NOTA DE GRAFICA
19/08
De la Torre: "Hay que salir de la pelea entre El Calafate y La Recoleta"
El primer candidato a senador por la Primera sección de Juntos por la línea Dar el Paso habla de la confianza que le genera Facundo Manes para quedarse con el triunfo en la interna y en las generales. La campaña y sus proyectos para el Senado
Joaquín de la Torre se ilusiona con el efecto que provoca Facundo Manes en la sociedad. Mientras tanto, el primer candidato a senador provincial por la Primera sección electoral de Juntos por la línea interna Dar el Paso habla con La Tecla de la campaña, los desafíos del futuro, por qué está en ese espacio y qué proyectos tiene para llevar a la Cámara Alta. 

-¿Cómo ve que se ha iniciado la campaña? 
-Como toda campaña, que arranca un poco a los tumbos, despacio. Estamos en el medio de una pandemia, que, de alguna manera, condiciona la velocidad de la misma y el interés de la gente. Como la está pasando mal, la gente le pone poca atención a la política. 

-¿Cuál es el mensaje que están llevando ustedes al electorado de la Primera sección? 
-Lo primero, que lo venimos haciendo desde febrero, son reuniones en casas con seis a diez personas, escuchando, tratando de determinar bien cuáles son sus necesidades, y después planteamos una propuesta. Queremos revitalizar aquel viejo sueño que hizo grande a Argentina, que es el sueño de “mi hijo el doctor”, que tenía dos herramientas: el trabajo y la educación pública. Hay que volver a buscar una educación pública de calidad y volver a buscar al trabajo como motor de la dignidad de la persona y de su posibilidad de ascensión social. Esas dos cosas más el programa de seguridad, que ha hecho famoso San Miguel, que se llama “Ojos en Alerta”, porque vemos que la seguridad es otro de los temas con los cuales la gente está preocupada. 

-¿Por qué dice que ese programa exitoso? 
-En San Miguel hemos resuelto en los últimos ocho años no el ciento por ciento del problema, pero hemos bajado el 65 por ciento los delitos como robo y hurto automotor y de motos, y los homicidios. 

-En una entrevista anterior con La Tecla dijo que su idea era construir un espacio distinto, que diga cosas distintas. ¿La alianza de su espacio peronista con la Unión Cívica Radical expresa eso? 
-Creo que estamos en camino a serlo.

 -¿En qué basa esa afirmación? 
-En que está conformado por un gran número de intendentes y de personas que vienen de la política a las que se les agregan personas que no vienen de la política, como Facundo, que están dispuestas a decir y hacer cosas distintas, que nos van a agregar una mirada diferente. Si seguimos haciendo lo mismo, la Argentina va a estar cada vez peor. Si no tenemos la capacidad de innovar, de cambiar, de atender cuestiones que tienen que ver con la modernidad y con la necesidad de un país distinto, va a ser muy difícil que lo logremos. El mismo medicamento que no ha traído la solución, no la va a traer de nuevo. Si no tenemos la capacidad de incorporar soluciones distintas, no vamos a mejorar la situación de la gente. 

-Manes dijo: “No creo en la avenida del medio, yo creo que es por arriba”. ¿Coincide? 
-Nosotros hablábamos de la tercera vía. Creo que una de las cosas que debe lograr la Argentina es salir de la pelea entre El Calafate y la Recoleta. Si no logramos salir de esa pelea es un negocio que favorece a dos pero que perjudica a los otros 45 millones de argentinos. 



-Usted dice que Facundo Manes es un patriota moderno. ¿Por qué? 
-Porque ha salido de la comodidad personal, del lugar de prestigio, para embarrarse en la política y para dar una mano, porque, claramente, tiene una mirada parecida a la que tenemos todos respecto de cómo está la nación y su gente. El que sale de su comodidad para involucrarse a riesgo personal, claramente es una persona que está preocupada por el bien común, es un patriota. No está pensando en su situación personal sino en el todo, y eso lo pone en un gran lugar. Por otra parte, es el candidato que, como le habla a más cantidad de gente y agranda la oferta electoral, más posibilidades tiene de ganar en noviembre.

-¿Confía en revertir los números que dan las encuestas actuales? 
-Creo que con el 25 o 30 por ciento de indefinidos, ninguna encuesta de hoy es sensata. Por otra parte es gracioso que los encuestadores que han fallado por diez o doce puntos en las dos últimas elecciones hoy anuncien resultados como si hablaran con una gran certeza. 

