cuando crezcan, yo por irme muy chico perdí muchas cosas, como la infancia, jugar o divertirse con amiguitos, por eso quiero que sean niñas y adolescentes. De hecho muchas veces trajimos equipos a probar como River, que vieron a las chicas y les fue muy bien, pero todavía no es tiempo de soltarle la mano, y en el momento oportuno voy a ser el papá más orgulloso en lo que quieran ser, sea fútbolistas, quieran estudiar o trabajar. 



LT: ¿Miran fútbol?

FD: Nuca miramos fútbol nacional, ni internacional, solamente trato de ver a la selección, a los equipos por donde pasé o cuando juega algún amigo. Ellas miran mucho más, gritan mucho más que yo, les duele más y tienen condiciones naturales mejores que las mías por eso va a ser más fácil poder llegar y alcanzar su sueño. Yo quiero trasladar los sueños de mis hijas a los de cualquier hijo de Navarro en todas las áreas y por eso estoy en política. Y como son mis hijas las voy a estar acompañando.

LT: Facundo tenés una familia donde hay muchos futbolistas e incipientes vocaciones ¿Alguna de tus hijas te dice que le interesa la política, que quiere ser como vos intendente?

FD: Bueno, Mercedes en un poco parecida a mí. Siempre dice que quiere ser intendenta. Las más grandes, las mellis quieren ser veterinarias. Y por ahí Martina está con el tema de futbol. Amanda en algún momento dijo que quería ser artista. A mí me pasó mucho mamar lo que hacen tus papás, eso te refleja algo muy importante y por ahí siempre queda alguna semillita prendida que por ahí se puede sembrar.

A fin de año mi papá siempre invitaba a alguna persona, no sabíamos si teníamos para comer, pero siempre había alguien y sé que ayudaba muchísimo. 

Mi mamá también, trabajó en la Casa del Niño y en otros lugares que ayudaban mucho a los chicos. Con Georgina, tratamos de ayuda en todo lo que podemos. Por ahí, maman eso y por ahí les hace bien y quieren hacer como nosotros.

Con el tema del fútbol también vieron cómo es. Saben del esfuerzo que significa jugar al fútbol, así que no se la van a tener que contar. Saben lo difícil que es, no solamente llegar, sino mantenerse.

Pero bueno, lo que quieran ser, vamos a estar muy contentos de acompañarlas. Lo que sí van a tener que tener es una familia, un sostén, porque las cosas que yo quise hacer son muy difíciles, y si no tenés a un sostén que te ponga de nuevo en eje en situaciones difíciles, realmente se complica.

Porque cuando este tipo de cosas, la familia sufre un montón. Porque cuando hay una agresión de un hincha, una crítica de un periodista en el fútbol, o una agresión en la cancha, un insulto, se olvidan que hay una familia detrás y hay personas. Y en la política lo mismo, cuando creen que por una decisión uno lo hace para perjudicar a alguien, hay una reacción muy fuerte que hacen sufrir a los que están al lado. 

Yo les digo que lo que hago es en beneficio de la comunidad y que a veces no le puedo dedicar el tiempo como un papá normal.

LT: Pasando a preguntas más políticas, ¿En qué lugar de la política te ves en un futuro? ¿Te ves como para gobernador? como acá alguien que está viendo el vivo sugería.

FD: No, no. Tengo la suerte de conocer al gobernador. Y la verdad es que esos lugares, lo ocupan personas con mucha capacidad. Yo sé muy bien el lugar que puedo ocupar y hasta dónde da mi capacidad. En el deporte fue lo mismo. Yo supe que función pude cumplir y cuál no. Es como que yo en Quilmes hubiese querido ser Cauteruccio o Miguel Caneo, no me daba.

Yo me siento muy orgulloso de pertenecer a un equipo y pertenecer a ese equipo que lidera Kicillof, porque es como que nos llevan de la mano a nosotros. 

LT: Recién nos decías que conociste hace poco al gobernador. ¿Cómo es tu trato en el día a día con él y su equipo?  ¿Cómo evalúas la gestión?

FD: Cuando fui, quedé sorprendido y para bien. No solo del gobernador,  sino de sus funcionarios. Al ser muy nuevo, crees que no van a tener conocimiento sobre vos y no te van a poner en importancia, pero tuve la alegría de que me han recibido, me han deseado lo mejor. Hemos gestionado juntos, hemos tenido charlas personales, en donde me evacuan un montón de situaciones de lo cotidiano.

