LA TECLA PATAGONIA
08/08
Santa Cruz: ¿Ruptura o estrategia? La novela que se vive en el FDT
Como no sucedía desde hace años, el kirchnerismo en Santa Cruz pierde a un hombre y clave y genera preocupación de cara a las elecciones legislativas. Sin embargo, la jugada podría ser parte de una estrategia para dividir más al voto de la oposición. Conspiración o verdad, lo cierto es que el Frente de Todos sufre una crisis y todo indica que se agrandará todavía más hacia el 2023
Vía La Tecla Patagonia

En Santa Cruz, nadie quiere hablar sobre la ruidosa salida del dirigente petrolero Claudio Vidal dentro del Frente de Todos. El silencio nace desde las filas que conduce la gobernadora Alicia Kirchner, pero también de los propios seguidores de Vidal, que prefieren instalar una campaña sin demasiada contienda hacia sus viejos compañeros y compañeras.
 
Lo cierto es que –a las claras- el oficialismo sufrió una dolorosa ruptura, que podría traducirse en votos. Aun así, en esta primera fase de la campaña electoral, pareciera existir una especie de pacto de no agresión entre ambos bandos. El tiempo dirá si la actitud “Zen” podrá continuar o los rencores y críticas terminarán de agitar las aguas en el peronismo santacruceño.
 

 
“POR LO MENOS HASTA ACÁ”: UNA TEORÍA CONSPIRATIVA CON CADA VEZ MÁS PESO
 
Pero, la salida de Vidal dentro del Frente de Todos abrió dos posturas: mientras desde la oposición aglutinada en el frente Cambia Santa Cruz (antes Juntos por el Cambio), abonan una teoría conspirativa; tanto el oficialismo como los integrantes del partido Somos Energía para Renovar Santa Cruz (SER), hablan de “diferencias” que fueron creciendo y terminaron de explotar.
 
Aun así, las razones no fueron demasiado desarrolladas por el dirigente petrolero. En una carta concisa y concreta, Vidal se despidió del FdT y a partir de allí, se concentró en la campaña electoral sin volver demasiado sobre los motivos de su portazo.
 
En diálogo con La Tecla Patagonia, uno de sus voceros explicó que –principalmente- la decisión del sindicalista tuvo que ver con un “destrato” y “desprecio” a las propuestas que planteaba dentro del oficialismo. Aunque parece haber más.
 
“No fuimos escuchados. Se nos rechazó sistemáticamente lo que planteábamos, entre ellos muchos proyectos que querían aportar ideas para salir de esta pandemia”, explicó el allegado.
 
Uno de esos, por ejemplo, fue la instalación de un Camión móvil y sanitario que había ofrecido Vidal para recorrer los pueblos del interior de la provincia, hisopando y controlando los contagios de coronavirus. El oficialismo nunca lo quiso poner en funcionamiento, sin argumentar demasiado por qué. Eso –explican- muestran que de fondo “no hubo una disputa de poder, sino cuestiones que se sumaron y fueron erosionando la relación”.
 
Sin embargo, desde el vidalismo dejan abierta una puerta: “Esas son algunas de las razones de por qué nos alejamos… por lo menos hasta acá”, sostienen, en relación a estas elecciones. De ahí lo que desde las filas de la UCR plantean: creen que Vidal jugó solo para quebrar todavía más el voto de la oposición y que de esta manera, la crítica hacia el kirchnerismo surja de un “fuego amigo”.

La teoría, un tanto intrincada, considera además que “es una estrategia para volver juntos en 2023”.
 
De todas formas, desde el partido SER sí hay algunas diferencias sustanciales con las formas del oficialismo. Sinceran que están “cansados” de la grieta y creen que ese constante ida y vuelta de agresiones, “no ayuda” a “sacar adelante a Santa Cruz”.
 
“Puertas adentro Vidal siempre dice que nos pasamos los últimos 15 años discutiendo qué modelos funcionan, pero lo único que se ha hecho es intentar imponer uno. Eso paraliza cualquier solución para la gente”, manifiestan.
 
  
 
BELLONI, EL OTRO ACTOR QUE TODAVÍA CONSERVA EL FDT
 
A todo esto, hay otro dirigente que completa el cuadro completo dentro de las internas y disputas que existe en todo el peronismo de Santa Cruz. Se trata del intendente de El Calafate, Javier Belloni. Uno de los referentes que ya se animó a jugar electoralmente por la Gobernación y que –ya promete- volverá a replicar en 2023. Esta vez con todo el peso de su gestión.
 
Tras la salida de Claudio Vidal en el Frente de Todos, muchos consideraron que era la primera jugada de cara a un posible acercamiento a las filas de Bellonismo. Pero de eso, poco y nada parece ser cierto hasta ahora.
 
“Belloni es un personaje muy complicado. Eso implica que haya un cierto recelo con La Cámpora y Kolina”, le responde a este medio desde la zona Vidal.
 
