"SANO Y SALVO"
30/07
Julián Weich luego de superar el Covid: "No soy antivacuna"
"Aquí estoy sano y salvo" fue como comenzó el conductor su video en sus redes sociales, donde contó su experiencia con la enfermedad y agradeció a sus seguidores por tantos mensajes y oraciones. Además, dejó en claro su postura sobre la vacunación. Mirá
Después de la polémica que se generó con su contagio y tras haber recibido el alta médica, tras permanecer internado en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento, Julián Weich, reapareció en las redes sociales y habló con sus seguidores sobre su experiencia con el coronavirus. Además, dejó en claro su opinión respecto de la vacunación y anunció que pronto se reincorpora a sus programas.

Anoche, a través de un video de Instagram, el conductor habló con sus seguidores y contó cómo atravesó la enfermedad. Además, agradeció por todos los mensajes de buena onda y con mucha "energía" y por toda la gente que se preocupó por su salud. " “Me agarró un COVID-19 leve, donde no había ningún problema, y de repente ‘te ponemos un poquito de oxígeno en una bigotera para que te recuperes más rápido y vuelvas a tu casa’. Pero no volví más”, narró Weich.

El conductor agradeció la atención que recibió por parte de todo el personal de la salud y aclaró que siempre estuvo "al tanto de lo que estaba pasando. Fue un proceso de sanación bastante rápido", sostuvo y aclaró: "Nunca la pasé mal, no había nada que me hiciera asustar y por eso pude pasar de una manera más íntegra." También contó que durante su internación escuchó "los reclamos de los trabajadores de la salud, todo mi apoyo para ellos".

Por otro lado, Julián aclaró: "No soy antivacunas" y afirmó que tenía que el turno pero por problemas personales no pudo ir a vacunarse y a los cinco días comenzó con síntomas. "Así como venía pregonando, me tocó a mí que yo me cuido y cumplo todas las reglas de protocolos. Estoy muy bien, gracias, gracias, gracias".

En su reflexión recordó una charla con su compañera Maby: "Es como haber estado en tu propio velorio. Ves quién va, quién no va, quién saludó, quién no saludó. Es una situación rara, pero es como haber estado en tu propio velorio". Además, concluyó: "También me pasa que pienso en los que no tuvieron la chance de salir adelante. Eso me da bronca, pena, injusticia. Tenemos que honrar a todos los que no pudieron salir, cuidándonos a nosotros, vacunándonos, haciendo las cosas bien."