PASO A LA VISTA
30/07
Interna: más allá de los cruces con Manes, siguen los chisporroteos en el mundillo Pro
"Tengo decidido mi voto, voy a votar a Diego Santilli, soy Presidente del PRO, sería muy berreta decir que no voy a votar a Santilli", soltó anoche el intendente de Vicente López, y como él mismo dijo, presidente del Pro de la provincia de Buenos Aires. A lo que agregó: "Si Vidal hubiera venido a la Provincia, sería más fácil, pero ya está".
La interna entre el Pro y la UCR suma todos los días un nuevo capítulo. Claro, lejos están los muchachos de cumplir con ese endeble pacto de no agresión. A la primera de cambio, Facundo Manes tira algún que otro palo, y los amarillos le responden fuerte, sin vueltas. Por caso, ayer, el neurocirujano radical dejó en claro que él no había sido parte de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Antes, por ejemplo, Elisa Carrió, soltaba: "Manes está mintiendo. En Juntos por el Cambio tenemos una regla que es no mentirnos. Podemos tener discusiones pero todos tenemos amistad política. Este señor miente descaradamente”, aseguraba Carrió al ser entrevistada en Radio Rivadavia, en referencia a los dichos del postulante radical respecto a un ofrecimiento suyo para ser candidato a vicepresidente.

Palos van, palos vienen. Así están tanto de un lado como del otro. Pero no es todo. En el Pro, adentro, también hay malas vibras. No con cuestionamientos tan profundos ni duros, pero sigue habiendo cruces, sobre todo por el lado del macrismo puro, del jorgemacrismo si se quiere, que luego de bajar su nombre de la compulsa, no quedó del todo contento. 

"Tengo decidido mi voto, voy a votar a Diego Santilli, soy Presidente del PRO, sería muy berreta decir que no voy a votar a Santilli", soltó anoche el intendente de Vicente López, y como él mismo dijo, presidente del Pro de la provincia de Buenos Aires. A lo que agregó: "Si Vidal hubiera venido a la Provincia, sería más fácil, pero ya está. Ahora discutimos quién es 1 y quién va a ser 3, nada", completó.

Cabe recordar que la gran pelea de Macri pasaba y pasa de cara 2023, por la necesidad de salir a la cancha con candidatos bonaerenses. En síntesis, basta de porteños en la Provincia. Tal vez nunca lo dijo así, tan contundente, pero seguramente no le faltó mucho. Incluso, soñando con ser el sucesor de Kicillof, dijo que quiere un Gabinete lleno de ministros que antes hayan sido intendentes de la Provincia. 

Volviendo a los cruces, un día antes, el ex diputado provincial de Vicente López y armador seccional, César Torres, también había dicho lo suyo. "Hola! Pasé por acá a dejarles un brevísimo mensaje. Todos los que integramos el espacio político electoral 'Juntos' deberíamos prometernos que en estas elecciones PASO, solo discutiremos ideas, proyectos y como controlar al kirchnerismo en el congreso nacional y la legislatura", expresaba el vicentelopense. 

"Construir consensos, dialogando, no faltarnos el respeto ni operarnos en medios o redes, el gran desafío es en Noviembre, donde todos y cada uno de los que queremos un país y una provincia distinta, convenzamos a otros ciudadanos que tenemos mejores ideas que el actual gobierno", continuaba Torres.

Y en el último tuit, sí, ahí venía el palo. "Ya las listas quedaron cómo quedaron y algunos hicimos lo que pudimos y otros algunos lo que quisieron, pues, hagamos honor al nombre del espacio y Juntos recuperemos la nación y la provincia!", completaba el alfil de Jorge Macri en la Primera.