Creen que su última elección, en donde arrasó con más del 70 por ciento de los votos, lo ubica como una de las figuras de mayor preponderancia en el peronismo de la provincia. Pero le reprochan un acompañamiento inmutable para con la gobernadora.
 
“Si uno escucha al bellonismo, en el fondo Alicia y Quiroga tenían la posibilidad de construir un frente de todos real y la verdad es que nunca hubo lugar”, opinan.  En tanto, desde las filas del intendente, se despegan de Vidal.
 
“Belloni no tiene nada en especial para decir sobre Vidal y la decisión que él tomó. Esta claro que el entendimiento que hacemos sobre esta elección es diferente. Belloni va acompañar a Gustavo González porque tiene un alto sentido de responsabilidad política, en tanto es el elegido por el espacio que conducen a nivel nacional el compañero Alberto Fernández y la compañera Cristina Fernández de Kirchner”, le contestó a LTP el Secretario de Gobierno y vocero del intendente, Pascual Casal.
 
Desde la óptica del mandatario de El Calafate, lo que se juega en este momento “son las manos para representar los intereses de Santa Cruz” en el congreso nacional y creen que el gobierno nacional actual “se ha hecho eco de los reclamos de los santacruceños”. “Eso nosotros lo defendemos y acompañamos”, opinan.
 
“Las diferencias con el gobierno provincial son las que ya hemos expuesto, pero Belloni sabe que no es eso lo que se está discutiendo en este momento, y es una disputa que daremos en 2023”, clarifica Casal.



HOSTILIDADES CON EL INTENDENTE DE VIDAL

Un capítulo aparte podría mostrar que las diferencias entre el FdT y el vidalismo, no son solamente roces y se transforman en conflicto real. Se trata de las tensiones que ocurren al interior del municipio de 28 de noviembre, gobernado por el único intendente que responde a las órdenes del dirigente sindical: Fernando Españón.

A comienzos de este mes, el jefe comunal quedó nuevamente en la mira del Concejo Deliberante, que a pesar de estar integrado por miembros del Frente de Todos, pidieron su remoción. Es porque el sábado pasado habilitó "la fiesta del recuerdo" en el Polideportivo municipal extendiendo el horario de circulación - por fuera de la normativa provincial- y con expendio de bebidas alcohólicas, cuestión prohibida por ordenanza. 

No fue el primer escándalo en el que estuvo involucrado el Intendente. Hubo varios hechos en el último año. Españón fue denunciado luego de que echara a una integrante del COE local, en medio de un confuso episodio, que derivó en la denuncia de la mujer contra el Intendente por violencia de género. En noviembre pasado,  debió despedir a Carlos Fuentes, su secretario de Gobierno debido a la realización de un concurso de Asadores donde se habría vendido bebidas alcohólicas y donde no se habría respetado el distanciamiento. 

Otro episodio se dio en abril de 2020, Daniel Morales, hermano del intendente Fernando Españón, fue detenido circulando alcoholizado, sin tapabocas y durante la madrugada, violando la cuarentena. También fue denunciado por los ediles por el aumento que dispuso a la planta política del municipio. 
 

 
PARA EL KIRCHNERISMO, LA SALIDA DE VIDAL “NO FUE SORPRESIVA”

 
Finalmente, ¿Cuál es la mirada que sostienen desde el Frente de Todos de cara a las elecciones?  ¿Puede la salida de Vidal complicar sus aspiraciones de dominar la elección y sumar mayoría en el Congreso?
 
Nadie del gobierno santacruceño quiere hablar hasta ahora, aunque algunos de sus dirigentes máximos le confían a este medio que la ruptura de las relaciones entre el oficialismo y Vidal, viene de larga data.
 
“Esto viene desde hace más de un año y medio. En todo este tiempo él habló mal del gobierno provincial y le marcó errores constantemente. No fue sorpresivo”, responde uno de los referentes que participó en el armado de la lista oficial.  
 
A parte de eso, creen que desde el partido SER “no evalúan todo lo que dijeron” y lo remarcan como un “error político”. “Creen que todo lo que han manifestado fue normal y la verdad es que no lo fue”, explican.
 
Pero como si fuera poco, desde el oficialismo el suman otra versión a las aspiraciones electoralistas de Vidal. Si la oposición consideró que su salida fue en realidad una estrategia consensuada y pensada entre ambos sectores del peronismo, desde Gobernación analizan que en realidad el dirigente petrolero podría no terminar asumiendo en su cargo de diputado nacional, si llega a conseguir votos como para llegar al Congreso.  Ese lugar sería para el ex gobernador de la provincia, Sergio Acevedo.
 
“La verdad es que hay un fuerte rumor de que él no asumiría en caso de llegar a conseguir la banca. Creo que Vidal no quiere abandonar su rol de dirigente sindical en Santa Cruz”, explica el vocero del oficialismo.  Y agrega una comparativa: “Belloni no jugó porque sabía que un fuerte traspié electoral, le podía complicar sus pretensiones para el 23…”.
 
Algo que –dejan a entender- podría ocurrirle al líder del partido SER.