-La línea interna Dar el Paso tiene varias expresiones políticas, no solo la UCR, pero Facundo Manes habla mucho del radicalismo. ¿Eso no le molesta? 
-No. Lo que me molestaría, que además hablaría mal de mí y de todos nosotros, es que las pequeñas diferencias que puede haber entre unos y otros las pusiéramos por delante de la construcción de una solución colectiva, que es lo que necesita el país. Si la Argentina estuviera bárbara, las pequeñas diferencias las podemos marcar, pero así como está, lo que tenemos que hacer es dejarlas de lado. Y entre personas que hemos caminado y vivido en la Provincia durante mucho tiempo, si nos ponemos a hacer esto no estamos a la altura de la solución que hay que dar. 

-¿Manes puede ser candidato a Presidente? 
-Eso lo va a decir el tiempo. El tiene esa vocación y tiene la capacidad, después, el tiempo dirá si tiene la habilidad política. 





Virtudes y diferencias
“Facundo Manes es una persona que amplía la oferta electoral”


-¿Qué le provocó que, finalmente, María Eugenia Vidal prefiriera irse a la Ciudad? 
-Tristeza. El afecto no se cambia de un día para el otro. Yo le tengo cariño y ella lo sabe. Además es algo que no le conviene a ella. No me gusta que la gente hable mal de ella. 
-¿Y qué lo motivó a quedarse en Juntos cuando había dicho que si Vidal se iba a la Ciudad usted se alejaba del espacio? 
-Lo que yo decía era que quedaba en libertad; que iba a acompañar a María Eugenia si ella estaba en la Provincia, y si ella se iba yo quedaba en libertad de acción. Y entiendo que la figura de Facundo soluciona, dentro de Juntos por el Cambio, muchas de aquellas cosas que yo veía que eran inconvenientes. Por ejemplo, Facundo es una persona que amplía la oferta electoral y le habla no solamente al votante histórico de Juntos por el Cambio sino también a un votante que por ahí no es el voto definido del espacio, pero es un votante que se necesita para ganar la elección. 
-¿Qué tiene Facundo Manes que no tiene Diego Santilli? 
-Muchas cosas. Sin duda es una persona que ha mostrado en su trayectoria privada un gran éxito. Tiene la imagen de no haber nacido en una cuna de oro sino de haber construido él su carrera con gran éxito. Y después tiene la valentía de salir a la comunidad actual para ir en busca de un trabajo en forma conjunta y simultánea con un montón de gente para plantear esta Argentina que nos desvela a todos. El sale de su comunidad y, con una actitud patriota, se involucra buscando la solución de la Argentina. Esto no es menor, es una gran diferencia. Por otra parte nació en la provincia de Buenos Aires, que tampoco es menor. 
-Pero, sea como sea la elección interna, van a tener en la lista un candidato que viene de Capital.
-Yo voy a haber hecho todo para que eso no suceda.
 


Campaña y demás
“Tenemos como tarea final ganar en noviembre, no perder por poco”


-¿La gente compró el plan de vacunación y se olvidó de la economía y la inseguridad?
-Lo que va a evaluar la gente, como siempre, son las ofertas electorales, que van a condicionar muchísimo el voto. Y todavía no está muy claro lo que va a pasar en noviembre. La vacunación ha tenido sus inconvenientes, y hay personas que están muy enojadas y otras que están contentas. Eso también tiene mucho que ver con la famosa grieta. 
-Ya que estamos con la grieta y con la interna, ¿no cree que la campaña ha tomado un tono demasiado confrontativo? 
-No. Me parece que están aquellos que quieren agrandar los problemas y aquellos que los quieren achicar. Yo soy una persona que cree que las discusiones tienen su parte positiva y que las internas, lógicamente, enfrentan a personas que no tienen miradas iguales; entonces es lógico que haya discusiones. No creo que sea un problema la discusión política, creo que es lo que permite construir soluciones superadoras. La no discusión o la negación de las diferencias, lo que hace es achicar los espacios, no agrandarlos. 
-¿Cree que es posible cerrar filas después de la interna, gane quien gane? 
-Creo que es una obligación. Nosotros tenemos como tarea final ganar en noviembre, no perder por poco.




