ENTREVISTA
08/07
Fernando Gray: “Cuando se hagan las listas vamos a ver si volvimos mejores o no”
Tras su cruce con Máximo Kirchner por la presidencia del PJ, el intendente de Esteban Echeverría espera ser convocado para hablar de las nóminas legislativas. Dice que no se va del partido porque "los que se tienen que ir son los que te vinieron a usurpar, no el dueño de la casa"
Fernando Gray sigue plantado en su cruzada contra lo que llama “la colonización del PJ”, que será presidido desde fin de año por Máximo Kirchner. A Gray le corresponde la presidencia del Consejo del Partido Justicialista bonaerense desde el 17 de diciembre de 2020 hasta el 17 de diciembre de este año, pero no asumió porque entendió que hacerlo “era incentivar más el conflicto y agravaba la crisis partidaria que, indudablemente, tenemos”. Acordó con Gustavo Menéndez que el merlense siguiera en la titularidad y trabajar en conjunto. 

El intendente de Esteban Echeverría no se guarda nada en esta charla con La Tecla. Reclama más diálogo y que haya una mayor pertenencia a la Provincia por parte de los dirigentes, a la vez que pide una discusión sobre la representatividad de los intendentes en el ámbito legislativo. Exculpa a Cristina de su pelea con La Cámpora por la comandancia del PJ. 

-¿Cuál es el debate que usted pide que se dé en el PJ? 

-Lo que pido en mi partido es que haya debate interno, que haya lugar para distintas corrientes. Hoy hay una corriente única, donde alguien dice algo y todo el mundo repite lo mismo, esté de acuerdo o no. Porque después se comunican conmigo por distintas vías para expresarme otra opinión. Eso no es ni debate, ni corriente, ni nada. Yo soy un dirigente que me he forjado con mucho esfuerzo, desde abajo, y lo que pido es respeto por las instituciones, por mi Provincia, por el país, por la forma de gobernar. Pido que nos escuchemos, que haya consenso, diálogo. En este momento estamos distanciados de sectores que históricamente siempre han estado en el campo nacional y popular, y ni hablar en el peronismo.

 -¿Por ejemplo? 

-El sector rural. Me duele muchísimo lo que sucede con el campo. Yo provengo de Maipú, y gran parte de mi familia está vinculada al ámbito rural. Para hablar del campo hay que conocerlo, vivir en el campo y sufrir lo que sufre el campo. No existe más la Argentina de los grandes es-tancieros y apellidos que vivían en Europa. Existen los peones, los chacareros, las pequeñas unidades productivas que tienen una rentabilidad, con suerte, del 2 o 3 por ciento anual. Yo trabajé en la actividad privada, en Telefe mucho tiempo, y con lo que ahorré compré unas vaquitas, y ahí entendí lo que era el campo, porque perdí todo. Me agarró una sequía y me llevó seis años recomponerme. Nosotros debemos recomponer la relación con el sector agroindustrial. 

-¿Qué no va a tener el PJ de Máximo que si tiene el PJ de Gray? 

-Creo que vamos a perder volumen. Ojalá no ocurra. La importancia del Frente de Todos es la diversidad y la amplitud; cuanto más diverso y amplio es, mayor apoyo electoral tiene. Cuando me, tocó como presidente del PJ, formar el FdT en la Provincia convoqué a todos los partidos, y hacíamos una foto todas las semanas con un partido del frente; y eso le daba volumen. Por ejemplo, si yo quiero fusionar Nuevo Encuentro con el PJ perdemos los dos, porque Nuevo Encuentro es otra cosa; es un partido muy importante del campo nacional y popular que nos aporta, pero no es el peronismo. Y acá pasa lo mismo. Hay una agrupación importante, respetable, con militancia y arraigo en determinados sectores (La Cámpora), pero al fusionarse con nuestro partido pierde la organización y vamos a perder nosotros. Lo importante hubiera sido que cada uno mantenga su independencia, su origen, y después unirnos en el Frente de Todos.

-¿Queda cooptado el partido?

 -Sí. Yo digo que vienen a colonizar el PJ. 

-¿Los partidos tradicionales tienen cabida en este momento, mantienen su importancia? Porque, prácticamente, no hay debate.