Ellos conocen a Navarro y han caminado conmigo las calles de la ciudad. También he conocido al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a quien conocí cuando jugué en Tigre.



La verdad que la política me recibió de una manera muy linda, parecida a cuando era muy joven y los jugadores de experiencia en el vestuario te reciben sin importar de dónde venís. 
Estoy cada vez más convencido que la sociedad eligió muy bien ante la problemática que estamos atravesando… las únicas personas que podían estar al frente, son las que están hoy. Porque sino realmente hubiese sido una catástrofe. Cada uno de ellos está pensando en cuidar la vida y también en la post pandemia, pese a que nadie se preparó para gobernar así. Así que estoy orgulloso de pertenecer al Frente de Todos.



LT: Y hablando precisamente del oficialismo, ¿Cómo ves al Frente de Todos en las elecciones que se avecinan? 

FD: Bueno, mirá, no quiero hacer ninguna frase hecha pero la verdad es que no estamos pensando en la campaña electoral. Tenemos otra campaña por delante, que es la campaña de vacunación. De anotar gente que se quiera vacunar, la campaña de poner la Argentina de pie.  
La verdad es que ahora no tenemos el tiempo para distraernos en eso, porque sino desatenderíamos una situación de vida. Si yo ahora pensaría en las elecciones, estaría descuidando la situación en el hospital local, en donde hay muchas personas que están muriendo y muchas personas que están contagiadas. Como así hay muchas personas en Navarro que están sin trabajo, que han tenido que cerrar sus negocios… entonces hablarle de política, no vale la pena. Nos conocemos todos en el pueblo. 

En el país creo que hay suficiente conocimiento como para saber quién puede estar a la altura de las circunstancias. Con todo lo que se viene haciendo, la gente va a decidir. Se sabe quién está trabajando para salir delante de todo esto y quién está en una campaña descalificadora, pensando quién tiene que ser candidato.

LT:¿Quién es para vos el mejor futbolista de la actualidad y quién es para vos el mejor político? 

FD: El mejor futbolista de toda la historia es (Lionel) Messi. En la actualidad y en toda la historia. Y el mejor político, hoy en día, es nuestro presidente. Es el capitán de nuestro equipo, es la figura de nuestro equipo y detrás viene cada uno de los gobernadores. Es él, porque le ha tocado uno de los peores momentos de la historia de nuestro país y está poniendo la Argentina de pie. 

Messi, parecido a esto. Es el mejor jugador, en el mejor momento del fútbol . No necesita ganar un mundial, la persona que rompe récords todos los días y hace 20 años que es el mejor jugador del mundo. Sin descontar que tuvimos a Maradona. Aunque creo que el fútbol se va superando día a día.

LT: Una pregunta difícil. ¿Si tuvieses que invitar a un asado a alguno de los dos, el mejor jugador de futbol y el mejor futbolista, a cuál elegís?

FD: Hoy lo invitaría a Alberto Fernández. Para que me ayudara en esta situación. Porque a Messi lo pude ver en un mundial, lo pude conocer personalmente. Y sé que en algún momento lo puedo ver y podemos conversar otras cosas. Pero sé que hoy me va a ayudar muchísimo más el presidente, a quien desde el primer día que lo conocí, supo quién era, supo de mi pueblo. Hace pocos días en la ciudad de Mercedes, charlamos personalmente, pero bueno, hay un montón de preguntas todavía. 

También me gustaría mostrarle mejor a mi pueblo, mostrarle mi familia. Me gustaría estar de la mano con él, hoy. Y también con Messi, porque ese asado sería imperdible. 

PING PONG 

Cristina Kirchner: Líder absoluta. Una leona.
Alberto Fernández: Una persona súper capaz y honesta… y con muchas convicciones.
Axel Kicillof: Una persona responsable, con muchas herramientas mentales.
Máximo Kirchner: También, un líder. 
Mauricio Macri: Un expresidente que ha tomado medidas tan drásticas (inaudible)… y una persona que no ha estado a la altura de las circunstancias para poder llevar adelante a nuestro país.
María Eugenia Vidal: También… una exgobernadora que pintó ser una persona y fue otra. Fueron políticos que hicieron las cosas bien, pero para un solo sector de la sociedad.