MáS PEDIDOS
30/06
A pesar del acomodo de fases, los intendentes del radicalismo meten presión a Kicillof
Los intendentes del radicalismo se reunirán con el gobernador Axel Kicillof, donde plantearán una serie de propuestas para acelerar las aperturas de actividades en los distritos del interior bonaerense
Los intendentes del radicalismo se reunirán con el gobernador Axel Kicillof, donde plantearán una serie de propuestas para acelerar las aperturas de actividades en los distritos del interior bonaerense, la mayoría con gobiernos locales de Juntos por el Cambio. En especial piensan en la presencialidad escolar.

El grupo de intendentes se reunirán mañana jueves con el mandatario provincial, que aceptó un pedido de audiencia que le solicitó, formalmente, el Foro de Intendentes de la UCR.

Según destaca la agencia DIB, los alcaldes van a plantear una serie de ideas para revisar los indicadores técnicos a partir de los cuales se define si un distritos está o no en zona de alarma epidemiológica (fase 2 en la nomenclatura provincial).

Hasta ahora, se usó el criterio de los 500 casos cada 100 mil habitantes y el 80% de ocupación de camas UTI. Los alcaldes creen que ese criterio, que funciona para el AMBA –se toma en su conjunto la totalidad de los distritos- no termina de ajustarse a la realidad del interior, por lo que plantearán alternativas al gobernador.

La cuestión ya había suscitado controversia política. Cuando la provincia anunció el pase de fase 2 a la más permisiva fase 3 de los municipios del Gran Buenos Aires, en su mayoría gobernados por intendentes oficialistas aunque con algunos opositores como Lanús, Tres de Febrero o Vicente López, hubo duros reclamos de Juntos por el Cambio. La administración de Kicillof siempre argumentó que no se trataba de una decisión política, sino basada en parámetros objetivos. Ahora, son esos parámetros los que lo alcaldes opositores busca superar.

En las últimas semanas, de todos modos, los dos distritos más grandes del interior, Mar del Plata y Bahía Blanca –ambos gobernados por intendente de PRO- pasaron a fase tres, por lo que pudieron volver a clases presenciales y se liberaron actividades económicas y sociales. Hoy, la provincia anunció el pase a fase 3 de 16 distritos más. Así, 86 están en esa instancia, 43 en fase 2 y 6 en fase 4.