 -Yo estaba molesto con ciertas circunstancias. Mi primera molestia era porque, en el medio de una pandemia y de una grave crisis económica y social en Argentina y en el mundo, ponernos a discutir la interna del Partido Justicialista me parece totalmente fuera de lugar y fuera de agenda. Nuestra agenda tiene que ser la vacunación y la pospandemia, pensar cómo es la educación, la salud y el sistema productivo económico y social. Creo que el eje hay que ponerlo ahí, todo lo de-más nos distrae. Estuvimos discutiendo ocho meses y al final se hace lo que yo plantee en noviembre, que no se pueden cambiar las autoridades a dedo y hacer vencer los mandatos, porque hay que respetar la Carta Orgánica y la Ley de los Partidos Políticos. Dudo que la Cámara Nacional Electoral, que se tiene que expedir, diga algo distinto.

-¿Los partidos políticos están perdiendo su poder y esencia? 

-Porque pasa esto: ves una persona y a los dos años desaparece, aparece otro y también se va; entonces, la gente se aferra a los dirigentes territoriales como nosotros. ¿Quién existe? El intendente. La gente confía en el dirigente que ve. El desafío es ser serios, confiables y construir alternativas responsables. Hay que pensar la Provincia, hacer políticas de Estado. Hay que hacer una estrategia sanitaria, del sistema hídrico integral, y hacerlo participativo.

-¿Se siente traicionado por sus pares? 

-No, en absoluto. Tengo mucho afecto por las intendentas y los intendentes. Entiendo las relaciones políticas, entiendo cuando uno me llama y me dice: “Necesito dos votos para sacar la ordenanza fiscal y esos dos votos son de fulano, y aunque comparto lo que decís, en esta no te puedo acompañar porque si no, no tengo esos votos”. 

-Entre el on y el off, muchas veces hay diferencias enormes. ¿Los intendentes están cooptados por la caja? 

-No juzgo a nadie, pero me parece más honesto decir las cosas de frente y marcar que con tal comportamiento no estoy de acuerdo. No es honesto decirlo por atrás. Digo lo que corresponde en el ámbito que corresponde. Ahora, hay distintas actitudes. Sé lo que piensan gran parte de mis compañeras y compañeros, y sobre este tema sabemos lo que piensan. Cada uno tendrá sus razones, y las respeto, pero sé lo que piensan.

-Se viene el cierre de listas y vence el mandato de su diputada Fabiana Bertino. ¿Cree que lo van a van a consultar, que los intendentes tienen posibilidades de discutir sus lugares? 

-En nuestro distrito, siempre tuvimos internas, y a veces hasta me han metido una colectora por afuera. He tenido de todo. En el ámbito provincial y seccional dijimos, y yo adherí, que “volvimos mejores”; bueno, ahora cuando se hagan las listas vamos a ver si volvimos mejores o no. Vamos a ver el 24 a la noche. Si realmente volvimos mejores convocaremos a todos, les vamos a dar el espacio que les corresponde, o no, se charlará. Si eso no sucede, el 25 diré: “No volvimos mejores, no aprendemos más”. -¿Es optimista? -Soy optimista por el bien del país y de la Provincia. Hoy la oposición está enfrascada en las luchas de cargos, más preocupada por quién encabeza y arma las listas que en la agenda de temas. Tengo la obligación de ser optimista, por el bien de los argentinos, porque nos quedan tres años de gobierno por delante, que es muchísimo en una situación de crisis como esta. El Presidente va a dar un golpe de timón y el Gobernador le va a poner energía para que las cosas mejoren, pero esa reconstrucción se tiene que dar con diálogo, no con empujones. Después de una catástrofe como esta no podés venir con imposiciones.

-Bertino es parte del nuevo PJ. ¿Se cortó sola o lo consensuó con usted? 

-A Fabiana me unen muchos años de afecto, militamos desde que éramos chicos, y tiene que ver más con mis afectos personales que con mis relaciones políticas. La verdad es que Fabiana tiene una impronta, una trayectoria y años de trabajo. Yo escucho sus motivos y razones con mucho cariño y respeto.

CRITICA A LA POLITICA 
“Hay una falla dirigencial muy grave” 


-¿Por qué en el discurso que dio en el Congreso del PJ dijo que no lo iban a correr por Twitter? 