Futuro senador
“La Legislatura tiene mucha deuda con la sociedad”


-¿Qué espera usted de la Legislatura? 
-Creo que la Legislatura tiene mucha deuda con la sociedad. Entre otras cosas espero poder conseguir mejorar el nivel de la elección de los políticos, que a mi entender es con boleta única de papel. Hay que mejorar la división de funciones entre la Provincia, la Nación y las municipalidades, que se puede hacer con una buena ley Orgánica de las Municipalidades, que respete la reforma constitucional del ‘94. Y creo que rápidamente debemos ordenar y achicar todas las cuestiones sobre la superposición de tareas que existen entre los tres niveles del Estado, que hace que el ciudadano, muchas veces, se termine quejando en un lugar respecto a tareas que le corresponden a otro; entonces, nadie se hace cargo de los problemas. 
-¿Esos van a ser sus temas en el Senado? 
-Creo que hay que cambiar estructuralmente los problemas que durante tantos años les han hecho tanto mal a los vecinos de la Provincia, y eso tiene que ver, justamente, con tener un Estado antiguo y no moderno. Necesitamos un Estado más eficiente, que solucione en serio los problemas, no que esté presente cuando fracasa por ser ineficiente. Por eso hablo de la reforma de la Ley Orgánica y del voto en boleta única de papel; y después establecer el modelo de seguridad de San Miguel en toda la Provincia, con “Ojos en Alerta” y algún otro programa que tiene que ver con eso. El tema de la atención de la primera infancia, que es una necesidad imperiosa, porque hemos comprobado que cuando los chicos llegan a sala de 5 ya tienen problemas y diferencias entre los que más y menos tienen. Eso hay que arreglarlo antes, porque si no terminamos condenando a la gente a diferencias que tienen que ver con el lugar donde nacen y no por sus méritos.



Campaña
“Como Facundo es una persona disruptiva abre las puertas más fácil”


-¿Usted va en la Primera sección por los votos que dejó huérfanos Sergio Massa?
-Nosotros vamos en busca de todos los votos; por supuesto que primero los que son de Cambiemos, y después los que están afuera. Facundo es el candidato ideal para conseguir eso. 
-¿Qué palpa en las recorridas que hace con Manes? 
-Primero, que él genera una gran empatía, tiene una gran capacidad de escucha. Y después, que la gente, cuando lo conoce, lo quiere votar. Todavía nos cuesta mucho eso, pero cuando lo conoce, lo quiere votar. 
-¿La campaña, por diferentes motivos, entre ellos la pandemia, es distinta de otras? 
-Sí, es distinta; es más lenta, y el descreimiento de la gente sobre la política en general hace que sea más áspera y difícil. También es verdad que como Facundo es una persona disruptiva, en esta campaña abre las puertas más fácil. 
-¿Es disruptivo solo porque viene de afuera de la política? 
-Porque viene de afuera de la política y porque dice cosas distintas. 
-¿La campaña de contacto es la que se impone en estos momentos? 
-Creo que son todas las cosas. Nosotros, que venimos del territorio y tenemos eso como costumbre, es lo que más hacemos, pero está claro que sin redes, sin temas tecnológicos, de televisión y de medios se hace muy difícil, porque las reuniones son acotadas en cantidad de gente y en tiempo. La pandemia limita la cantidad y los lugares.




Descontento social
“Hay que cuidar a los que dan trabajo y a los que trabajan”


-¿Palpa en la calle el descontento de muchos ciudadanos con la política? 
-Por supuesto. 
-¿Y por qué cree que se da? 
-Porque no hemos traído soluciones, porque la gente está cada vez más pobre. En la Argentina hay cada vez menos trabajo y más pobreza. 
-¿Y cómo se revierte? 
-Haciendo un modelo de país de desarrollo. Apostando al desarrollo, al trabajo y a la producción. Hay que cuidar a aquellos que dan trabajo y a aquellos que trabajan. Hay que mejorar la calidad de la educación pública. En San Miguel hicimos unos estudios en los últimos cinco meses y miramos la consecuencia de muchos años de desidia. La pandemia ha agravado, pero también nos ha mostrado en un espejo la situación en la que estábamos y veníamos escondiendo bajo la alfombra. Hemos usado muchas veces a los chicos como conejillos de indias de programas y cuestiones pedagógicas que han fracasado en el mundo y que nosotros las usamos pensando que traíamos la magia que nos iba a redimir. Y tenemos chicos de segundo y tercer grado del segundo ciclo que no comprenden lo que leen y escriben palabras con cierta dificultad. 
-¿Qué le provoca que haya gente que se quiera ir porque no ve perspectivas de futuro? 
-Tristeza, mucha tristeza. Cuando éramos chicos y teníamos la posibilidad de tener el pasaporte de la doble nacionalidad, mi padre siempre se enojaba y decía: “El único pasaporte que yo quiero para mí y para mi familia es el azul (DNI)”. Es el pensamiento con el que fui criado; entonces, cuando mis hijos por ahí me plantean esa posibilidad, me genera mucha tristeza. A mi padre le hubiera dolido.