PASO
07/07
Qué lugar va a tener el peronismo no K en la interna de Juntos por el Cambio
Los movimientos para definir las listas de Juntos por el Cambio de cara a las PASO no cesan, y nombres como el del expresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, y el exministro de Vidal, Joaquín De La Torre, emergen como candidatos por su peso específico. Para quién jugará cada uno.
Muchos nombres pocos cargos. Esa es la premisa ineludible en cada cierre de listas y parece que esta vez no será la excepción para la interna de Juntos por el Cambio. La coalición que gobernó el país hasta 2019 quiere volver a hacerlo en 2023, y para llegar no deberá cometer los mismos errores, al menos así lo consideran sus interpretes.

El ex presidente de la Cámara de Diputados se iba a presentar para competir en las PASO, pero la irrupción del neurocientífico y el nuevo posicionamiento que busca ocupar la UCR sacudieron el tablero de la oposición.



Ya resuelta, no exenta de polémica, la lista en la ciudad de Buenos Aires, donde encabezará la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, en detrimento de la presidente del PRO, Patricia Bullrich, aún queda resolver cómo se van a dirimir los candidatos en la provincia de Buenos Aires.
 
El lanzamiento de la candidatura de Facundo Manes por el radicalismo bonaerense lo ubica en la arena electoral frente al candidato del sector moderado del PRO, Diego Santilli, actual vicejefe de Gobierno porteño.

En este escenario, Juntos por el Cambio no puede evitar una interna como sí pudo sortearla en Capital Federal, ya que la presencia del radicalismo con un candidato de consenso por un lado; y por otro la desconfianza al desembarco de Santilli en Provincia para que encabece la boleta desde un sector del PRO encabezado por Jorge Macri, hacen inevitable una interna real.



Aquí aparece el nombre de Emilio Monzó, quien ya dejó claras sus intenciones de posicionarse este año para luego buscar ser gobernador. El expresidente de la Cámara de Diputados deberá analizar en que espacio de la interna decide participar, ya que mantiene buen vínculo en ambos.

Según informan desde su entorno, gana fuerza la posibilidad de ser uno de los nombres en la lista que encabeza Manes y así ratificar su intención de competir este año. Mientras que desde el universo PRO, también le habrían ofrecido desempeñar un rol que tiene que ver más con sus antecedentes, que es el de armador.



En ese sentido, Monzó interpreta que con Facundo Manes al frente de la lista, la UCR puede realizar una interna competitiva y es en esta línea que podría dejar de ir con una lista propia y sumarse a la del neurocientífico.

El expresidente de la Cámara de Baja observa en Manes al político que necesita el partido centenario para federalizar el armado de Juntos por el Cambio, una definición que Monzó siempre busco internalizar en la coalición desde sus orígenes. Lo cierto es que por ahora sigue siendo precandidato encabezando la boleta del Partido del Diálogo.




De la Torre, más cerca de la lista de Manes

El exministro de Gobierno de María Eugenia Vidal, Joaquín de la Torre, anunció hoy que finalmente no dejará Juntos por el Cambio, pero criticó con dureza a Horacio Rodríguez Larreta y a Diego Santilli por la estrategia de postular al vicejefe de Gobierno en Provincia. En contrasentido, se mostró elogioso a la figura de Facundo Manes, que encabezará la lista del radicalismo.

En ese sentido fue que De La Torre admitió que evaluó la posibilidad de salir de Juntos por el Cambio, espacio al que llegó de la mano de Vidal, y se mostró cerca de formar parte del armado del exministro de Transporte de Cristina Kirchner, Florencio Randazzo, que encabezará en la provincia una lista por un espacio en el que  participan Graciela Camaño y Juan Manuel Urtubey.

Sin embargo, ahora parece que el exministro y también referente del Peronismo Republicano habría decidido quedarse en Juntos por el Cambio porque “hay cuestiones que me entusiasman a quedarme”, afirmó en declaraciones al diario La Nación.

De La Torre dijo que no comparte y que le da “tristeza” la decisión de Vidal de dejar de hacer política en la provincia que gobernó hasta hace dos años para volver a encabezar una lista en la Ciudad Autónoma.

A su vez, fue muy duro con Larreta y Diego Santilli, a quien se mostró dispuesto a enfrentar en las urnas. El vicejefe de Gobierno “a mostró torpeza. Entró a las patadas en la provincia”, aseguró  De La Torre.

De La Torre precisó que comparte coincidencias con el amplio arco de dirigentes que integran Juntos por el Cambio, desde la UCR, hasta el PRO pasando por el peronismo no K, siempre en resistencia al desembarco de Santilli en la provincia de Buenos Aires.

Algunos, como Maxi Abad,  Jorge Macri, Emilio Monzó o yo, la seguimos sosteniendo porque entendemos que es lo mejor para los bonaerenses”, sostuvo De La Torre respecto de la posibilidad de que la lista en Provincia debe encabezarla un bonaerense.

Algunos desde su entorno señalan que podría formar parte del armado de la lista de la UCR en territorio de la primera Sección, donde siempre estuvo referenciado el exintendente de San Miguel.
 
En ese plano, De La Torre admitió que charla con Jorge Macri y con Manes sobre qué sector interno apoyará en las elecciones de este año, pero se mostró mucho más elogioso con el neurólogo que encabezará la lista del radicalismo. “A la provincia le hace muy bien la incorporación de Facundo, quien ha demostrado mucha capacidad, dedicación y trabajo en su profesión. Además, tiene sensibilidad y vocación. En un momento donde la política está siendo muy cascoteada, Facundo es una buena propuesta”, aseveró.



La figura de Pichetto en la interna

El Peronismo Republicano es otro de los espacios aliados sin postura definida en el mapa bonaerense de Juntos por el Cambio. Miguel Ángel Pichetto es uno de los referentes de este sector.

Su armado, que integran dirigentes como Ramón Puerta o Miguel Ángel Toma, está en constantes reuniones para definir qué actitud adoptará en esta contienda. La falta de unidad en las listas bonaerenses es un punto clave para este sector, que analiza todas las opciones posibles: participar en la PASO bonaerense de Juntos por el Cambio, ir por afuera con una lista propia o, eventualmente, sumarse a la nómina de Santilli.


“Yo he sostenido que Juntos por el Cambio perdió una oportunidad importante de unidad. Se debería haber ratificado la candidatura a primera diputada nacional de María Eugenia Vidal y haber armado una lista de unidad”, reclamó Pichetto.