LA TECLA MAR DEL PLATA
16/07
La militancia disidente, un signo de la crisis de los partidos
Partido Fe irá con el Frente de Todos y el Socialismo con Juntos por el Cambio. Pero su militancia marplatense tiene otros planes. El caso de Tercera Posición.
Vía: La Tecla Mar del Plata


El cierre de alianzas dejó un escenario particular en General Pueyrredon, en un reflejo de la crisis de los partidos y la dispersión programática que se vive hacia el interior de muchos de ellos. Finalmente, se confirmó que Partido Fe integrará el Frente de Todos, mientras que el Partido Socialista alimentará Juntos por el Cambio; sin embargo, su militancia marplatense tiene planes muy distintos a los de la orgánica.

Una de los casos más resonantes es el de Partido Fe, el espacio impulsado desde UATRE y referenciado con el fallecido Momo Venegas. Tras ir a elecciones con Juntos por el Cambio en 2019 no se llegó a la sucesión presidencial que ya tenía resuelto el salto al Frente de Todos. Esa perspectiva se afianzó durante 2020, donde su diputada provincial Natalia Sánchez Jáuregui se alineó al gobierno de Kicillof, al igual que dl diputado nacional Pablo Ansaloni.

Pero el cambio de rumbo dejó heridos internos, principalmente en la Quinta Sección. El primero en romper fue el intendente de Necochea, Arturo Rojas, quien armó un espacio propio, Nuevo Necochea. La sangra también llegó a Mar del Plata, donde el concejal Nicolás Lauría no solo se mantuvo en las filas de Juntos por el Cambio sino que aumento su relevancia: este año pasó a presidir el bloque Vamos Juntos, el más ligado a Montenegro; e incluso llegó a ser intendente interino durante los tres días en que el jefe comunal se tomó licencia por el fallecimiento de su padre.

Las elecciones de este año siempre emergieron como la fecha de vencimiento de una convivencia interna entre Fe Mar del Plata y la orgánica provincial y nacional, pese a que hasta estas fechas Lauría se muestra en público como referente del partido.


El que sentenció el nuevo escenario fue el presidente del partido en la provincia, el intendente de San Pedro, Cecilio Salazar: “No van a poder representar al partido en Juntos por el Cambio”, aseguró en una nota con La Tecla Mar del Plata que generó fuertes repercusiones en la estructura municipal. Sin chapa partidaria, caen las acciones de Lauría y su mentor y suegro Daniel Luna.

“Desde un principio acompañamos al intendente y lo seguiremos haciendo”, consignaron fuentes locales de Fe a este medio, donde prefieren no entrar en mayores polémicas. Lo cierto es que la chapa, como adelantó Salazar, pasó al Frente de Todos.

 


Dentro y fuera de la grieta

Un escenario parecido pero con mayor complejidad se vive en el Partido Socialista, que este año tiene el desafío principal de conservar uno de sus últimos bastiones en el país: el rectorado de la Universidad Nacional de Mar del Plata con la candidatura reeleccionaria de Alfredo Lazzeretti.

Tras las elecciones partidarias de este año, el partido que con Alfredo Palacios supo tener el primer diputado socialista de América Latina quedó con una distribución interna de fuerzas que auguraba tensiones conforme se acercaran las elecciones. La conducción nacional quedó en manos de Mónica Fein, desde donde se impulsa una tercera vía a la grieta, mientras que en la Provincia y CABA triunfó el sector liderado por Roy Cortina, legislador porteño alineado a Juntos por el Cambio. En tanto, la conducción marplatense –en manos de Pablo Zelaya Blanco- responde a la línea nacional.

Finalmente, el Partido Socialista firmó para integrar Juntos en la Provincia de Buenos Aires, en una decisión adoptada por el Consejo Provincial, presidido por el platense Emiliano Fernández y controlado por el sector que apuesta a pararse del lado amarillo de la grieta.

“NO es NO. El Socialismo Bonaerense debe perseverar en la construcción de una Alternativa de futuro para la Pcia. Con militancia y coherencia seguiremos, desde cada territorio, ese camino”, castigó desde Twitter el marplatense Jorge Illa, N°2 de Fein en la orgánica nacional (es secretario general) y perdedor de la interna bonaerense.

Precisamente, desde Mar del Plata es que se encabeza la resistencia a la conducción provincial. A comienzos de este mes, incluso Illa mantuvo un encuentro con Randazzo para avanzar en el armado de Vamos con Vos.

Otro caso, al igual que en Partido Fe, done la militancia marplatense irá por su propio camino, en rebelión contra las decisiones de la orgánica. En este caso, al menos, cuentan con el respaldo de la estructura nacional.    

 


Segunda posición en Tercera Posición

Una de las novedades del cierre de las alianzas fue la incorporación de Tercera Posición, de Graciela Camaño, a Vamos con Vos, el armado randazzista. Pero otros son los planes en La Feliz, donde su concejal Mercedes Morro viene de incorporarse al bloque montenegrista Vamos Juntos. A fines de junio también incorporó su primer funcionario al gobierno: Damián Arregui fue designado director coordinador en la Secretaría de Cultura.

La situación igualmente es distinta a la del PS y Fe, ya que en este caso la movida dispar tiene aval del partido.