RESTRICCIONES
01/07
Tras idas y vueltas, se definió el plan de aislamiento para bonaerenses que regresan al país
El ministerio de Salud bonaerense estableció hoy que deberán cumplir con el aislamiento obligatorio por el término de cuatro días en los hoteles o albergues habilitados para completar el aislamiento en sus domicilios declarados por el término de tres días adicionales. Además, se abrirá el registro “Hoteles y Establecimientos para la Gestión de la Pandemia".
El gobierno bonaerense pondrá en funcionamiento el artículo 3 de la Decisión Administrativa 643 de Jefatura de Nación que establece que los gobiernos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires pueden determinar lugares que servirán para realizar el aislamiento a quienes llegan desde el exterior, y resalta que los costos serán sumidos por el viajante.

Desde el gobierno de Axel Kicillof definieron la fecha de salida y llegada para hacer el aislamiento. A partir de este jueves 1 de julio rige la resolución bonaerense que durará hasta el 31 de agosto.



En ese sentido, se desprende de la información emitida en el Boletín Oficial que toda persona que salga del país a partir del 1 de julio tendrá que cumplir una cuarentena de siete días: cuatro días en un hotel de la provincia de Buenos Aires y tres en su domicilio.

Desa forma, la Provincia aclaró que el aislamiento obligatorio en hoteles será solo para quienes salen del país a partir de este jueves y no así para quienes ya se encuentran en el extranjero y regresarán al país en los próximos días o semanas, en ese caso, se irán a su casa.

A partir de este jueves también se abrirá el registro “Hoteles y Establecimientos para la Gestión de la Pandemia". Aunque según pudo saber La Tecla, hasta hoy no había mayores precisiones sobre cuáles serán los hoteles que se van a inscribir, en el Boletín Oficial se observó la recategorización de establecimientos hoteleros tanto en la ciudad de La Plata como en localidades del Partido de La Costa. 




Cabe resaltar que la provincia de Buenos Aires recibirá alrededor del 45% del total de los 600 viajeros que se permiten ingresar al país, producto de las restricciones fronterizas para evitar el esparcimiento de la variante Delta de Covid-19.

Asimismo, el aislamiento en hoteles lo realizarán quienes den negativo en el testeo de Ezeiza, desde allí se dirigirán a un hotel escogido por los propios pasajeros y que respete estrictamente los protocolos de prevención y cuidados.



Luego, desde el Ministerio de Salud bonaerense realizarán el seguimiento de las personas con médicos y enfermeros para resolver las situaciones pertinentes. En caso que no presentan síntomas, las personas que estén en hoteles podrán salir de sus habitaciones y mantenerse en el hotel por los cuatro días en los que transcurra la primera parte de su aislamiento.

Según indicaron desde el gobierno provincial, la decisión de tomar esta medida fue tras constatar que la semana pasada, y también la anterior, que del total de personas a las que se le hizo un seguimiento telefónico por haber reingresado al país, había un 40% no estaba cumpliendo con el aislamiento.



El gobierno bonaerense junto con la Dirección Nacional de Migraciones salió a fiscalizar casa por casa y observó que 4 de cada 10 personas que regresaron al país desde el exterior no estaban en el domicilio.

En los controles domiciliarios realizados entre el 15 y el 23 de junio los resultados sobre el cumplimiento fueron los siguientes: en La Plata el 69%, en Quilmes 77%, en Tres de Febrero 73%, San Vicente 72%, en Almirante Brown 60%, en Tigre 85%, y en Morón 69%.

En tanto que en Bahía Blanca los números del aislamiento de las personas que volvieron del exterior fueron muy bajos ya que se ubicaron en el 46%; mientras que en Mar del Plata, el 58% de las personas que se fue a controlar a su domicilio no se encontraban.



Qué es la variante Delta

La variante Delta causa preocupación dentro gobierno nacional, ya que la nueva cepa surgida en la India, está generando un fuerte impacto epidemiológico en Reino Unido, Rusia y Estados Unidos, y se estima que provocó un cambio en la proyección sanitaria de la Casa Rosada. 

De acuerdo al último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el Presidente decidió sumar restricciones en el control de las fronteras y limitar el ingreso de pasajeros al país. El cupo, que estaba en 2000 personas por día, se redujo a 600.

La variante Delta es muy contagiosa y según expertos podría generar una tercera ola de casos durante el invierno. Dentro del oficialismo, saben que está latente la posibilidad de que la nueva cepa rompa las barreras sanitarias nacionales y esto genere una nueva suba de contagios a partir de la circulación comunitaria del virus en el país.