-Este tiempo me ha servido, en las pocas horas que tengo, para leer mucho. Leo medios del exterior y después, para dormirme, historia. Estoy releyendo la historia reciente y fundacional de nuestro movimiento, y uno ve el talante de los dirigentes y militantes que teníamos, que fueron perseguidos, que se tenían que exiliar con lo puesto, que fueron fusilados; y, sin embargo, eran dirigentes y militantes de firmes convicciones. Hoy el máximo arrojo que pueden hacer algunos es tratar de correrme por Twitter. Que el máximo hecho político sea apoyar o no a alguien me parece dirigencialmente muy pobre. Hay una falla dirigencial muy grave. Nunca voy a hablar mal de nadie, pero sí voy a defender las ideas, a mi distrito y a mi Provincia. -¿Por qué cree que no se defiende a la Provincia? -Porque permitimos cosas que ninguna otra provincia permitiría. Tuvimos recientemente una Gobernadora (Vidal) que está para el libro Guinnes. Una señora que fue vicejefa de la Ciudad de Buenos Aires pasa a gobernadora de otra provincia, sin escalas; y ahora está decidiendo si va a estar en la Provincia o vuelve a la Ciudad Autónoma. 

-Pero el peronismo también lo hace: Scioli, Kicillof… 

-De mi partido no doy nombres propios, pero pasa en todos los espacios y desde hace muchos años. Eso demuestra falta de pertenencia y arraigo. Cuando viene la campaña se ponen un piloto, unas botitas de goma y chapotean barro; y después desaparecen. Hay gente que hasta ganó elecciones y no apareció nunca más en la provincia de Buenos Aires. Eso no lo permito más; por lo menos, mi voz se va a escuchar.

PELEAR DESDE ADENTRO
“Se tienen que ir los que te vinieron a usurpar, no el dueño de la casa”


-¿Pensó en algún momento irse, formar parte de otro espacio? 

-Espontáneamente se ha formado un espacio, porque me llama muchísima gente, de mi partido y de otros partidos, que piensan como yo, que quieren una Provincia y un país normal; charlar, sentarnos, discutir si estamos o no de acuerdo. No hay por qué pelearse y enojarse. Entonces se ha formado una especie de corriente de gente que pensamos de esta manera. Entonces algunos dicen: “Que Gray se vaya del peronismo”. ¿Por qué me tengo que ir yo del peronismo? Es como si mañana entra un grupo de gente, te usurpa la casa y te dice que te vayas. Los que se tienen que ir son los que te vinieron a usurpar, no el dueño de la casa. Acá están invertidos los valores. Yo tengo un mandato hasta el 17 de diciembre de 2021, no me tengo por qué ir, porque tengo el orgullo de haber sido elegido por el voto de los afiliados. 

-Pero hay muchos peronistas que no están contenidos en el FdT. Por ejemplo, ¿qué relación tiene con Randazzo? 

-Yo agradezco todos los llamados que he recibido. Me han llamado figuras muy importantes de la política, del justicialismo, de la oposición. Pero creo que las peleas se dan por dentro. Porque piense distinto no me voy a ir del PJ, no tengo por qué irme de mi partido por pensar distinto. El sistema republicano funciona con disidencias, pero acá se ha instalado que hay una voz única y el que no piensa igual se tiene que ir. Y esto se ha naturalizado. ¿Por qué me tengo que ir, cuando he sido elegido por los afiliados? Yo dije en el Congreso del partido que si alguien cree que hago algo mal, me llame y lo charlamos; estoy dispuesto a escuchar a todos y a todas, pero no me voy.


RELACION CON LA VICE 
“Cristina nunca se metió en la interna del Partido Justicialista” 


-¿Ha hablado últimamente con Cristina Fernández? 

