VACUNA Y ROSCA
02/07
Otro día de "locura Pfizer": del "no" de los K y la bronca del macrismo al decreto de Alberto
"Es imprescindible que el gobierno nacional compre lo antes posible las vacunas de Pfizer para los menores con comorbilidades. Cada día cuenta para ellos y no podemos seguir sin dar respuesta a esa necesidad urgente", señaló Jorge Macri a través de un tuit. Fue luego que se conociera que Alberto Fernández firmaría un decreto para destrabar la situación. Antes, los K se habían negado al tratamiento de una reforma en la ley de vacunas en Diputados
Luego del reacción opositora tras el rechazo del kirchnerismo a las vacunas estadounidenses, se supo anoche que el gobierno nacional trabaja en los detalles finales del decreto que firmará el presidente Alberto Fernández para que puedan ingresar a la Argentina justamente las vacunas que se producen en el país del norte.

"Hoy evaluamos si hay que hacer una modificación en aquel marco normativo para avanzar con los contratos", dijo el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero . Y agregó: "Siempre hubo negociaciones, desde el primer día, con todos los laboratorios. Los estadounidenses exigían una normativa distinta. El presidente (Alberto Fernández) está evaluando resolverlo de una manera distinta, aún estamos trabajando en esta línea".

Así las cosas, el Gobierno avanzó en las últimas horas en la negociación con Pfizer, Johnson & Johnson (Janssen) y Moderna, así como también con autoridades de la Casa Blanca para destrabar un acuerdo con los laboratorios norteamericanos.

De esta manera, el Gobierno podría finalmente comprar vacunas fabricadas en los Estados Unidos y recibir la donación de dosis que la administración del presidente norteamericano, Joseph Biden, le hará a América Latina.

Una de las mayores necesidades hoy por hoy, y además casi el principal reclamo opositor en cuanto al Plan de Vacunación, pasa por Pfizer, ya que es de las pocas aprobadas para menores de 18 años. Es más, desde el Pro salieron a bancar una movida tuitera bajo el hashtag "Conloschicosno".

"Es imprescindible que el gobierno nacional compre lo antes posible las vacunas de Pfizer para los menores con comorbilidades. Cada día cuenta para ellos y no podemos seguir sin dar respuesta a esa necesidad urgente. Demorar la solución es dejarlos desprotegidos. #ConLosChicosNO", señaló, por ejemplo, el intendente de Vicente López, Jorge Macri. 

Por su parte, Patricia Bullrich, decía: "No tenemos vacunas para chicos con enfermedades graves ni segundas dosis. Aún así, el oficialismo votó en contra de cambiar la Ley de Vacunas. ¿Qué intereses esconde el Presidente y el Frente de Todos para no traer la de Pfizer? Ya lo dije: aquí hay algo oscuro y está a la vista".

Claro, un rato antes, tanto de las críticas Pro como de las versiones del decreto que cada vez se hicieron más fuertes, la novedad había salido del Congreso, más bien de la Cámara de Diputados. El bloque K se había negado a reformar la ley de vacunas. 

El bloque de Juntos por el Cambio presionó para votar el proyecto que elimina la palabra "negligencia" de la Ley de Vacunas -una de las trabas para el acuerdo con ese laboratorio- y otro para garantizar la vacunación de chicos y adolescentes con comorbilidades, pero el Frente de Todos bloqueó el tratamiento.

"No vamos a seguir cambiando las leyes todas las semanas si el laboratorio no da el acuerdo", explicó el presidente de la comisión de Salud, el oficialista Pablo Yedlin,y recordó que es el Ejecutivo el que está negociando para destrabar el contrato con la empresa.

La moción de apartamiento de reglamento -que necesitaba una mayoría de tres cuartos para avanzar- cayó con 122 votos en contra y 112 a favor.

El pedido de Juntos por el Cambio fue acompañado por los dos diputados de izquierda, los tres lavagnistas, el misionero Ricardo Wellbach y el rionegrino Luis Di Giácomo. Y junto al Frente de Todos votó el grueso del interbloque Unidad y Equidad Federal, los cuatro cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti, y Alma Sapag del Movimiento Popular Neuquino.

"El Kirchnerismo rechazó la votación para cambiar la Ley de Vacunas para que los más de 100.000 niños con enfermedades de base puedan recibir la ÚNICA vacuna autorizada en el MUNDO para estos casos (PFIZER). Votaron en contra. Increíble pero triste y real. Dorso de la mano con el dedo índice señalando hacia abajo", se quejaba el diputado Liuciano Laspina.

La síntesis del sentimiento amarillo la hizo el también diputado Waldo Wolff. "Zafarrancho institucional de un gobierno peligrosamente incompetente.  El mismo día que vota en contra en el congreso una ley en contra de reformar otra ley que obstaculizaba la llegada de Pfizer anuncia que lo reparará por decreto. Rompen todo", exclamó.