CANTARON 20
05/07
Una más: La Provincia volvió a postergar el canje de la deuda con los bonistas
El ministerio de Economía informó que el nuevo plazo vencerá el 23 de este mes, cuando nuevos grupos de acredores se sumaron a la demanda en los tribunales de Nueva York. El Gobierno espera "cerrar la brecha existente entre las posiciones".
La provincia de Buenos Aires volvió a extender el plazo para el canje de deuda, estimado en unos 7.700 millones de dólares, en medio de una serie de presentaciones judiciales realizadas en los últimos días por un grupo de bonistas.

Así, el ministerio de Economía bonaerense, que conduce Pablo López, realiza su prórroga número 20, llevando la fecha de cierre del Memorandum de Invitación hasta el 23 de este mes.

A través de un comunicado, la cartera sostiene que los acreedores tendrán tiempo para canjear sus bonos elegibles por nuevos bonos "hasta las 5:00 pm, hora de Europa Central, del 23 de julio de 2021, a menos que se extienda más o se cancele anticipadamente".

Al respecto, explicaron que "luego de un mes de acercamiento gradual entre los asesores de los bonistas y la Provincia, y en el marco de conversaciones tensas entre las partes, se abre un periodo de negociación bajo acuerdos de confidencialidad para poder cerrar la brecha existente entre las posiciones".

En concreto, el Gobierno provincial espera llegar a una solución a partir del a apertura de un nuevo ciclo de conversaciones restringidas, luego de que la Coalición de Tenedores de Bonos Provinciales de Argentina informase, horas atrás, que otro grupo de bonistas se habían sumado a la demanda por la deuda en default presentada ante los tribunales de Nueva York.

Como informó La Tecla.info, la oferta inicial del gobierno de Axel Kicillof a los bonistas para reestructurar la deuda bonaerense se presentó en abril del año pasado y se mantiene sin modificaciones, aunque en conversaciones restringidas el Ejecutivo mostró voluntad de hacer cambios a ese planteo original, que serán efectivizadas y comunicadas cuando se llegue por fin al acuerdo. 

La oferta fue eliminar la quita de capital, elevar los cupones de los intereses y disminuir de 13 a 11 años la vida promedio de la deuda. También el deudor se comprometía a dedicar pagos por casi 1.800 millones de dólares por encima de la oferta original al repago de los bonos bajo legislación extranjera en el período 2021-2030. Sin embargo, como el fondo inversor no aceptó, la propuesta se mantiene en los términos originales.