-Hace unos meses que no hablamos. La última vez hablé más de una hora y media. Y digo hablé porque me dejó hablar a mí; y eso es lo bueno de Cristina, que ha madurado mucho, escucha a la gente. Te llama no para hablar ella sino para escucharte, y habla muy bien de ella como dirigente política. Después no le pedí una reunión, porque, en rigor, Cristina nunca se metió en la interna del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. Es más, siendo yo presidente me ha dicho: “En eso no me meto, lo tienen que solucionar ustedes”. Es algo muy positivo de ella no inmiscuirse en las cuestiones partidarias, porque está por encima de eso. Me parece una situación incómoda meterla en una cuestión en la que ha tenido la altura y la nobleza de no inmiscuirse.
Ella nunca hubiese permitido un destrato semejante como el que hemos sufrido en estos meses, innecesario. En algún momento voy a hablar y le voy a decir lo que pienso. Voy a decir algo que le dije a ella: yo ya soy mayor de edad, porque hace más de 20 años que estoy en este proyecto; entonces creo que después de 20 años puedo hablar. 

-¿Quién manda: Alberto o Cristina? 

-El que debe gobernar es el presidente de la Nación. Obviamente, Cristina tiene una personalidad potente, fuerte, una impronta enorme, y da su opinión; pero el que tiene la última palabra es el que gobierna. Los responsables políticos son el Presidente y el Gobernador. Obviamente que la opinión de Cristina es importantísima, pero la decisión es de ellos.

CAMBIOS PROFUNDOS
“Tenemos que repensar todo el sistema electoral y de representación” 


-¿La necesidad de recursos condiciona a los intendentes a la hora de jugar políticamente?

-Nos condiciona tener poca autonomía. Nosotros tenemos que pedir autorización para todo. Gano la elección y si al otro día quiero sacar un crédito para comprar móviles policiales tengo que pedir permiso. Entonces, ¿para qué me votaron si no puedo comprar cinco patrulleros? La falta de autonomía condiciona la gestión. En el mundo se habla de gobernanza local. La base de la administración son los gobiernos locales, que son los que miran los ciudadanos. Ese gobierno necesita tener más recursos porque tiene más responsabilidades, y más autonomía. Además hay una subrepresentación legislativa del territorio. 

-¿Y por qué perdieron representación territorial en la Legislatura?

-Las cámaras legislativas necesitan tener representación del territorio, para expresar lo que el territorio dice. Yo estuve diez años sin tener un legislador, y en una elección saqué el 63 por ciento de los votos. Ese legislador que yo no tenía lo tenía otro, ¿ese otro tuvo el mismo caudal de votos? Hay que poner las cosas blanco sobre negro, y tiene que haber una representación acorde a la presencia territorial de cada uno. 

-¿Se solucionaría con la boleta única? 

-Tenemos que repensar todo el sistema electoral y de representación. No es el momento, por la circunstancia extraordinaria de pandemia que tenemos, pero es algo que hay que dar. Así como las elecciones, si hay que pegar todas las boletas de Nación, Provincia y Municipio en una lista sábana o hacer elecciones distintas. Después de la pandemia hay que repensar todo.

GESTIÓN
Iniciativas para la pospandemia


“Mientras vamos atendiendo la pandemia debemos trabajar fuertemente en la pospandemia, en el tema comercial, industrial y productivo de la Provincia”, dice Gray, y enumera una serie de medidas que piensa implementar en su distrito, catalogado hoy como líder en la instalación de empresas de logística y distribución. 

“Para la pospandemia hemos propuesto que a toda empresa que venga o que ya esté en el distrito y contrate mano de obra local, por dos años no le vamos a cobrar ninguna tasa. Trajimos la Universidad Tecnológica Nacional para formar mano de obra que pueda insertarse en esas empresas, con carreras pensadas en base al perfil productivo que marcamos para el distrito”, cuenta. Agrega: “Desde el punto de vista sanitario, el centro de rehabilitación municipal va a hacer hincapié en las enfermedades respiratorias y en fortalecer el tema de la salud mental, porque van a quedar secuelas muy graves. Vamos a fortalecer los puntos de conexión en los barrios para que haya mayor acceso a la tecnología”. Para el alcalde, el gran desafío es “ver cómo logramos generar empleo para que millones de argentinos empiecen a salir de los programas sociales y tengan empleo genuino. Todos somos responsables de eso”.

SUCESION
“Hay tres o cuatro personas que pueden seguir con nuestro proyecto”

-En San Isidro preparan a Macarena Posse; en San Fernando, a la hermana de Juan Andreotti. ¿Hay sucesor en Esteban Echeverría para el 2023? 


-Somos un equipo diverso y amplio. Por ejemplo, mi jefe de Gabinete es del radicalismo (Miguel Angel Urchipia), y para mí es fundamental, porque me da amplitud y diálogo con otros sectores. En mis listas de concejales, siempre va alguien del radicalismo, y compañeros de organizaciones. El subsecretario de las Adicciones es el referente del Partido Comunista local. También hay del socialismo y sectores del vecinalismo. Eso nos permite articular un espacio, conformar un equipo, y me da mucha tranquilidad. Hay tres o cuatro personas que tranquilamente pueden seguir con nuestro proyecto. 

-¿Magadalena Goris es una de ellas? 

-Ella, además de ser mi mujer y la mamá de mis hijos, y a quien quiero muchísimo, asumió la enorme responsabilidad de poner el hombro cuando las elecciones legislativas no venían bien. Ahora está presentando un proyecto para que todos los chicos tengan acceso a las netbooks y se autorice que una parte del Fondo Educativo se utilice para que los municipios podamos comprar netbooks y permitir un mayor acceso a la educación. Es una persona muy comprometida, que trabaja el tema social con perfil bajísimo.

 -Teniendo un espacio tan amplio, ¿qué le provoca que un dirigente de La Cámpora, como Horacio Pietragalla, esté caminando el distrito? 

-Me encanta que vengan los funcionarios nacionales. Yo quiero que todos los ministros y funcionarios estén en el territorio, como estábamos en el gobierno de Néstor, con ese nivel de compromiso. Yo me formé en esa escuela, donde no había horarios. La gente te reconoce con el trabajo, y tenés que estar. Y estar no es venir de paseo, es estar todos los días, en las buenas y en las malas. Eso, la gente lo reconoce; ahora si venís un toque, fotitos, redes y ya está, eso no tiene consistencia.

LA RELACION CON LA PROVINCIA
“Debo rescatar que no se mezcló nunca la gestión con la política”

-De 1 a 10, ¿cómo manejó la Provincia el tema de las restricciones y la pandemia?


-Todos juzgamos, pero no es fácil manejar esta historia. Axel está poniendo todo, ha centralizado todo en la pandemia, con un equipo integrado por el doctor Gollan y el doctor Kreplak que hace un esfuerzo importante. Todo el gabinete está enfocado en esto. En el medio de la crisis, uno no puede opinar sobre cómo se gestionó la crisis, eso lo veremos en el tiempo. En mi gestión, seguramente hay cien cosas que se pueden hacer mejor, pero hay que estar en el momento, con la situación. Se está vacunando. Están poniendo todo lo que se puede poner en esta pandemia. 

-¿Y alcanza? 

-Todo es perfectible, pero creo que están haciendo un esfuerzo inmenso. 

-¿El tema del PJ afectó su relación con la Provincia? 

-No, en absoluto. Ni con la Provincia ni con la Nación. Yo trabajo con todos y consigo recursos con todos. No solo con este Gobierno, también he trabajado con los gobiernos de la oposición. Estoy llegando al 76 por ciento de cloacas, y voy a llegar al 90; para eso he trabajado con infinidad de dirigentes y con distintos gobiernos. Debo rescatar que no se mezcló nunca la gestión con la política.

REELECCIONES Y MAS LUGARES 
“Falta legítima representación entre territorio y espacios legislativos” 

-¿Qué piensa de la idea de revisar la re-reelección de los intendentes?


-Creo que es un tema que está fuera de agenda. Estamos a 20 días del cierre de listas y ya es un hecho consumado que los legisladores, concejales y consejeros escolares que tienen dos mandatos no pueden ser reelegidos. Punto. Me parece que en este momento, la discusión no tiene sentido. 

-Los lugares, a veces se ganan y otras veces se ocupan porque hay alguien que los dejó vacíos. ¿Los intendentes dejaron lugares vacíos o se los dejaron ganar sin pelearlos? 

-Esa es la discusión que empecé en mi partido y la que voy a dar. Espero ser convocado para antes del 24, y si no es así, la daré el 25. Qué sectores estamos dentro de este frente político, qué representación tenemos cada uno y qué representación deberíamos tener. Creo que no hay una legítima representación entre territorio y espacios legislativos, y esa es una responsabilidad política nuestra. Después, cuando se vota un presupuesto provincial, impacta directamente sobre los municipios. Tener o no un legislador es importante.